Blogger: Quinta Publicación

Posted on


BLOGGER

QUINTA PUBLICACIÓN:

SOLO UNA COSA SE, ¡NO VUELVO A TOMAR!

15/MARZO/2010.

 

 

 

 

 

 

Soy una persona simple.

 

 

Me gusta divertirme con mis amigos, me gustan los deportes, me gusta bailar en las fiestas, me gusta cantar mientras me ducho, me encanta el pollo frito, incordiar a ChangMin, jugar videojuegos, pedirle ayuda a Jae Hyung y por supuesto odiar con todas mis fuerzas a Park YooChun.

 

                                                 

¿Muy normal, cierto?

 

 

Hay que ser honestos, eso es algo que he aprendido de mis padres y por supuesto de mi hermano, así que tengo que admitirlo, si Park no se atravesara en mi vida de vez en cuando sería muy aburrido.

 

Pero como todo en esta vida los excesos nunca son buenos. Y Park YooChun a veces es abrumador, no lo entiendo, él es muy extraño, a veces actúa como si yo de verdad le gustara, y a veces me cuesta convencerme de que no es así.

 

Por que lo he encontrado frente al poster de mi equipo de futbol, mirando fijamente mi imagen y finalmente golpeando ligeramente en la frente a mi foto. Observándome como si fuera un objetivo a cumplir. Y eso me intriga. Por que se que hay algo más allá de querer regodearse de haberme doblegado.

 

 

Y de la forma en que sea de todas maneras Park YooChun no me agrada. Por que se cree la última cola del desierto, por que se cree el mejor y cree que por eso puede hacer que el resto del mundo le deba pleitesía. Como si no hubiera nada peor fuera de las paredes del conservatorio.

 

 

Lo odio, por que secretamente lo envidio.

 

 

Envidió su confianza y seguridad de saberse bueno en algo y saber que puedes ser mejor que todos los que te rodean, lo odio por que yo no he podido con eso, por que la sombra de mi hermano me persigue y ante JunHo siempre me siento inferior.

 

Ante él, no puedo sentirme como Park YooChun, pero eso es algo que él no debe saber.

 

 

 

 

 

 

—¿Vas a salir?

 

 

Desde el sillón en la sala, JunHo levantó la mirada de su libro y me sonrió. Terminé de colocarme la chaqueta azul en ese momento y asentí, con una pequeña sonrisa en los labios, que luego de unos minutos hizo que mi hermano arrugara el entrecejo.

 

 

—¿Cuándo me piensas decir que te sucede conmigo, JunSu?

—No se a que te refieres.

—A que solíamos ser muy unidos y de repente un día comenzaste a actuar como si no me soportaras y te alejaste de mí.

 

 

—Yo te quiero.

—Eso no lo dudo, pero hasta te cambiaste de instituto para no pasar tiempo conmigo.

 

 

“Es que no sé como competir contigo

 

 

Sacudí un poco mi cabeza y volví a sonreír.

 

 

—No es eso, solo creí que sería bueno que cada uno pasara un tiempo en su lado para no abrumarnos mutuamente.

—Ajá… Y yo soy de marte. Como sea, es tu problema si mañana me olvido de cómo te llamas.

—No seas idiota.

 

 

Me lancé sobre él y abracé su cuello con fuerza, la risa de JunHo igual de refrescante que siempre me hizo sentir el peso sobre mis hombros un poco más ligero. Yo no odio a mi hermano, solo que él es demasiado bueno en todo, y yo a su lado no puedo destacar, y necesito hacerlo.

 

 

…Necesito salir de esta sombra de JunHo como sea.

 

 

—¿En serio no me odias?

—Por supuesto que no, nunca lo haría Jun…

—¿No me extrañas?

—A veces.

 

 

Continué abrazándolo por un largo rato más. Me gustaba estar así con él, y aunque el sillón era pequeño, eso era muy agradable. Luego recordé la fiesta del estúpido de YooChun y que además debía ir a convencer a YunHo de que me acompañara.

 

 

—¡Me tengo que ir! Se me hace tarde.

—Nunca se llega tarde a una fiesta.

—Claro, claro. Luego me cuentas de tu manual para fiestas, pero yo ahora me voy.

