Blogger: Cuarta Publicación

Posted on


BLOGGER

CUARTA PUBLICACIÓN:

SINGULAR PERSONA DE GUSTOS EXTRAÑOS.

15/MARZO/2010.

 

 

 

 

 

 

No es que mi paciencia sea poca, es que en realidad la gente olvida a veces que la paciencia tiene un límite.

 

 

El día que conocí a JaeJoong, en realidad no lo recuerdo. De repente un día y ya éramos amigos, los mejores y creo que tal vez nunca dejaremos de serlo, y no me arrepiento de ello. Bueno, por lo menos no todo el tiempo.

 

Eh… Bueno, al menos no se lo expreso a cada momento.

 

Ok, he llegado a la conclusión de que debo acallar un poco la voz de mi brutal sinceridad.

 

 

Como sea, el punto es que algunas veces las cosas no salen como uno planea y a eso me he acostumbrado demasiadas veces en mi vida, por lo menos desde que conocí a Kim JaeJoong, pero a su modo, estar con él es divertido.

 

Hasta aquel día en que de verdad, quise golpearlo.

 

 

 

 

 

—Quiero que seas mi pareja.

 

 

Escupí la poca leche fría que había bebido durante el almuerzo y JunSu rápidamente golpeó un poco mi espalda, observándome con sus grandes ojos y gesto de preocupación en el rostro. Como si en verdad, no hubiera dicho algo malo.

 

 

—¿Has perdido la razón, JunSu?

—¿Por que? ¿Qué tiene de malo?

—¡¿Cómo que tiene de malo?! ¡No puedo ser tu pareja!

 

 

Y si, ¿Han escuchado de ese maravilloso momento cuando a TODO el mundo le da por callarse justo en el momento menos adecuando haciéndote revelar y vivir momentos verdaderamente vergonzosos?

 

Pues eso ocurrió justo hoy.

 

JunSu asintió apenado ante los demás como pidiendo disculpas mientras continuaba dándome unas pequeñas palmadas en la espalda, muy seguramente para desquitarse de mi imprudencia. Y de algún modo yo sabía que lo merecía.

 

 

Prontamente todos volvieron a lo suyo, supuestamente, por que el lugar se repleto de murmullos y para la sexta hora; Mi nombre y el de JunSu estaban en boca de absolutamente todos, incluyendo a los profesores.

 

 

—¿Tenías que gritar?

—Me exalté ¿De acuerdo? Estoy en todo mi derecho.

 

 

JunSu rodó los ojos con algo de exasperación, pero luego de me dio un pequeño golpe en el brazo con una sonrisa en los labios, entonces supuse que todo estaba bien. Hasta que nos levantamos y Park YooChun me empujó.

 

Por suerte la mesa estaba cerca y logré sostenerme de ella. ¿Desde cuando el cuerpo de Park es el de un mastodonte que no ve por donde camina y se estrella con lo que le de la gana?

 

 

—JunSu, JunSu… Mira que has bajado tus estándares.

 

 

Él se apoyó en la mesa, mirando a JunSu directamente a los ojos y con esa sonrisa que parecía que en realidad se estuviera burlando, y eso no era bueno. Pero en realidad no me importaba, aunque la risa de HeeChul, y la sonrisa de Siwon me incomodaban.

 

¿Saben que es extraño?

 

Que yo de alguna manera sea parte de la conversación, pero aún así me ignoren por completo. Ah, bueno. Cuando menos así no tengo que afrontar amenazas de alguna admiradora loca de JunSu.

 

 

—Que rebaje o no mis estándares no es problema tuyo, YooChun.

—Tienes razón, ahora tengo otros… Asuntos en los que ocuparme.

 

 

¡Oh, por Dios! Mis ojos han fallado ¿O justo en el momento en que YooChun hizo una pequeña pausa miró a JaeJoong?

 

Yo solo vi a mi amigo servirse un poco del almuerzo en su bandeja y luego regresé hacía YooChun quien sonreía perversamente mientras JunSu arrugaba el entrecejo. JunSu se levantó y enfrentó a Park, acercando sus rostros demasiado.

 

…Desde esta perspectiva puedo decir que se ven realmente bien juntos. Ambos populares, ambos lideres de su séquito. Había una química extraña entre los demás. Serían una buena pareja.

 

Si es que no se odiaran tanto, claro está.

 

 

—Piérdete, YooChun.

—Como ordene el señor.

 

 

YooChun hizo un pequeño gesto y se marchó con una sonrisa burlona en el rostro junto a Siwon y HeeChul. Yo fui ignorado por completo, a JaeJoong se le cayó su pudín de la bandeja y JunSu estuvo de mal humor probablemente por media hora más.

 

Si, así de interesante y divertida es mi vida.

