Blogger: Octava Publicación

Posted on


BLOGGER

OCTAVA PUBLICACIÓN

ERRAR ES DE HUMANOS. ¿NO?

25/MARZO/2010

 

 

 

Hace una semana, MinHo se marchó gritándome que era un egoísta y que era la pareja perfecta para Siwon.

 

No estoy muy seguro de hasta que punto eso puede llegara a ser tan bizarro. Pero realmente, de una forma u otra. Él no me ha dejado explicarme, y en realidad no estoy muy seguro de que podría decirle.

 

Las cosas últimamente han tomado un rumbo por demás extraño. Y estoy empezando a pensar que seguirle los consejos a Siwon no ha servido de mucho. JaeJoong luce extraño, como perdido en sus propios pensamientos, ajeno a lo cotidiano que solía ser.

 

Junsu se muestra estresado, constantemente practicando. Lo cual justificaría que pase tanto tiempo con Yunho últimamente. Minho me odia, y pues Yunho solo parece el mismo de siempre, sin demasiados apegos con los demás… Excepto con Junsu.

 

Y yo ahora estoy aquí, a unos pasos del muchacho que me gusta y que me odia, en la habitación de con quien se supone estoy saliendo y no me gusta y él simplemente me acepta.

 

Las cosas suelen retorcerse tanto a veces, que el camino de regreso se vuelve difuso.

 

 

 

 

 

—Aún sigues pensando en tu tarea de Biología.

—¿Eh?… Si, claro.

 

Siwon me extendió un vaso con agua, y sonrió. Sentándose a mi lado sobre su cama. Tomando la perspectiva de que estábamos tan cerca, definitivamente Siwon es muy diferente a HeeChul y YooChun.

 

Ellos estaban todavía huecos por dentro, les faltaba tanto por madurar. Por dejar de ser los malditos niños populares que controlan el Conservatorio. Ellos no ven más allá. Pero Siwon no se les parece.

 

Lo que me hace llegar a la conclusión de que está junto a ellos solo por esa fuerte amistad que tienen.

 

—Me estás mintiendo. Por que hace un rato dijiste que pensabas en tu tarea de Cálculo.

—Tengo muchas materias en las que pensar.

 

Usualmente mi sarcasmo enoja a las personas cuando intentan traspasar alguna barrera hacía mi, pero contrario a los demás Siwon rió. Con verdaderas ganas y me miró divertido, sacudiendo los cabellos de mi cabeza.

 

Yo solo pensé en lo mucho que me hubiera gustado tener un hermano mayor.

 

—Si no quieres hablar no hay problema, pero puedes contar conmigo. ¿Lo sabes, verdad?

 

Ocurrió hace unos días atrás, varios cabe decir. Siwon se acercó a mí, pidiendo mi ayuda. Diciéndome que me necesitaba para sacarle celos a HeeChul, para que HeeChul se diera cuenta que a quien amaba en realidad era a él.

 

“¿Y si eso nunca ocurre?”

 

Mis palabras parecieron paralizarlo. Probablemente Siwon no había considerado esa posibilidad. Y entre mis múltiples negativas esa había sido la más efectiva, por que él solo se sentó y perdió su mirada en la pared.

 

Dos cosas sucedieron en ese momento. Siwon me confesó que lo que sentía por Siwon era demasiado fuerte y yo analicé que mi situación era vagamente similar. HeeChul andaba con todos jugando a ser el popular y lindo HeeChul. Minho salía con JoongHyun.

 

Siwon nunca se enteró que me gustaba Minho, pero yo supe en ese instante que de un modo a otro si yo saliera con Minho, no me gustaría que JoongHyun interfiriera solo por que él siente que lo quiere más de lo que yo podría quererlo. Yo no debía interferir.

 

Entonces me plantee la misma pregunta. “¿Y si lo mío con Minho nunca ocurre?”