 

 

Logré levantarme y agarre las llaves de casa rápidamente, mamá había salido con papá no recuerdo donde pero JunHo ha de saber. Él se levantó un poco de su asiento para verme y darme un grito de despedida.

 

 

—¡Que conste que dijiste que no me odiarías haga lo que haga!

 

 

En ese momento no supe ha que se refería, y fue mi error no preguntarle.

 

 

 

 

 

 

—¿Cuántas veces tengo que decirte que ‘no’?

 

 

¿No es YunHo demasiado sexy cuando parece un chico malo? Pues si, lo es. Mucho. Y en este momento aún más cuando está arrimado en el umbral de la puerta, con su cabello alborotado por que parece que se acaba de levantar, con su mano levantada y mirándome sin ánimos de cambiar de opinión.

 

 

Estoy prácticamente baboseando frente a sus ojos, y la verdad ya me di cuenta, pero no pienso remediarlo, por lo menos no hasta ser lo suficientemente obvio. ¡Ni siquiera recuerdo para que vine hasta su departamento!

 

 

—¿JunSu?

 

 

Oh, si la fiesta.

 

 

—¡YunHo tienes que acompañarme, todo el mundo va a estar ahí!

—Ya te dije que no, Lion ven acá.

 

 

Uno de los gatitos se le cruzó entre las piernas directo hacía mi, y lo siguiente que vi, fue la cosa más tierna, el gatito huyo hacía la escalera y YunHo corrió tras él semi agachado para tomar al diminuto animal entre sus manos. Aún son muy pequeños y caminan con torpeza.

 

 

—¿Ya les pusiste nombres?

—Solo a este, es él más inquieto… Me recuerda a alguien.

 

 

Miró hacía la puerta del departamento junto al suyo y yo sonreí.

 

 

—¿Jae Hyung?

—El gatito es más lindo.

 

 

Levanto al mínimo un poco y lo colocó contra su pecho, caminando de regreso a su puerta. Como si nada hubiera ocurrido, de acuerdo, si, YunHo me atrae. No se cuanto, y no quiero averiguarlo todavía, principalmente por que no quiero que tenga problemas con el idiota de YooChun que se cree de alguna manera mi dueño.

 

 

—¿Entonces?

—¿Por qué hablar de mi gato me convencería de acompañarte?

—Por que soy igual de lindo que el gato y… ¿Me quieres mucho?

 

 

YunHo enarcó una ceja, una fría expresión en su rostro y las cosas no cambiaron.

 

 

—¿Eso debió convencerme?

—¡YunHo Hyung, por favor!

 

 

De acuerdo, esto era un plan de doble filo, me abracé a su brazo con el propósito de incordiarlo y al mismo tiempo para estar más cerca de él. YunHo tiene un algo, y no termino de descubrir si es atracción o no.

 

 

—¡Ok, basta! Dos horas. Son las… Seis y media de la tarde; Nueve de la noche y yo ya no estoy en la casa de Choi Siwon, te quieras quedar o no.

—¡Si!

 

 

Moví un poco mis brazos y él río divertido ante mi patético baile. Entró a cambiarse con Lion en sus manos y yo aproveché para visitar al resto de los gatitos. Todos parecían un poco más grandes y se veían muy bien.

 

YunHo no demoró. Se duchó y luego salió con una ropa cómoda, y una chaqueta negra, con el cabello peinado y una colonia fresca rodeándolo, me levanté y sonreí. Bueno, supongo que convencer a Jae Hyung no sería tan difícil.

 

 

—¿JunSu?

 

 

No teníamos dos segundos desde que salimos del apartamento de YunHo, cuando JaeJoong salió también, mirándonos extrañado, corrección mirándome raro por salir del apartamento de YunHo.

 

 

—¡Jae Hyung! Que bueno que te vemos, vamos de salida para…

—¿Qué hacían en el departamento los dos solos?

 

 

La interrupción por parte de Jae me congeló, sin embargo YunHo puso una mano sobre mi hombro y sonrió como si nada. Yo solo sentí una horrible tensión.

 

 

—Eso no es de tu incumbencia. No dijiste esta tarde mientras me gritabas que ya no me ibas a volver a hablar en toda tu vida. Tenía la esperanza de que fuera así.

—Tienes razón no me incumbe lo que TU hagas, me incumbe lo que JunSu, MI amigo haga con gente como tú.

 

—¡¿Gente como yo?!