 

(Nótese el sarcasmo)

 

 

 

 

 

 

—¡Eres un idiota!

 

 

Jaejoong no aguantó la risa y apenas tapó un poco su boca mientras reía a carcajadas semi apoyado en el casillero junto al mío, yo únicamente suspiré y continué buscando mi tarea de la clase de inglés.

 

 

—Oye lo dijo muy en serio. Yo que me iba a imaginar que hablaba de ser una pareja para su clase de interpretación artística.

—Bueno, y entonces… ¿Aceptaste?

 

 

Cerré el casillero apoyándome sobre él y abrazando el libro de inglés con la tarea dentro.

 

 

—No, no soy bueno cantando o bailando o haciendo lo que JunSu vaya a hacer. Además él esta seguro de no ser bueno para nada de eso. Así que si yo no soy bueno y él tampoco, eso sería un desastre. Es mejor que busque a alguien que sepa lo que hace, para que cuando menos lo aconseje un poco.

 

—Mmh… Tienes razón.

 

 

JaeJoong pareció pensarlo por un largo rato mientras miraba el techo fijamente y parecía recordar algo, JaeJoong sonrió de una manera que nunca había visto y por un momento me provocó escalofrío tanta felicidad de su parte.

 

 

—Hace unos días cuando estábamos en la casa de Siwon… ¿Recuerdas?

—¿Cómo olvidarlo? Me llevaste hasta allá, pero me ignoraste por completo hasta que salimos del campo de acción de Park YooChun.

 

JaeJoong rió un poco y yo únicamente rodé los ojos, empezando a caminar.

 

—YooChun dijo que para la graduación, debido a que es un conservatorio especializado en arte tenemos que montar un número atractivo expresando sea cual sea nuestra habilidad. ¿Has pensado en que hacer?

 

—Ni por un segundo, no soy bueno en el canto, ni en el baile. Digamos que estoy algo así como jodido.

—¿Cómo puedes decir que no eres bueno ni cantando ni bailando? ¿Lo has intentando alguna vez al menos?

 

 

Y yo odiaba cuando JaeJoong mostraba todo su ímpetu optimista.

 

 

—No lo he intentado, pero las personas como yo…

 

—Odio, cuando le pones etiquetas a las personas, incluso cuando es a ti mismo. Eres grandioso ChangMin, de todos nosotros, de todos en este conservatorio, eres él único que en realidad creo que puede lograr todo lo que se proponga.

 

 

Me detuve, por que yo sabía que ese grandioso estado de ánimo en JaeJoong solo podía provenir de una cosa, o alguien, o cosa, no estoy muy seguro de que tipo de definición usar con Park.

 

 

—Espera un momento JaeJoong.— Lo tomé por el brazo y él me regalo una amplia sonrisa. –Ten mucho cuidado con Park YooChun, él puede ser muy peligroso cuando se lo propone y no es ningún estúpido créeme, que finja que lo es, no quiere decir que lo sea.

 

—¿A que te refieres?

 

—Park YooChun trama algo. ¿No se te hace raro que de repente deje de lado a JunSu? Cuando todo el mundo sabe que buscaba salir con él como fuera, y que además todo eso representaría un gran punto a su favor debido a la popularidad que se manejan.

 

 

—YooChun no es como todo el mundo cree.

—Oh, por Dios… Ya te tiene en sus manos. ¿Verdad?

—¡YooChun no me está manipulando!

 

—¿Te ha besado?

 

 

JaeJoong se alejó un poco, con sus ojos muy abiertos, como si estuviera analizando la situación. Y es que JaeJoong es inteligente, solo que a veces se ciega demasiado cuando en realidad quiere algo.

 

Y ese algo en este momento es YooChun.

 

Desvió un poco la mirada y suspiró.

 

 

—…No.

 

—Pues lo hará, así que por favor abre los ojos a tiempo. No se lo que planea pero viniendo de él no puede ser algo bueno. Y menos cuando nunca en su vida te ha hablado y ahora de repente parece interesado en ti.

 

 

Volví a caminar, sabiendo que dejaba a Jaejoong atrás, consciente de que había sido quizá hasta cruel. Pero después de todo, soy su amigo y merece la verdad, y conozco a JaeJoong, si se lo digo con bonitas y adornadas palabras. No entenderá.

 

 

 

 

Pueden llamarlo Karma.

 

O pagar por ser cruel, aunque no lo haya hecho intencionalmente.

 

 

Pero justo a unos metros de entrar a mi salón vi a MinHo. El hermano menor de Siwon, apoyado en la pared cercana a la entrada, con una gran sonrisa en sus labios y jalando de la chaqueta a JoongHyun.