 

Así que ahí estábamos dos idiotas patéticos enamorados de dos personas que no nos correspondían. Alguna vez escuché: Que cuando dos soledades se juntan, forman una sola. Y entre dos hombros el peso de ella es menor.

 

No se trataría de celos, o de buscar algo más. Simplemente se trataría de brindarnos compañía. Siwon es agradable, positivo e inteligente. Y pues él me consideraba, astuto, pragmático y asquerosamente sincero y sarcástico.

 

No estoy muy seguro de hasta que punto podíamos congeniar demasiado bien, pero ese día Siwon se ofreció a llevarme, tomó mi mano y dijo que tal vez podríamos intentar afrontar la soledad juntos.

 

Eso sonó demasiado bien como para que me negara. Además de que la vida no es como un cuento de hadas. Eso lo aprendí hace tanto. No se trataba de que nos conformáramos, se trataba de darnos la oportunidad de conocernos. Y seguir adelante.

 

—¿Sabes que no hemos hecho nunca?

 

Siwon pareció sorprenderse con que hablara, giré hacía él y sonreí levemente. Había muchas cosas importantes que denotar es este momento. Mi primer beso había sido cuando estaba ebrio y ni siquiera había sido consciente de quien me lo daba ni había estado de acuerdo por que me había tomado por sorpresa.

 

Y quien me había besado, fue Siwon.

 

—¿Qué cosa?

—…Besarnos.

 

Siwon sonrió. –Si nos hemos besado. Que no lo recuerdes es diferente.

—Pues en general nunca he besado a alguien, sería bueno que si esto que tenemos me sirve para algo.

 

—Auch… Eso dolió.

 

Siwon sonrió, yo levanté mis cejas un poco contrariado. Esa ahí, había sido mi brutal sinceridad en acción.

 

—A lo que me refiero es que la próxima vez que salga con alguien pues me gustaría tener un poco de experiencia… ¿Me entiendes?

—¿Quieres que te brinde un poco de mi experiencia?

 

Ok, esto era incómodo. Pero ya no había vuelta atrás. Había abierto la boca, y echarme para atrás incluso hasta patético.

 

—Solo un consejo Min…

 

No estoy seguro de cuando, como o por que, pero Siwon repentinamente se acercó tanto a mi rostro que las expresiones en mi rostro se expandieron.

 

—No importa tanto la experiencia, siempre y cuando puedas transmitir con tus manos lo que sientes…

 

El roce de sus dedos sobre la palma de mi mano, sus ojos observando su propio toque en mí. ¿Estaba seduciéndome? En realidad, perdí la dirección de todo. No supe si me estaba enseñando o se estaba tomando demasiado en serio lo nuestro.

 

—…Siempre y cuando tus labios puedan decir lo necesario.

 

Luego la yema de sus dedos estuvo sobre mis labios, abriéndolos un poco con el movimiento, con sus ojos fijos en mí. Mi corazón saltó, el pecho donde reposaba sufrió un movimiento desconocido para mí.

 

—Nunca busques decir lo que el otro quiere escuchar o lo que a ti te gustaría escuchar. Busca solo decir, lo que sientes. Como te sientes en esos momentos.

 

Había algo en mi garganta en ese preciso instante, algo que me obstruía la posibilidad de mostrarme tan nervioso cuando se acercó un poco más y rozó mi cuello con cuidado. Si yo se lo había pedido. ¿Por qué me sentí así?

 

—Tampoco pretendas escuchar lo que quieres oír, acepta y valora lo que el otro diga. Por que para esa persona puede ser muy difícil expresarse, pero eso no disminuye el efecto que tenga en él decírtelo, lo importante que es que lo sepas.

 

—Ama para esa persona, y déjate amar por esa persona. Nunca compares la forma en que se aman. Por que cada persona es un mundo. Cada persona es diferente, y por tanto su amor va a ser único. No vas a tener otro amor así. Por eso nunca olvides lo que ahora tenemos. Aunque estemos de lejos de ser amor.