—¡No eres precisamente una buena influencia Jung YunHo!

—¡Lo dice el tipo que se mete a mi departamento con una clave que YO NO LE HE DADO!

—¡Lo hago para darle de comer a los gatitos!

 

—¡Demonios, que si les doy de comer, solo se me olvidó un día!

—¡Ni siquiera tú te alimentas bien! ¿Cómo te voy a confiar a unos pobres gatitos?

—¡¿Tu como sabes eso?!

 

 

De acuerdo… Esto no era bueno, no era normal, no era cómodo. Y yo estaba completamente perdido en la conversación. Es más me parece haber escuchado este tipo de discusiones, entre JunHo y su peor es nada. Que no me llamas, se me olvido, desconsiderado, y blah, blah, blah…

 

 

Miré la hora en mi reloj, y cuando escuché unos pasos subir, la fragancia de YunHo fue velozmente opacada por la de YooChun, Ese venía ahí, con unas llaves en las manos y su cabello negro moviéndose un poco.

 

 

—¿JunSu? Mira que agradable sorpresa.

 

 

Curioso… No se por que razón YooChun está aquí, pero a quien ha notado principalmente es a mi, su odiosa sonrisa hace aparición, y su presencia parece haber hecho algo bueno, por que YunHo y JaeJoong por fin se han callado.

 

 

—Vine por JaeJoong. ¿Y tú?

—¿Te he pedido explicaciones acaso?

 

 

Arrugué el entrecejo con fuerza, YooChun recién entonces pareció darse cuenta de la mano de YunHo sobre mi hombro, tomé a YunHo por la camisa y empecé a bajar las escaleras, velozmente por que estar tanto tiempo junto a YooChun me ponía de mal humor.

 

Siempre era así, su sola presencia me alteraba.

 

 

 

 

 

 

—Personas que odian a Park YooChun, contigo ahora tres millones.

 

 

El comentario de YunHo me logró sacar una sonrisa, mientras me quitaba el casco de  la moto de YunHo y observaba la casa de Siwon.

 

 

—Tal vez deberíamos armar un grupo en Facebook.

—Sería muy popular.

 

 

Y el largo camino hasta acá con YunHo se me había hecho relativamente corto. La gente ya iba y venía de un lado a otro. MinHo tenía un vaso con algo en la mano, mientras reía con sus amigos en alguna esquina de la casa.

 

La fiesta estaba empezando por que la mayoría ya reía por cualquier cosa, YunHo miraba de un lado a otro como analizando la situación, y en ese momento me pareció un pequeño gatito asustado.

 

 

—¿Hace cuanto no vienes a una fiesta Hyung?

—Creo que demasiado tiempo.

—¡Hyung!

 

 

MinHo llegó, con una gran sonrisa y dos vasos con vodka mezclada con jugo de naranja en las manos.

 

 

—Bebida de bienvenida.

 

 

Tomé la mía, pero YunHo pareció dudar por un momento. Su mueca extraña fue un indicio claro.

 

 

—No suelo tomar, ya sabes como soy con las cosas saludables así que…

—Oh, vamos Hyung. Ni yo que soy pésimo con el licor.

 

 

Tomé el vaso y se lo extendí, hasta que con un suspiro aceptó, MinHo nos acompañó por un rato más. Hasta que Siwon pasó discutiendo con HeeChul sobre algo así como tener límites y que él llego al suyo.

 

 

No sé si es por que ya tengo cinco vasos con vodka dentro, pero hoy me parece que todo el mundo discute, deberían aprender a vivir en paz, amor y armonía.

 

 

—¿Dónde diablos está YooChun?

 

 

YunHo me miró extrañado y luego de eso sonrió, antes de beber un poco del contenido en su vaso.

 

 

—¿No que no te importa nada de él?

—Me preocupó por Jae, fue a verlo y nosotros llegamos como hace media hora.

—Pues ahí viene, y asesorado por YooChun.

 

 

Del auto que seguramente le prestó el papá, bajó YooChun y casi al mismo tiempo JaeJoong también, vestido completamente diferente a como lo vi hace unos minutos. Seguramente YooChun tuvo mucho que ver.