 

Conversando de algo, que en realidad no alcanzaba a escuchar. Los miré por unos segundos, su sonrisa y la de él, en su momento que parecía pertenecerle solo a ambos, la mayoría comenzó a entrar y yo supuse que el profesor estaba cerca.

 

 

Habían pocas clases que compartía con MinHo, y esta era una de ellas, él se sentaba del otro lado del salón, junto a sus amigos entre risas y conversaciones simples. JoongHyun no asistía por suerte a ninguna a la que yo asistiera.

 

Y quizá era mejor así.

 

Mantener a MinHo de algún modo lejos, era lo más fácil. Por que era algo así como mi punto débil, dentro de mi cómoda y aburrida vida.

 

 

 

 

 

 

—Solo digo que si nos esforzamos quizá hagamos algo asombroso.

—Y estas empezando a perder la razón, JunSu. Y ya deja de insistir.

—De acuerdo no cantemos. Bailemos. ¡Pero hagamos algo!

 

 

Me detuve, justo antes de que JunSu pudiera agregar algo más y suspiré.

 

 

—JunSu tienes suficientes amigos que te pueden ayudar con eso.

—Pero tú eres él único inteligente.

—De acuerdo, no sé si eso es bueno o malo y tampoco me interesa. Pero ya deja de insistir. Tú y JaeJoong se parecen demasiado en eso.

 

 

JunSu realizó un pequeño puchero, siguiéndome aún, agarrando mi brazo y cuando vi a JaeJoong girar en una esquina. Supe que mi paciencia estaba a punto de acabar.

 

 

—Hey… Traigo buenas noticias.

—¿Te vas a mudar de ciudad?

—Tan chistoso, Min. No es eso.

 

 

Me dio un pequeño golpe en la cabeza y miró a JunSu con una gran sonrisa.

 

 

—Tengo a la persona perfecta para ti, Su. ¿Conoces a Yunho, cierto?

—¿YunHo? Por supuesto.

—Perfecto, él es un gran bailarín. Uno de los mejores, incluso está ayudando a MinHo, el hermano menor de Siwon. Supongo que si se lo pides te puede ayudar.

 

 

—¿YunHo baila?— JunSu pareció recuperar la sonrisa en sus labios y yo pensé que me había desecho de él. —¡Eso es más que perfecto! Podemos decirle que nos entrene para una decente presentación. ¡Vamos!

 

—¿Qué nosotros, qué?

 

 

Pero antes de que siquiera me pudiera negar JunSu de repente me tomaba de la mano y me empezaba a jalar junto a JaeJoong hacía el salón de ensayos. Así que no, todavía no encontraba la manera civilizada de decirle a JunSu que yo NO bailaba.

 

 

 

 

 

—Exacto… Derecha, izquierda y luego retornas.

 

 

La voz de YunHo era calmada, seguramente trabajaba con alguien, pero eso no pareció importarle ni a JaeJoong ni a JunSu, por que abrieron la puerta igual de imprudentes que siempre.

 

 

Y MinHo nos paralizó a todos por completo, por que de pronto estaba escuchando atentamente a YunHo y de la nada se empezaba a mover con una agilidad asombrosa por toda la pista de madera mientras sus piernas y brazos se movían con una sincronización envidiable.

 

Hubo un momento en que su cuerpo entero se movió, el movimiento comenzó desde su cadera y terminó en varios saltos, plagando una gran sonrisa y moviendo la cabeza. YunHo con los brazos cruzados de pronto giró hacía nosotros y arrugo el entrecejo.

 

…Parecía molesto.

 

 

Y cuando apagó la música y MinHo pareció darse cuenta de nuestra presencia, supe que habíamos… Corrección, JunSu y JaeJoong habían hecho algo mal.

 

 

—¿Qué hacen aquí? Es una práctica cerrada.

 

 

YunHo se acercó, de pronto como si fuéramos una amenaza, como si la amistad que habían desarrollado entre JunSu y JaeJoong con YunHo no existiera, MinHo nos observó desde atrás, secando su rostro sudado con una toalla y bebiendo un poco de agua.

 

 

—No puedes tener una práctica cerrada. Esto es parte del conservatorio y tenemos acceso total a ellos. Además ¿Cuál es el problema? Somos amigos.

 

 

Y JaeJoong parecía muy seguro de sus palabras. Yo no estaba tan convencido.

 

 

—En primera, no es así cuando la práctica es para las competencias nacionales y la información se puede filtrar con tanta facilidad.

—¿Nacionales?— JunSu pareció asombrado. —¿MinHo vas a participar en las nacionales?

 

 

Su sonrisa en ese momento fue deslumbrante. Se apoyó en el hombro de YunHo y asintió.

 

 

—En las nacionales de baile, categoría libre.

—¿Siwon te está ayudando también?