 

Esas palabras lograron un cúmulo de emociones distorsionadas. Por que sus labios estuvieron sobre los míos. Siwon solo junto nuestros labios y como si adivinara el momento en que cerré los ojos, se empezó a mover.

 

Jugando con mis labios, jalando un poco con ellos. Prendiéndose de mi boca como si todo necesitara ir con calma, confundí el momento en que su cama estuvo tan suave, el momento en que mi espalda encontró a sus almohadas.

 

Por que me había impulsado hacía atrás y el aire no estaba ausente, por que en mi estómago… Sucedía algo extraño, no eran mariposas, no eran retorcijones. Era como si… Algo pesado se hubiera congelado dentro.

 

—Siwon, Heechul ha ve…nido a verte…

 

La voz de Minho perforó mis oídos, mis manos se movieron por impulso, agarrando a Siwon por la camisa, pidiéndole con la mirada que no se levantara, que no se alejara, por que no quería observar a Minho en esos momentos.

 

Por que no quería ver a sus ojos odiándome todavía un poco más.

 

—Dile que ya bajo, que…

 

Los pasos apresurados de alguien marcharse hicieron que Siwon abriera un poco más los ojos. HeeChul había estado junto a Minho cuando la puerta se abrió.

 

—Yo… Lo siento hermano, no quería interrumpir. No sabía que… Lo siento.

 

La puerta se volvió a cerrar, por mi propio bien solo me dediqué a observar a Siwon, él me sonrió, intentó aliviar mi pesar con su sonrisa, acariciando mi rostro una sola vez. Él se había dado cuenta, pero yo decidí fingir que no lo sabía.

 

 

 

 

 

Pasaba mucho tiempo con Siwon últimamente.

 

Se había vuelto una extraña costumbre que me tomara por la mano, por que por lo general era él quien lo hacía. Las demostraciones de cariño no son lo mío. No todo el tiempo al menos.

 

Pero estar en una mesa junto a YooChun, Siwon, JunHo y HeeChul era diferente. Estaba cruzando una línea que me atemorizaba, en especial por que Heechul parecía ignorarme por completo, pero cuando me descuidaba sentía su fija mirada en mí.

 

—Ayer me llegó un rumor extraño. Y quiero saber que hay de cierto.

 

Yoochun miró a JunHo directamente a los ojos, con una sonrisa en los labios. Miré discretamente a Siwon pero él solo levantó los hombros.

 

—¿Qué hay de cierto en que vas a regresar a tu Academia anterior?

—…Es verdad.

 

Hubo un tórrido silencio, Yoochun cambió sus facciones, por una un poco más molesta. Y por supuesto se enderezó un poco. Mirando con atención al hermano de Junsu.

 

—Dime que no es por Junsu por favor…

—¿Cómo lo sa…?

—¡¿Por qué demonios nadie se da cuenta de lo manipulador que es ese sujeto?!

 

De acuerdo eso fue demasiado, JunSu es mi amigo. Y YooChun no puede simplemente venir y hablar de esa forma de él. Apreté mi puño con fuerza, Siwon colocó una mano sobre mi puño y apretó mi mano con fuerza, el momento perfecto para que HeeChul mientras jugaba con el tenedor en sus manos hablara maliciosamente.

 

—Pues hasta hace poco, solo te interesaba meterlo a tu cama… Otra vez.

 

¡Esperen un momento! ¿Que? ¿Cómo que otra vez?

 

—Que quiera a mi enemigo más cerca es un plan estratégico, pero que Junsu quiera mover las piezas con rapidez en mi contra es algo que no voy a…

 

El golpe de Junho fue brusco, su puño se estrelló contra la mejilla limpia de Yoochun, desestabilizándolo en su asiento, haciéndolo caer contra el suelo del comedor. Dejando en un absoluto silencio el lugar. Callando por completo a todos.

 

—¿Te tengo que recordar que de quien estás hablando es de mi hermano? ¡Imbécil!