 

Así que mientras caminaban a la entrada, JaeJoong no acostumbrado a las miradas sonreía como podía y caminaba junto a YooChun quien se creía estrella por la alfombra roja. Al momento de pasar a mi lado YooChun me miró, con la misma sonrisa superficial y acentuando que hoy, me haría la vida imposible lo más que podía.

 

 

 

 

 

—¿JaeJoong es bueno tomando?

 

 

Cuando YunHo, mirando hacía la cocina enfocó a un risueño JaeJoong con vaso en mano, supe cual era el plan de YooChun, él era un cazador por excelencia. Y cada fiesta para él, era un nombre más a su larga lista de amantes.

 

 

—Ve a salvarlo, YunHo.

—¿Y yo por que?

—¡Por que eso es lo que él querría!

 

—¿Acaso no oíste como nos estábamos gritando en la tarde?

—¡YooChun se lo va a llevar a la cama, has algo!

—Has algo tú entonces, JaeJoong me tiene sin cuidado.

 

 

Entonces giró, dándole la espalda a la situación y terminándose el vaso con vodka que tenía desde hace como veinte minutos en la mano. Uno de los muchachos de cuarto pasó, con un vodka en la mano y YunHo velozmente se lo quitó de las manos.

 

—¡Oye!

—¡¿Qué?!

 

 

¿Tengo que decir que el muchacho prácticamente salió huyendo? Pues, eso pasó. YunHo bebió el vodka como si fuera agua, y al parecer olvido por completo su precepto de ser saludable.

 

 

—¿Por qué finges que no te importa lo que pase con Jae?

—No estoy fingiendo.

—De acuerdo, como tu quieras. Después de todo, ¿Quién puede decir que su primera vez fue con el gran Park YooChun?

 

 

Los ojos de YunHo se abrieron con sorpresa y giró a verme una vez más.

 

 

—¿Primera vez?

—¿No lo sabías? Que más da, yo ni siquiera recuerdo mi primera vez, estaba igual de borracho que Jae.

 

 

YunHo escupió el licor en su boca y yo apenas sonreí.

 

 

—¿Estas bromeando?

—Si. Pero con lo de Jae no, ve.

 

 

Termine por darle un pequeño empujón hacía la cocina, justo cuando vi la mano de YooChun viajar hacía el cuello de JaeJoong, besándolo peligrosamente cerca de los labios.

 

 

—¡Jae! Tú y yo, afuera.

 

 

No fue como lo esperaba, pero cuando menos YunHo agarró a JaeJoong por la muñeca y lo jaló lejos de ahí, quien sabe hacía donde. Por lo menos Jae estaría más seguro con él que con YooChun, me crucé de brazos y sonreí, YooChun lucía molesto.

 

 

—No comes, ni dejas comer. Eso es egoísta, Su.

 

 

Giré dispuesto a marcharme a buscar a esos dos cuando YooChun me agarró del brazo y se pegó a mi cuerpo, pude sentir incluso su aliento cerca de mi oído.

 

 

—¿Qué te parece si recordamos juntos nuestra primera vez?

 

 

Lo golpeé con fuerza y él solamente rió, incluso más fuerte que la música, cuando menos yo lo percibí así. Lo miré con odio una última vez y me aleje. Por que todavía sentía su aliento y su voz demasiado cerca de mí.

 

 

 

 

 

—¡Soy un idiota! Fue tal y como lo dijo Min… Él solo me está utilizando.

—Jae… Estoy borracho y verte llorar en este momento… ¡Me da risa!

 

 

YunHo empezó a reír como desquiciado y Jaejoong, borracho igual que él también comenzó a reír, me quedé en el resquicio de la puerta un rato más, observándolos sentados cerca de la piscina, supuse que juntos estarían bien y decidí que era hora de irme.

 

 

Llamar a ChangMin no había servido, lo llamé como hace una hora. Y nada que llegaba, y de paso estaba harto de huir a cada momento de YooChun.

 

 

—¿Sabes cual es tu problema?

 

 

Y si, YooChun volvió a aparecer. Caminé exasperado hacía la puerta y él, que parece tener una costumbre mal sana con agarrarme por el brazo. Me retuvo en la sala.

 

 

—Tu problema es que me tienes miedo, tienes miedo de admitir que junto a mi pierdes la cabeza.

 

 

Y su comentario no hizo más que provocarme risa, aunque en el fondo el corazón me latía apresurado.

 

 

—En tus sueños, Park.