—No, pero él me entreno para que me seleccionaran para representar al conservatorio, así que en las regionales y ahora en las nacionales YunHo es quien me entrena.

 

 

Al escuchar todo aquello, lo supe de inmediato. Teniendo el nivel que YunHo obviamente tiene jamás podría aguantar un entrenamiento de su parte.

 

 

 

—Bien, es hora de que me marche.

—Jamás.— Junsu me agarró del brazo y se dirigió hacía Jung. –Él es Shim ChangMin. Es mi compañero, por favor YunHo ayúdanos a ensayar una canción.

 

—Estoy muy ocupado con MinHo en estos momentos y…

 

—No hay problema.— Y en ese momento quise tapar la boca de JaeJoong con un calcetín. –En realidad JunSu solo necesita aprenderse y presentar una coreografía de baile para una tarea escolar, no necesita ser el mejor, solo quiere pasar la materia.

 

 

YunHo pareció pensárselo, y luego de un suspiro asintió.

 

 

—De acuerdo. Pero ¿Seguro que no quieres nada elaborado?

 

JunSu negó. –Solamente algo sencillo, ya sabes que lo mío es el deporte.

 

Hubo un gesto extraño por parte de JunSu, hizo un pequeño gesto con su mano y guiñando el ojo, imagino que a modo de juego. YunHo rodó los ojos con una sonrisa en el rostro, pero a JaeJoong aquel gesto que JunSu le dedicó a YunHo, pareció no gustarle.

 

 

—¿Y por que mejor no cantas algo?

 

 

MinHo se apoyó un poco más sobre el cuerpo de YunHo. Dejando la quijada sobre el hombro del mayor, YunHo no parecía incómodo con esa cercanía. Y en esa cercanía giró un poco su rostro para observarlo y luego asentir.

 

 

—Min, tiene razón podrías cantar algo.

JunSu rascó su nuca. –No creo ser tan bueno cantando.

—¿Y si hacen ambas cosas?

 

 

JunSu se mostró raramente nervioso.

 

 

—No sé… Ahí vemos, pero al menos que los dos sean expertos en canto para juzgar mi voz, no me arriesgo, prefiero bailar un poco.

 

Una vez más tuvo esa sonrisa en su rostro. Y YunHo pareció acceder.

 

…Y yo una vez más, estaba metido en problemas.

 

 

 

 

 

—Deberías hacerte amigo de MinHo.

 

 

JaeJoong a mi lado únicamente me habló al oído mientras JunSu hablaba con YunHo sobre la elección de la música. Miré a MinHo sentado en el piso, bebiendo agua aparentemente descansando.

 

—No. JaeJoong y ya te he dicho que no me interesa Siwon.

—¿Cómo sabías que te lo decía con la intención de que te acercaras a Siwon? Lo que pasa es que piensas en él todo el tiempo.

 

 

—De acuerdo, estas demente. Sabía que lo decías por él, por que me hablas de él todo el tiempo.

—Tú solo has lo que te digo.

 

 

Y así de fácil, sus manos en mi espalda y mi cuerpo sobre el de MinHo. Su quejido ahogado y yo logré sentarme como pude en el suelo.

 

 

—Disculpa, JaeJoong es un imbécil.

—Esa es una buena excusa.— Me sonrió sobando con una mano su cuello, y estirando su otra mano hacía mí. –Creo que no nos han presentado, Choi MinHo.

 

—Shim ChangMin. Y disculpa nuevamente.

—No te preocupes.

 

 

Volvió a sonreírme y ya desde ese momento supuse que cosas buenas no podían provenir de esta amistad, por que él me sonreía y por dentro el aire se me agotaba.

 

 

—¿Y que piensan bailar?

—Al parecer de eso están hablando Su y YunHo. Tú… Estabas bailando Higher de Taio. ¿Verdad?

 

—Si, quería algo más como Price Tag, pero YunHo dijo que no era canción para una competencia.

—¿Confías mucho en él?

 

 

MinHo asintió.

 

 

—Es muy bueno en lo que hace, tiene mucho futuro y lo admiro. Además dijo que Price Tag era más como para cantarla que para bailarla y yo soy muy malo haciendo mezclas.

—¿Vas agregar más canciones?

—Por supuesto, quiero algo más de Usher, o de Black Eyed Peas que no sea The time of my life por que al parecer todo el mundo la usa.

 

 

Hubo una pequeña risa de mi parte y MinHo pareció contagiarse de ello. MinHo parecía entusiasmarse hablando de lo que le apasionaba y de pronto ambos conversábamos como si fuéramos amigos de toda la vida. Yo no era tan sociable, pero me agradaba empezar a serlo con MinHo a mi lado.