 

Junho abandonó la mesa, con su rostro enojado. Y un paso firme. YooChun no se movió por varios minutos. Aquí había algo extraño, yo estaba entrando en un proceso de hiperventilar, por que un frío intenso se extendió en mi pecho.

 

JunSu ocultaba algo, nos ocultaba muchas cosas al parecer.

 

Tuve miedo de que la imagen de chico torpe y dulce de mi Hyung, fuera tan solo una máscara. Tuve miedo de descubrir quien era Kim JunSu en realidad. Tuve miedo de descubrir al final que la victima de toda esta historia extraña resultara ser YooChun.

 

Por que él no se movió del suelo, ni gritó, ni reclamó. Solo agachó un poco la cabeza y dejó que el cabello cubriera un poco sus ojos. ¿Estaría YooChun luchando contra su sentimiento interno de no exteriorizar lágrimas?

 

 

 

 

 

—Hyung… ¿Hace cuanto conoces a JunSu?

 

JaeJoong levantó un poco la cabeza. Dejando de escribir por un momento en su cuaderno y llevando un mechón de su cabello tras la oreja. Mirando el techo por un momento, analizando mi pregunta.

 

—Pues no estoy muy seguro. Pero algún tiempo. ¿Por qué?

—Tú y yo no somos precisamente parte de la comunidad sociable selecta. ¿Nunca te pareció extraño que alguien como él te hablara de la nada?

 

—En realidad, ahora tú si lo eres. Subiste de estar en el estado bajo tirando a subsuelo. Directo a la cima.

—Hyung, estoy hablando en serio.

 

—¿Lo dices por que hoy JunHo puso en su lugar a YooChun?

—¿Por qué todo el mundo cree que YooChun es malo?

—Yo no lo creo.

 

Suspiré levemente, sabía que JaeJoong no me estaba siguiendo en la conversación. En especial por que ni yo mismo sabía por que me estaba basando en meras suposiciones. Junsu es mi amigo, no podía desconfiar solo por que de repente YooChun pareciera más humano.

 

—Me refiero al por que se volvió un Casanova. Sin mantener relaciones serias con nadie.

—Tienes razón… Antes YooChun era muy sociable, sin descartar a nadie. Ahora en cambio parece ignorar a los que no son populares.

 

—Como si alguien le hubiera robado su actitud completamente amigable, por una arisca que toma y bota lo que no le sirve.

—Comportamiento común de alguien que ha sufrido algo similar.

 

—¿A que te refieres Jae?

—Pues usualmente cuando alguien te utiliza, el comportamiento humano general es intentar vengarte de la vida, adoptando un comportamiento similar al de la persona que te lastimó y haciendo lo mismo que te hicieron.

 

—¿Alguien pudo utilizar y botar a YooChun?

 

JaeJoong sonrió. –Yo la verdad lo dudo, pero son meras suposiciones.

 

Suspiré, moviendo un poco la boca. Sintiendo que por alguna razón el nombre de JunSu resplandecía con fuerza en el centro de esa historia. Después de todo, YooChun a veces parecía que odiara a JunSu.

 

—Tengo que irme, debo imprimir un trabajo antes de la siguiente clase.

—Nos vemos luego.

 

JaeJoong asintió, marchándose del salón con un paso rápido pero tranquilo. En ese momento recordé que no había pensado en MinHo en lo que iba de esa mañana, y que todavía no había arreglado las cosas con él.

 

—Oh, estas aquí. Precisamente contigo quería hablar.

 

Y la mayor de mis pesadillas estaba frente a mí, HeeChul ingresaba al salón con una sonrisa ladina en el rostro. Si algo había aprendido con el poco contacto que hemos tenido. Es que, sus palabras podían ser más dolorosas que cualquier golpe.

 

Odiaba la idea de poder convertirme en su próxima victima.

 

—No entiendo. Antes ni siquiera me dirigías la palabra por que de repente quieres que hablemos.

—Antes no salías con Siwon.