—Entonces quédate, bebe conmigo y demuéstrame que yo no te sacudo ni un poco el mundo.

—¿Me estas retando?

 

 

YooChun sonrió, ofreciéndome un poco de whisky. Acentué la expresión en mi rostro y le quité el vaso de la mano, bebiéndola de golpe.

 

 

 

 

 

—¡Esto les quitará la sed!

—Mmh… No estoy seguro.

—Vamos, diviértanse… Para eso son las fiestas.

 

 

HeeChul se pegó al cuerpo de Siwon, y JaeJoong recibió la botella con tequila aún dudoso, YunHo abrazaba a JaeJoong por la espalda, aparentemente empezando a tener un poco de sueño.

 

 

—No te preocupes tanto por ellos.

 

 

No se si es por la cantidad de licor en la sangre, pero de repente tenía a YooChun sentado demasiado cerca de mi. Con un vaso con sake en la mano. Una vez escuché que beber diferentes licores no es bueno y esta risa estúpida en mis labios es evidencia de ello.

 

 

—Me estas emborrachando YooChun.

—¿Te parece que yo estoy sobrio?

 

 

YooChun se levanto y subió una pierna, perdió el control y cayó al piso entre carcajadas, que yo compartí. Me senté en el suelo junto a él y bebí un poco más de sake. De repente los labios de YooChun se me hicieron demasiado sensuales. Rojos, carnosos.

 

¡Tenia que besarlo, solo una vez!… Una sola.

 

 

 

 

 

 

—¡Es la mejor fiesta de toooodas!

 

 

MinHo estaba sobre la mesa de centro con una botella en la mano, sacudiendo su cabeza de un lado a otro con fuerza. Verlo me hizo reír y marearme al mismo tiempo, su cabello se veía tan bien cuando lo movía así.

 

 

YooChun parecía empeñado en dejar todo mi cuello rojo y cuando Not Alone sonó, empecé a moverme lentamente por que sabía que esa canción me encantaba cada vez que la escuchaba, ChangMin, que no tengo la menor idea de cuando llegó agarró a MinHo por las piernas y lo bajó.

 

 

—Hay que quitarte la borrachera, MinHo.

—Mi padre una vez metió a Siwon en una bañera.

—La bañera se parece a… ¡Una piscina!

 

 

Reí con ganas cuando escuché la deducción por parte de ChangMin, confirmado, el pequeño Shim estaba tan o más ebrio que MinHo. Siwon apareció de la nada, alejando a YooChun de mi cuello.

 

 

—Sepárense, sepárense… ¿Han visto a Shim?

 

 

YooChun arrugó el entrecejo y señaló hacía atrás de nosotros. Siwon sonrió y empujó a su hermano menor mirando fijamente a ChangMin quien se alejó un paso para verlo a la cara e intentar identificarlo.

 

 

—¡El que JaeJoong Hyung cree que me gusta!

 

 

Señaló descaradamente y esto se estaba poniendo bueno como para perdérmelo, me solté de YooChun y me levanté.

 

 

—Oye…

—Guarda silencio.

 

 

MinHo rascó un poco su cabeza y cuando la voz de la maravillosa Britney empezó a escucharse, MinHo agarró la botella como micrófono, se trepó a la mesa una vez más y comenzó a corear Hold it against me.

 

 

La gente comenzó a rodear el lugar, y debido a la cantidad de gente Siwon agarró por el brazo a Changmin y lo jaló hacía la piscina, ahora que me doy cuenta Siwon tiene la camisa abierta. Pero el punto es que tenía que saber a donde iban.

 

 

—¡Me voy a caer, que me caigo!

 

 

ChangMin se soltó, con su rostro rojo por el licor y el hablar trabado. Mirando sin mirar a Siwon en realidad.

 

 

—Te necesito.

 

 

Mis ojos se abrieron con fuerza, ¿Por que de repente Siwon le decía eso a ChangMin?

 

¡Oh… Por… Dios!

 

 

Siwon acababa de tomar a ChangMin por las mejillas, y lo besaba, con una avidez absoluta e incluso haciéndolo retroceder un poco ante la fuerza que había usado. Parpadeé un par de veces más y la imagen seguía ahí, igual que ante mi, ese par se estaba besando frente a todo el mundo en la piscina.