 

 

 

 

 

Y las canciones escogidas había sido una mezcla entre Dynamite y DJ Got us falling in love again. Lo cual para empezar iba a ser un dolor de cabeza, por que solo con esas canciones y yo suponía que iba a sudar más de lo que mi propio cuerpo soportaría.

 

 

YunHo había decidido comenzar con unos pasos ‘sencillos’ eran solo tres, y por supuesto mandaron al idiota a ser el primero. Es decir, la cosa terminó en mí, cruzando mal las piernas y mi rostro conociendo de cerca al Sr. Piso.

 

 

—Auch… Eso debió doler. ¿Estas bien, ChangMin?

 

 

YunHo me ofreció una mano y con un pequeño quejido alcancé a levantarme.

 

 

—Vamos, ChangMin. No es tan difícil.

 

 

Y como si tan solo con verlo hubiera sido suficiente. JunSu se paró junto a mi e imitó los pasos que Yunho hubiera intentando explicarme. YunHo lo observó asombrado, por la perfección de sus pasos y por que había captado cada uno de sus más mínimos movimientos.

 

 

—¡JunSu! Eso fue asombroso. Sígueme.

 

 

YunHo comenzó a moverse, brazos y piernas, giros de por medio. Y JunSu simplemente lo imitaba como si fuera lo más normal del mundo. Logré sentarme junto a MinHo quien aplaudía el pequeño espectáculo.

 

 

—JunSu es realmente bueno en lo que hace. Nunca había visto a alguien que le siguiera tan bien el paso a YunHo, peor aún si es un principiante.

 

 

Y de alguna manera tenía que darle la razón a MinHo, JunSu bailaba junto a YunHo, y ambos se veían realmente bien. JaeJoong quien se mantenía sentado sobre un amplificador con una revista, puesto que había decidido que él no servía para  pareja de JunSu, levantó la mirada.

 

Obviamente llevado por la curiosidad de la manera en que MinHo los apoyaba y por como de vez en cuando a YunHo se le escuchaba alguna risa igual que JunSu, la canción dio unas últimas tonadas, YunHo dio un corto aplauso y abrazo con fuerza a JunSu.

 

 

—¡Eso estuvo absolutamente increíble!

—Obvio, bailaste conmigo, Hyung.

 

 

YunHo solo sacudió los cabellos de JunSu, sabiéndose más alto que él, todavía con una gran sonrisa en el rostro y aparentemente entusiasmado de haber encontrado alguien a su nivel. Fue extraño, pero entre esos dos, en ese preciso momento, hubo como… Química.

 

Y no fui el único en darme en cuenta, por que JaeJoong había olvidado la revista y los miraba, con algo de incomodidad en sus ojos. Conocía a Jae a la perfección, y algo me decía que empezaba a arrepentirse de habernos traído con YunHo.

 

 

—JunSu es un gran bailarín, es decir YunHo es grandioso bailando, pero JunSu además de ser bueno bailando se ve muy sexy. No es que YunHo no lo sea, pero JunSu parece derrochar sensualidad en cada uno de sus movimientos.

 

 

Giré mi cabeza, ese comentario no me había gustado. Sin embargo MinHo, solo sonrío.

 

 

—No me mal entiendas, lo digo objetivamente. Además… Nunca había visto sonreír a YunHo así. JunSu debe tener algo especial.

—Baila realmente bien, ese es su algo especial. Por eso YunHo sonríe, por que está junto a alguien a su nivel. Pero eso esta fuera de mi alcance, soy muy malo bailando.

 

 

Mientras conversaba con MinHo más podía notar la distancia entre él y su hermano popular, y las cosas ocurren de manera misteriosas, por que de pronto lo tenía pasando sobre mis hombros y sonriéndome abiertamente, cuando hoy en la primera hora ni siquiera me conocía.

 

 

—Hey, no digas eso. Si quieres puedo ayudarte con tus pasos.

 

 

Y a partir de ese momento. MinHo hizo este hueco en mi corazón aún más grande.

 

 

 

 

 

 

Hay varias cosas que se pueden enumerar de Choi MinHo.

 

 

Entre ellas su sonrisa, me encanta en particular su sonrisa. Y no es como si estuviera enamorado o algo parecido, es decir recién hoy fue la primera vez que hablamos, pero desde siempre había un algo en él. Un algo que hacía que mi mirada viajara hasta él.

 

Y siempre sonreía.

 

 

No tontamente, no por molestar. MinHo sonreía con una absoluta sinceridad, y encontrar personas así no es algo fácil de hallar. Es atractivo, y eso hace que cualquiera lo mire cuando va caminando.

 

No es como si estuviera enamorado.

 

 

Es solo que llama lo suficientemente mi atención, lo suficiente como para que verlo me sea algo parecido a un imán, pero no lo suficiente como para notar que cada vez que toma la mano de JoongHyun duele.