 

Lo que me mantenía firme, era el hecho de que yo no era como los demás. Y a mi no me podía doblegar con facilidad, por más cruel que pudiera ser.

 

—Como sea; Tengo cosas que hacer y…

—Siwon no te quiere, y apuesto a que lo suyo no durara más allá de lo que él pueda soportar estar lejos de mí.

 

—La diferencia entre tú y yo, HeeChul. Es que yo se valorar a las personas que tengo a mi lado. Siwon puede sentir algo por ti, tú puedes sentir que tienes el poder absoluto sobre él; Pero al final él esta conmigo y no me va a traicionar. Y ser consciente de eso, es lo que más te molesta. ¿Verdad?

 

Sus ojos se entrecerraron, me miró con verdadero odio. Y casi estoy seguro que iba a golpearme, pero al final se mantuvo quieto.

 

—¿Estas jugando con él, verdad? Tú amas a alguien más, ChangMin. Se te nota en los ojos.

—¿Puedes comprobarlo? Por que si no es así, entonces déjame en paz.

 

Caminé chocando su hombro y pasando a su lado con fuerza. Sabía que en ese preciso instante me había ganado un fuerte enemigo, pero molestaba tanto, odiaba tanto que fuera consciente de lo que siente Siwon y aún así se aprovechara de ello.

 

HeeChul no merecía lo que Siwon sentía por él.

 

 

 

 

 

—¿Por qué no me hablas como antes?

 

Yunho estaba frente a Jaejoong, ambos sentados en el jardín del Conservatorio, lejos de las miradas y de cualquier otro que pudiera escucharlos. Sin embargo yo no pude huir a tiempo, por que me encontraba sentado en el contra pilar ajeno a su mirada.

 

—Por que ya no creo conveniente entrar a tu casa como si nada.

—¿Por qué no? Es decir, nunca te lo permití, pero eso no pareció detenerte.

 

Conocía a JaeJoong lo suficiente, como para saber que ahora sonreía, y que incluso le estaba mintiendo a Yunho, no es que escuchar fuera bueno. Pero todo estaba tan mal ahora, que estar enterado era la mejor forma de no mostrarme tan débil.

 

—Bueno… ¿Por qué no me lo has dicho? Creí que éramos amigos.

—JaeJoong no te estoy entendiendo.

 

—Lo de Junsu. Tú y él están saliendo. ¿Verdad?

—…¿Qué?

 

Mis ojos se abrieron con sorpresa, con la misma que cruzó por el rostro de Yunho y yo desde mi lugar no podía asegurar si es sorpresa era por sentirse descubierto o por que aquello era totalmente equivocado.

 

—Yunho necesito que hablemos.

 

Yoochun apareció de la nada, más inoportuno que antes. Con una mirada indiferente en los ojos de Yunho, Jaejoong pareció sentirse incómodo en ese instante. Y cuando vi la hora en mi reloj supe que era tarde. Jaejoong lo supo también por que se levantó.

 

Ellos dos continuaron ahí, seguramente se saltarían las clases. Era algo tan normal para ambos.

 

 

 

 

—¿Min te encuentras bien?

 

Miré a JunSu, de pronto se me hizo tan diferente tenerlo a mi lado. Su sonrisa me alcanzó y yo supuse que nadie podía llegar a fingir tanto algo tan natural como lo es una sonrisa como aquella.

 

—Si, Junsu… Solo me duele un poco la cabeza.

—Entonces, ¿Listo para entrenar?

—Me estás obligando, así que no me pidas que finja que estoy feliz.

 

JunSu rió divertido, acomodando la maleta a su espalda mientras caminábamos hacía el salón de entrenamiento. Yunho probablemente se encontraba ahí. Recordé a Minho y que seguramente me ignoraría como los últimos sietes días.

 

Pero ahora era distinto, por que ahora me odiaría un poco más.