 

 

Pero cuando ChangMin comenzó a responderle, besándolo con la misma intensidad. Hasta que cayeron en la piscina, entre los aplausos y vitoreos de los demás. Vi a HeeChul acentuar su expresión de enojo desde la entrada de la piscina. Esto no era bueno.

 

 

—¿Por qué te fuiste?

—No fastidies YooChun.

 

 

Era oficial, la borrachera se me había ido. Y hablando de eso ¿Dónde están YunHo y JaeJoong?

 

 

—¡Oye, como te atreves, estabas conmigo!

 

 

MinHo llegó a la piscina, molesto, seguramente por que el rumor del beso del SiMin había llegado hasta sus oídos. ChangMin salía de la piscina con una sonrisa en el rostro. Miró a Siwon y luego a MinHo.

 

 

—Un MinHo, dos MinHo… ¿Por qué hay tantos MinHo?

 

 

Y en estos momentos es cuando uno desearía tener una cámara entre las manos, ¡ChangMin estaba confundiendo a Siwon con MinHo! Cosa que al parecer enojó al menor, porque le plantó horrendo golpe en el ojo al pobre de ChangMin.

 

 

—…Imbécil.

 

 

ChangMin cayó al piso riendo, Siwon se acercó ayudarlo. Y yo mucho no pude hacer, por que de repente se me revolvió el estómago, y lo único que hice fue correr hasta el baño y encerrarme ahí hasta que pudiera irme a casa.

 

 

 

 

 

 

Tengo Tik Tok en la cabeza. Tengo la voz de Kesha sonando repetidamente.

 

…Y eso no es agradable.

 

 

Levanté el rostro de mi mochila cuando mi padre hizo sonar el auto con fuerza, apropósito claro esta, me miro fijamente y decidí bajarme con un corto ‘Hasta la tarde’ y mientras la cabeza me reventaba, las gafas de sol cubrían mis ojos que se cerraban de la nada.

 

Medio instituto parecían unos zombies de un lado a otro, una de las cuantas ventajas de que la casa de Siwon sea tan grande. La verdad, es que luego de haber vomitado, recuerdo haber llamado a un taxi y luego a JunHo cargándome para dejarme en la cama, por que prácticamente me había desmayado de tanto licor.

 

 

No voy a volver a beber y es en serio.

 

 

—¡¿Cómo que nos besamos?! ¡¿Estas demente?!

—¡Baja la voz mocoso! Necesitaba besarte, es más necesito que nos sigamos besando.

—¡¿Por qué?!

—¡No tengo que darte explicaciones!

 

 

—¡Necesitas hacerlo si es mi boca la que pretendes usar!

—Necesito salir con alguien, cualquiera, da igual, pero necesito salir con alguien.

—¡Pues escogiste mal! Además yo creí que me había besado con otra persona.

 

 

Y esos detrás de la escuela, gritando como desaforados eran Siwon y ChangMin. Sacudí mi cabeza pensando que no quería enterarme de lo que hablaban, principalmente por que sus gritos me hacían doler la cabeza.

 

 

—¿Lo escuchaste? Dicen que golpee a ChangMin. Y no se por que… O al menos no lo recuerdo.

 

 

MinHo cerró su casillero con fuerza, mirándome como si yo pudiera saldar su duda.

 

 

—No lo sé, MinHo en este momento no se ni como me llamo.

—¡Demonios! Si JoongHyun no hubiera tenido que salir de viaje, hubiera ido a la fiesta y no estaría en estas.

 

 

Agité mi mano en señal de despedida y caminé hacía mi salón. Mi casi vacío y silencio salón, estuve a dos segundos de agachar la cabeza y cerrar los ojos cuando la puerta se abrió y los alumnos comenzaron a entrar.

 

 

Park YooChun entró, con unas gafas Gucci, caminó hasta mí y sonrió.

 

 

—Al final huiste… Cobarde.

 

 

Oh, genial. Si estuviera en mis cinco sentidos le gritaría, pero en realidad lo único que haré será estirar mi hermosa y esbelta pierna.

 

 

—¡Pero que cara…!

 

 

Las risas explotaron, y debido a ese ruido comprendí, que hacer caer a YooChun no había sido buena idea. YooChun se levantó con la poca dignidad que le quedaba y me miró con odio antes de caminar hasta su puesto, yo solo bostecé.