 

 

—Solo te estoy preguntando por que nunca me has sonreído de esa forma.

—JaeJoong tú y yo apenas nos conocemos.

—¡También conoces de hace poco a JunSu!

—Créeme yo no sonrío a menudo. ¡Es más! ¿Por qué estamos teniendo esta conversación?

 

 

Jaejoong parecía discutir de algo con YunHo, y él ya había cerrado su casillero con algo de fuerza, aparentemente frustrado con la situación, cualquiera en esa situación hubiera marcado una pausa, pero no JaeJoong.

 

 

—¡Por que yo creía que éramos amigos! Es decir, MinHo se apoya en ti, te abraza, te agarra, ¡Y no es que yo te quiera andar tocando! Pero a JunSu le sonríes y parece que tus ojos brillaran cuando lo ves. En cambio a mi… ¡Parece que me tuvieras fastidio!

 

—¡Por que es así!

—¡Mentira!

 

 

YunHo empezó a caminar por los pasillos, con un JaeJoong a su lado reclamándole, exactamente no sé sobre que, ni tampoco entendí que tenían que ver unos gatos en la conversación, por eso yo tan solo fingí que leía el tablón de anuncios cuando pasaron tras de mi.

 

 

—¿Lees el tablón de anuncios?

 

 

MinHo estaba justo a mi lado, salió de la nada, y mi corazón se agitó, no por él. Tan solo es que me tomó por sorpresa.

 

 

—No en realidad, solo quería huir de Jae y YunHo.

—¿Ellos eran los que estaban gritando por el pasillo?

—Si, pero si preguntan, no los conozco.

 

 

Él comenzó a reír, y entonces descubrí que a más de su sonrisa me gustaba su risa también.

 

 

—Oye…

 

 

De repente MinHo parecía también interesado en el tablón de anuncios, por que mis ojos estaban clavados en su rostro, y ese matiz algo rosa en sus facciones. Estaba nervioso de repente. Y al parecer había hecho una pausa entre sus palabras.

 

 

—…Esta noche hay una gran fiesta en mi casa, la va a organizar Siwon, bueno Siwon, YooChun y HeeChul. Sería genial que vinieras, todo el mundo estará ahí.

—No suelo ir a ese tipo de fiestas.

 

 

—Pero…

 

 

Nuestros ojos se cruzaron y MinHo pareció sorprenderse por eso, dio un paso hacía atrás y luego tosió un poco, recuperando su actitud tranquila.

 

 

—Sería genial que vinieras.

 

 

Me extendió un pequeño papel, donde se anunciaba la fiesta con dirección y todo. Luego se marchó. Seguramente a encontrarse con JoongHyun. Pero el punto no era ese, el punto era que hoy era la fiesta, todo el mundo estaría ahí, y si no fuera por que hoy conocí a MinHo.

 

 

…Yo ni siquiera me hubiera enterado.

 

 

 

 

 

 

He llegado a la conclusión de que los compromisos familiares son un asco.

 

 

Son las ocho de la tarde, y estoy dentro del aeropuerto. Junto a mis padres esperando por mis tíos, que se les ocurrió venir justo el día de hoy. Así que estoy atrapado con ellos hasta que los dejemos salvos y sanos en casa.

 

 

Cuando mi celular sonó y vi el nombre de JunSu. Supuse que renegaría más por no estar ahí, sería mi primera fiesta en serio y ahora tengo que esperar y de seguro llegaré cuando ya todos estén tan ebrios que no puedan ni moverse. Es decir, no los podré ver hacer y decir estupideces.

 

¡Que me voy a perder toda la diversión!

 

 

—¡ChangMin, ¿Dónde estás?!

 

 

Blame it on the alcohol, se escuchaba a todo volumen. La gente la coreaba con fuerza y yo apenas alcanzaba a escuchar la voz de JunSu.

 

 

—¿Min me escuchas? ¡Incluso JaeJoong y YunHo están aquí! Bueno, YooChun invitó a JaeJoong cosa que me da mala espina, y yo traje casi a rastras a YunHo. ¡Pero el punto es que esto está increíble! Ven o te perderás la mejor fiesta del semestre. ¡Te esperamos!

 

 

Seguramente no me escuchaba bien, y por eso solo se dedicó a hablarme.

 

 

Su… Vamos al cuarto de Siwon… Tengo algo que decirte.

—¡Demonios YooChun! Aléjate de mí.

 

 

Y eso fue lo más traumante que escucharé en toda mi vida, por lo mismo guardé el celular y contemplé la hora en el reloj. Apenas las ocho con diez. ¿Iban a demorar tanto? ¡Quiero ir a esa maldita fiesta!

 

 

 

Son las once y cuarenta.