 

Aunque ahora que pensaba con la cabeza fría. Su odio carecía de sentido, bueno él creía que lo había utilizado para llegar a Siwon, pero que me odiara por besarme con su hermano sabiendo que salimos era estúpido. Así que no había posibilidades de que en realidad me odiara un poco más.

 

—¡Estoy harto de esto! …No merezco estar al pendiente de en que momento me vas a mencionar, casi pareciera que estoy saliendo con él y no contigo.

—JoongHyun no es así… Yo solo…

 

—Tu solo tienes que aclararte, y cuando lo hagas, hablamos.

—JoongHyun…

 

Frente al salón de entrenamiento Minho veía a JoongHyun marcharse, el muchacho se veía molesto, mucho en realidad. Y aunque no supe de lo que hablaban el rostro de Minho lucía arrepentido, triste en realidad.

 

Yo nunca los había escuchado discutir.

 

Junsu me miró, como buscando que yo le dijera que debíamos hacer, pero yo solo levanté los hombros, no sabía en realidad que podíamos hacer. Sin embargo, mirando a Junsu un puño se estrelló contra mi mejilla y me hizo retroceder.

 

Minho estaba frente a mí, respirando agitado, apretando su puño, entrecerrando sus ojos, mirándome peor que la última vez que me vio a la cara.

 

—No llegas a tener una sola idea, de lo mucho que te estoy odiando en este preciso instante…

 

Y luego de eso se marchó. Con un paso abrumadoramente cruel, algo dentro de mí no permitió expresar algo, ni tristeza, locura o desazón. Simplemente me quedé ahí. Plantado en la mitad del pasillo.

 

Finalmente Minho si me odiaba demasiado…

 

 

 

 

 

—Humilló a JunSu, jugó con JaeJoong, se ha acostado con medio conservatorio, se lleva de lo peor con Yunho… ¿Cómo pudo haber cambiado tanto una persona? Cuando éramos un poco más jóvenes no era tan mala persona.

 

Apoyé la quijada en mi mano. Yoochun unos pasos más allá reía, rodeado de un montón de chicas. Pasaba sus brazos por sus hombros y ellas lo miraban embelesadas. Desde hoy el crucigrama que había entre YooChun y JunSu tenía que descubrirlo.

 

Y era complicado, si Junsu parecía no saber a lo que me refería cuando le hablaba de su pasado con Yoochun, y obviamente Yoochun de la noche a la mañana no me hablaría con tanta confianza. Pero quizá Junho me podría ayudar.

 

—La vida es un asco…

 

Usual pensamiento de cualquier adolescente con dos dedos de frente. JaeJoong se sentó a mi lado, con el entrecejo arrugado y levemente molesto. En ese momento recordé lo que había dicho sobre algo de Yunho y Junsu saliendo. Cosa por demás extraña a mi parecer.

 

—Hyung…

—¿Si?

 

—¿A ti te gusta Yunho?

 

Fue la mejor manera de comenzar, principalmente por que podría evaluar el punto focal de su respuesta, y de lo que me dijera dependía la absoluta imparcialidad de mi siguiente pregunta.

 

—¿…Qué? ¿Por qué lo dices?

—Solo responde.

—Pues… No.

 

El tinte de inseguridad no logró convencerme, y yo empezaba a entender, por que habían muchas probabilidades de que Jaejoong en verdad se estuviera dejando llevar por sus emociones y estuviera suponiendo quizá demasiado.

 

—Entonces… ¿Qué sabes sobre eso que andan diciendo de que YunHo y JunSu están saliendo?

—Pues, en realidad. No puedo asegurarte algo.

 

—¿Y eso es un si o un no?

—Eso es un: No estoy seguro.

 

Y si, JaeJoong se estaba dejando llevar por sus propias inseguridades. Antes de que mi discurso empezara. Yoochun apareció de la nada, tomando el brazo de Yoochun con una convicción impresionante y una confianza que me desconcertó.

 

—JaeJoong necesito hablar contigo, vamos.