 

 

El profesor entró, hablando sabrá Dios sobre que pintor muerto.

 

 

Y cuando la puerta se abrió con fuerza, yo tapé mis oídos. YunHo y JaeJoong habían llegado al mismo tiempo y al parecer se sorprendieron al estar frente a frente. Se miraron por un par de segundos y cuando las mejillas de JaeJoong se encendieron de un rojo intenso, ambos desviaron la mirada.

 

 

—¿Y jóvenes, piensan o no entrar?

 

 

JaeJoong fue el primero en entrar, sin mirar a nadie y sentándose en su lugar como si nada. YunHo sin embargo caminó con lentitud y tranquilidad hacía el último asiento. Y luego se recostó sobre el pupitre a dormir.

 

 

La actitud de YunHo me deja una gran lección.

 

 

Cada vez que tengas una gran resaca, hasta atrás te debes sentar.

 

 

—Bueno, viendo que no hay más interrupciones. Me complace presentarles a nuestro nuevo estudiante que ha decidido unirse a este conservatorio.

 

 

Todo el salón comenzó a murmurar y yo solo bostecé.

 

 

—Reciban y traten bien a su nuevo compañero, Kim JunHo.

 

 

Levanté la cabeza con sorpresa y mi hermano, con su deslumbrante sonrisa ingresó por aquella puerta. ¿Qué demonios estaba pensando? Sentí el dolor de cabeza aún más intenso, y cuando JunHo me saludó.

 

…Supe que todo esto era parte de un karma de mi vida pasada.

 

 

 

 

 

¿Peleé con JunHo? Si.

 

Según él se unió a mi conservatorio para que pasáramos más tiempo juntos. Claro… Yo lo entiendo, por que como nada más pasamos todo el maldito día juntos.

 

Mi vida acabó, principalmente… Por que descubrí a YooChun observando a mi hermano… Casi durante toda la clase. Por que JunHo, sin pretenderlo, ha vuelto a ganarme, ha vuelto a quitarme algo que me negaba a aceptar me gustaba.

 

 

Y quizá, cuando JunHo le sonrió a YooChun, solo tal vez… Sentí un poco de celos.

 

 

 

 

 

 

Publicado por: KSu_675

Estado: Confundido.

Escuchando: Runaway

11 comentarios sobre “Blogger: Quinta Publicación

    Those5StupidBoysI♥ (@W_OneETERNALLY) escribió:
    7 julio, 2012 en 19:13

    Junsu va a matar a Junho.
    Lo va a despedazar, a descuartizar…
    Oh Dios…
    Seguiré leyendo >3<

    Me gusta

    Sophy escribió:
    8 agosto, 2012 en 9:39

    Mmmmm e ahí los efectos del alcohol xD Changmin viendo a un montón de Minho’s ~muere de risa~ Junsu terminando con Yoochun y el YunJae aún no se sabe que fue lo que hicieron xD enserio que esa fiesta estuvo buenísima xD Changmin ahora resultó con Siwon, ese Siwon se pasa como le pide a Changmin que salga con él ~muere de risa~ xD

    ~sigue leyendo~ (>_>) cap. 6 (<_<)

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    27 agosto, 2015 en 16:32

    Jajaj me encanta cuando sacam sus cositas sarcasticas como eso de “Aja. Y yo soy de martes..lo del nombre, lo de peor es nada” tooodos y cada uno. Por que? pues porque incluso puedo imagonarlos haciendo y diciendo tales cosas y muero de risa. Sin contar con que las borracheras DBSK siempre te quedan de lujooo¡¡¡😄😄😄. Changooos ahora si que se va a pner gueno con el YoooSuHo? el SiChulMinHo zaacarracatelas que enrreodooos. Ok Hoy es un dia suoer teiste para mi comense mi dia llorabo (lo digo muy ennserio😢) Mi Amado Yoochunnse fue al Sm hoy y nisiquiera pude dormir del puritito sentimiento… Tu me has hecho la tarde una ves mas😢😢😢gracias😢

    Me gusta

    laucamp escribió:
    3 abril, 2016 en 8:25

    Lo que son las borracheras, terminan haciendo cosas con quién supuestamente nko quieren estar jajaja…

    Para mi que ya pasó algo en el YunJae después de esto.

    Gracias!!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s