 

Ni siquiera se por que, pero mis padre me han dejado salir a la dichosa fiesta con la condición que regrese antes de las dos y media. Tiempo que es más que suficiente como para ver a todos hacer el ridículo.

 

Si, este que habla en este momento es mi parte retorcida.

 

 

Así que luego de varios abrazos, saludos, y muchos ‘Que grande estás’ por parte de mi familia que vive en el extranjero, por fin el taxi me ha dejado frente a una casa demasiado grande y lujosa que ya conozco.

 

Y en el maravilloso jardín de la familia Choi hay varios dando vueltas sobre el césped, otros besándose con sus respectivas parejas. Bueno, uno esta vomitando cerca de la vereda, pero prefiero omitir esa imagen de mi mente.

 

Desde el balcón hay una muchacha con una botella en la mano gritando que es la reina del mundo y busca a su Leonardo di Caprio. ¡Dios! Amo cuando la gente pierde y mata sus pobres y escazas neuronas.

 

 

La puerta de entrada abierta de par en par, y dentro la situación no está mejor. Todo el mundo tiene algo en las manos si no es una botella o vaso con algo, es a alguien.

 

Sobre un pequeño escenario improvisado está Siwon, con un micrófono en mano, cantando Gold Digger del maravilloso Kanye West, y no estoy muy seguro de que está hablando en inglés pero todo el mundo parece hacerle coro mientras él rapea.

 

Siwon es popular, así que en realidad no importa si lo hace en inglés o coreano o el idioma que sea, todo lo que él haga siempre va a ser genial para los demás, peor aún si todos están borrachos perdidos como, precisamente ahora lo están.

 

 

—¡¡Tequila, tequila, tequila!!

 

 

Y justo hacía mi derecha, sobre la mesa comedor, está JaeJoong completamente recostado y riendo como tonto. Con su camisa negra desabotonada por completo y si mis ojos no me fallan… ¿Con un poco de sal unos centímetros arriba del ombligo?

 

 

¿Por qué demonios JaeJoong tiene sal sobre el abdomen?

 

 

—¡¡Hazlo YunHo!!

 

 

Oh, por eso.

 

 

YunHo se acercó a JaeJoong, chupó un poco del limón cortado en sus manos, lamió el estómago de JaeJoong y luego bebió todo el tequila que había en el shot en su mano. Los demás a su alrededor enloquecieron en gritos y aplausos.

 

JaeJoong se levantó con una sonrisa en el rostro y abrazando a YunHo, no estoy seguro de que le dijo al oído pero YunHo y él rieron. Y el licor obra milagros. Por que hasta hace unas horas discutían y ahora hasta se hablaban al oído.

 

 

—¡ChangMin!

 

 

MinHo para mi sorpresa está más o menos bien, cosa que me enorgullece lo suficiente como para sonreír cuando lo veo acercarse a mí, mientras bajas las escaleras casi corriendo, un muchacho resbala y lo hace tropezarse cayendo prácticamente en mis brazos.

 

 

—Lo siento.

—No te preocupes, creo que ahora estamos a mano.

—¡ChangMin! Tienes que ayudarme. Esto se está saliendo de control.

 

 

El se vuelve a colocar erguido mientras ve toda su propia casa, casi hecha un destrozo. Like a G6 empieza y lo primero que escucho es un grito por parte de HeeChul. Quien ayudado por varios muchachos se trepa en la mesa donde JaeJoong estaba hace un rato.

 

 

…Hablando de eso. ¿Dónde están YunHo y JaeJoong?

 

 

—¡Poppin’ bottles in the ice! Like a blizzard. When we drink we do it right. Now I’m feeling so fly. ¡¡Like a G6!!

 

 

Y HeeChul comienza por quitarse la chaqueta Gucci que si mal no recuerdo la vi hace poco en el centro comercial y costaba demasiado. Pero en este momento parece no importarle, por que la ha lanzado a su público y comienza a bailar junto a un desinhibido Siwon.

 

HeeChul ha comenzado a desabotonar la camisa de Siwon. Los gritos de las chicas se escuchan creo que ya más fuerte que la música, sonreír para mi en este momento es casi inevitable. Hasta que claro, MinHo ha tomado mi rostro y me ha hecho mirarlo. Parece molesto.

 

 

—¿Podrías dejar de verle los músculos a mi hermano y ayudarme a detener esto?

—¿Qué? Yo no…

 

 

Pero MinHo no me escucha por que ha empezado a caminar hacía el salón, donde al parecer está ubicada la computadora con la música. Se abre paso empujando a quien sea, MinHo parece muy fastidiado con toda esta gente que ha venido a destrozarle la casa.