 

Pero al parecer eso no fue una orden. Más bien fue como un informe de lo que sucedería a continuación. Yoochun empezó a alejarse con él. Ante la mirada de todos. Y entre todas esas miradas encontré la de Yunho.

 

Observando preocupado la manera en que ahora Yoochun entrelazaba sus manos, buscando que Jaejoong caminará un poco más pronto.

 

Tuve un mal, grande y poderoso presentimiento en mi interior.

 

 

 

 

Comencé y terminé en la habitación de Siwon.

 

Una vez más me encontraba ahí, por alguna razón me gustaba su habitación. Tan seria y sobria como él mismo. Me senté sobre la cama y pensé que dos días atrás Minho nos había descubierto besándonos.

 

—He esperado lo suficiente.

 

Siwon dejó de escribir sobre su pequeño escritorio, dejando de lado la tarea y acercándose a mí, para mirarme a la cara. Con aquella expresión que había empezado a reconocer como seria, Siwon me agradaba…

 

—¿Cuándo piensas confesarme que te gusta Minho?

 

…Pero empezaba a incomodarme que empezara a atravesar todas mis barreras y ver a través de mí.

 

 

 

 

Esa noche me quedé a dormir en su habitación.

 

Lejos de lo que Minho pudiera pensar, por que en ese momento me preocupaba más lo que Siwon pudiera hacer, y que resultara como JaeJoong e intentará armar todo un plan disparatado para unirme a MinHo.

 

En realidad los padres de Siwon estaban de viaje, y en verdad me la pase acostado en un futón, mirando el techo de la habitación la mayor parte del tiempo. Sintiéndome a gusto con sus compañía.

 

¿MinHo habría vuelto con JoongHyun?

 

La duda me carcomía, sentía que de algún modo este amor no correspondido me estaba robando una fuerte parte de mi personalidad. Esa noche Siwon me tiró una almohada al rostro y me susurró un leve ‘Duérmete ya’

 

Que casualmente obedecí inconsciente. Extraño a MinHo, pero extraño todavía un poco más, poder reírme de los que estaban enamorados y ser tan estúpidos para perder la cabeza por un tonto amor.

 

…Por que yo quería perder la cabeza en algún momento también.

 

 

 

 

Publicado por: GMin_sh

Estado: Tired.

Escuchando: Somebody to Love (Queen)

 


4 comentarios sobre “Blogger: Octava Publicación

    fenixdbsk83 escribió:
    1 mayo, 2012 en 21:15

    Como me gusta esa eprsonalidad de Min … que quiere saber todo kyaaaa y Junsu sera verdad lo de su pasdo mmmm adoro tu fic^^

    Me gusta

    Sophy escribió:
    8 agosto, 2012 en 15:50

    Woooooow!!! Siwon es umbral pan de Dios Oooooooooow!!! Como quiere ayudar a Changmin y Min que no se deja ayudar ~puchero~ xD amo que todas las parejas estén contradictorias y que no sepan a quién quieren xD

    El fic está buenísimo felicitaciones n.n

    ~sigue leyendo~ (>_>) cap. 9 (<_<)

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    29 agosto, 2015 en 2:40

    OOOOHHH POR DIOOOOOS SIWONAH¡¡¡¡QUE BARBAROO todo ese moemento con ChangMin lo alucineeee cañooon😘😘😘😔Me encanta laidea de un SiChang esos roses de Siwoon wooo ojala y pudieran enamorarce pero ya que…. Yoochin y JunSu??? otra vez…???Donde cuando y coooomoo??? Cada vez se pone mejooo. y ese golpe de Junho sacando cosas en Yoochun Amooo a este latodos y temo por su dañado corazoncitoooo😢😢😢😢

    Me gusta

    laucamp escribió:
    4 abril, 2016 en 6:53

    Yunho y Jae ya se enamoraron pero no l dicen abiertamente, lo acultan, pero Min intuye que ya lo estan, haber que hace?

    Siwon sabe que Min esta enamorado de Minho..

    Gracias!!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s