 

 

Y justo cuando Tik Tok empieza, veo a JunSu sobre YooChun, quien está sentado en un sillón. Ambos besándose, casi comiéndose la boca.

 

 

—¡Amo esa canción!

 

 

Son los únicos segundos que JunSu se aleja de la boca de YooChun, para hablar por que en seguida vuelve a besarlo y YooChun a meter mano por donde puede. ¿No se suponía que esos dos se odiaban?

 

 

Y mientras MinHo lucha por sacar a otra parejita que está a punto de tener sexo sobre la computadora, yo me quedo estático, en medio de todo, sabiendo que he llegado en el momento adecuado.

 

 

…Pero sin saber ¿Cómo diablos empezó todo esto?

 

 

 

 

 

Hay dos cosas que puedo decir en este momento.

 

 

No estoy en mis cinco sentidos por que estúpidamente acepté un poco de Vodka de parte de JaeJoong, y según YooChun para que MinHo se relajara un poco, él aceptó un poco de Tequila.

 

Resultado: Ambos en la piscina besándonos como desesperados.

 

 

Y no debería hablar sobre esto, pero ya lo advertí, no estoy plenamente consciente hoy. Y quizá cuando haga clic en publicar marque una sentencia contra mi mismo y mi autoestima pero ahora mismo no me arrepiento.

 

¡Soy un maldito adolescente! Y puedo hacer mil estupideces si me da la gana, por que tengo edad para hacerlo todavía. ¡Eso debería ser algo así como una ley! Si, me voy a postular para presidente de Corea, solo para postular esa ley…

 

…Aunque me faltan como ochocientos años.

 

 

¡Como sea! La segunda cosa, es que aunque no recuerdo como comenzamos a besarnos. Solo les puedo decir que en este momento tengo un ojo morado. ¿Es eso suficiente para que supongan que JoongHyun es una persona muy agresiva?

 

Pues si, mis queridos lectores… ¿Queridos? ¡Ja! ¿Ven? Ya hasta los quiero.

 

Eso no es lo importante, lo importante es que a pesar del golpe y todo el escándalo que después se formó. Aún así estoy sonriendo como idiota y… Lo siento, perdí el hilo de lo que estaba escribiendo.

 

¡Seguramente por que me caí de la silla! Agh… Demonios, estoy totalmente borracho perdido ¿Verdad? Pero ¿Quieren saber lo peor?… Es que hasta me siento orgulloso de estarlo, es decir, una vez de vez en cuando no está mal. ¿Cierto?

 

 

 

 

 

 

Publicado por: GMin_sh

Estado: Dizzy.

Escuchando: Video Phone.

Anuncios

11 comentarios sobre “Blogger: Cuarta Publicación

    Sophy escribió:
    8 agosto, 2012 en 2:30

    Por Dios amo el sarcasmo.de Changming es el mejor que e leído enserio ~muere de risa~ las fiestas son la mejores xD yeeeaaah!! Changmin borracho lol pero sí no fuera por eso no nos estaríamos burlando del jirafón xD ~muere de risa~

    ~sigue leyendo~ (>_>) cap. 5 (<_<)

    Me gusta

    Yari Akumi escribió:
    12 marzo, 2014 en 17:40

    “Pues si, mis queridos lectores… ¿Queridos? ¡Ja! ¿Ven? Ya hasta los quiero”
    AJAJAJAJAJAJAJA, yo casi caigo de la silla en esa parte! Estuvo genial, GENIAL! amo la personalidad de Changmin en este fic, y en la vida real(?) xDDDD
    Me voy al SIGUEINTE CAP

    Gracias :3

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    26 agosto, 2015 en 17:29

    jajajaja Este cap me ha costado una muy buena sesion de carcajadas. Dios ChamgMin bloguenado todo hapoy es increible😂😂 Tambien te Quiro Minnie Ebria y en mi Juicio jajaj. Buenooo que esa fueta su que fue algo fuuul eh mira que el Shot YunJae wooo pero el Free del Yoosu Woooo. No es que sea mala verdad Dios sabe que lo Amoo pero en esta ocacio ya muero por que Junsu saque sus dotes melodioso y que Chunnie se deje de egolatrias pero que quede claro que es punica y fervientemente con fines Yoosunescos💖💖 sis si ya se que luego me estoy muriendo de envidia por Junsu pero igual lo gozo como hace rato😉😬. Jaja Jae va por la vida amigando a todo cositooo¡¡¡

    Me gusta

    laucamp escribió:
    3 abril, 2016 en 7:19

    Que genial caoitulo narrado por Changmin. Y en la fiesta borrachos, cada quien con su cada cual, las parejas ya están hechas, pero haber si siguen o solo fue por la borrachera.

    Min con el ojo morado, por besucón con Minho, jajaja…

    Gracias!!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s