Blogger: Sexta publicacion

Posted on Actualizado enn


 

 

BLOGGER

SEXTA PUBLICACION

SUCEDIÓ, ESA NOCHE.

16/03/2010.

 

 

 

 

 

Una conclusión a la que he llegado, es que si mi madre llega a leer algún día esto. Moriré.

 

 

Dicen que es de humanos equivocarse y rectificar de sus errores. Pero en realidad no sé hasta que punto me he equivocado. Y las lagunas mentales que tengo en este momento me provocan la peor de las jaquecas.

 

 

Recuerdo haberme besado con YooChun, recuerdo que mi corazón latió desbocado y fue el mejor beso de mi vida, pero recuerdo también a YunHo jalándome del brazo y por supuesto las palabras de Min diciéndome que aquello iba a pasar.

 

 

Oh, si. Park YooChun me había desilusionado.

 

 

¿Saben que es curioso? Que a pesar de saberlo, de ser consciente de ello. Mis ojos aún lo siguen cuando por casualidad me lo encuentro en los pasillos. Aún mi corazón salta emocionado y aún siento el vago sabor de sus labios.

 

 

Supongo que olvidarlo es cuestión de tiempo y no puedo sencillamente olvidarlo.

 

 

Pero mi problema número dos, lleva por nombre Jung YunHo y sus estúpidos besos que no tengo la menor idea de en que momento permití, pero que ha estas alturas, sé que fui yo quien terminó por pedirlos.

 

 

 

 

 

—¿Acaso no pueden guardar silencio?

 

 

 

Masajeé levemente mi sien y la gente aún así continuaba caminando de un lugar a otro, conversando, alborotando el lugar y las punzadas en mi cabeza empeoraban. Durante la hora del almuerzo. JunSu no paraba de hablar y ChangMin parecía concentrado en mirar la manzana roja en sus manos.

 

 

—Entonces ayer cuando fui a recoger a Yunho Hyung a su departamento pude notar que tenía muy bien cuidado a los gatitos. No entiendo como puede ser tan bueno en todo lo que se propone. Es decir, baila realmente bien, tiene una linda sonrisa, es sexy…

 

 

—¡Bueno basta! Yo cuido los gatos junto con él, lo he visto bailar e incluso lo he visto medio desnudo, pero no por eso me la pasó hablando de él todo el maldito rato.

 

 

Supe que ese exabrupto había sido un pequeño error de mi parte, por que ChangMin y JunSu me miraron extrañados. Tomé mi carpeta sobre la mesa y lo único que alcancé a escuchar fue el susurro vago de ChangMin hacía JunSu.

 

 

—¿Acaba de decir medio desnudo?

 

 

Mi pequeño y patético mundo se me estaba cayendo de las manos.

 

 

 

 

 

Lavé mi rostro con un poco de agua y vi el reflejo de mi rostro en el espejo. No veía ni medianamente bien, supongo que el malestar era transmitido a cada una de mis expresiones y solo sentía el estómago revuelto.

 

 

Con mi inteligencia… ¿Cómo me deje hacerle esto a mi cuerpo?

 

 

—Dos de estas y te sentirás mejor.

 

 

Park YooChun estaba detrás de mi, ofreciéndome unas pequeñas aspirinas, con su sonrisa de un millón de dólares y aparentemente muy bien a pesar de la cantidad de licor que ingirió la noche anterior. Entonces recordé sus labios en mi cuello y un escalofrío recorrió mi cuerpo.

 

 

—Gracias… Supongo.

 

 

Tomé la botella con agua y las pastillas en mi mano esencialmente por que moriría si seguía así. Cuando las aspirinas estuvieron en mi interior sentí un fuerte peso en el estómago y supuse que eso no era bueno.

 

 

—¿JaeJoong, estás bien?

—No, te odio. Y acabo de aceptarte unas pastillas. ¿Qué sucede conmigo?

 

 

YooChun sonrió un poco y me miró cuidadosamente, como si en realidad estuviera preocupado.

 

 

—Creo que debería llevarte a la enfermería.

 

 

Luego de eso mi situación no mejoró mucho que digamos. Por que de pronto, me sentí mareado y las manos de YooChun en mi cintura. Y en medio de inconsciencia justo antes de perder el conocimiento pensé: ¿Por qué no había visto a YunHo en todo el día?

 

 

 

 

 

Esto no está bien, detente.

Mañana nos vamos a arrepentir.

No suelo hacer este tipo de cosas… En serio, detente.

 

 

Logré removerme un poco, la cama sobre la que estaba era incómoda, y cuando abrí los ojos me di cuenta del por que, estaba en la enfermería con el sol en el rostro y un tremendo calor que lograba que emanara sudor de mi frente.

 

 

—¿Por qué estoy aquí?

—Por las consecuencias de beber sin experiencia y en exceso.

 

 

La enfermera leía una revista, cruzada de piernas y con un desinterés impresionante en mi salud.

 

 

—Mmh… Bueno, creo que regreso a clases. Con permiso.

 

 

Estar mareado es un asco y supongo que no fue culpa de YooChun, simplemente terminé de colisionar aunque hubiera sido agradable encontrarlo cuando despertara pero supongo que esperar cosas de él, era algo ya hasta ridículo.

 

 

—¿Dónde habías estado?

 

 

JunSu gritó, gritó e hizo martillar mi pobre cerebro, sin embargo su rostro preocupado logró hacerme suspirar.

 

 

—No me sentí bien, fui a la enfermería.

—¿Pero ya estás bien?

—Si, eso creo…

 

 

—Hyung… Hace un rato, lo siento. Aunque no estoy seguro de que fue lo que te molesto, pero lo siento.

—No, Su. Yo lo siento me exalté un poco.

 

 

Él sonrió, y yo entonces recordé las vagas frases en mi mente, recordé a YunHo sin camisa frente mí, los besos, las risas, él lamiendo mi estómago. ¡Maldito pervertido del demonio! ¡¿Qué diablos me hizo?!

 

 

—Hyung, ¿Estas bien?… Parece que te hubiera dado la muerte blanca.

 

—¿Eh? Yo no… ¡¿Dónde esta YunHo?!

 

 

JunSu retrocedió, asustado probablemente.

 

 

—En su casa, creo… No sé, dijo que se iría por que no estaba de humor para recibir clase o algo así.

 

 

Y antes de que lograra decir algo más, salí corriendo por entre los pasillos, por que iría donde ese idiota y le gritaría hasta de que se iba a morir, por que lo golpearía incluso con lo primero que encontrara.

 

 

Él único problema entre mi puño y el rostro de YunHo era que permanecía dentro del instituto, y por tanto me tocaba fugarme y salirme del Conservatorio a escondidas. En cuanto tuve al muro que me separaba del instituto, me detuve.

 

 

¿Estaba a punto de hacer lo que creía que iba a hacer?

 

 

De pronto el muro se me hizo inmenso, casi hasta inalcanzable. Treparlo y salir de aquí, implicaría infringir todas las reglas habidas y por haber. Por YunHo, bueno no exactamente por él, sino más bien por mis instintos asesinos hacía él.

 

 

—Me estoy volviendo loco.

 

 

Ajusté la maleta a mi espalda y empecé a trepar con cuidado. ¡Por que me tenía que pagar por aprovecharse de mi cuando estaba borracho! ¡Por que tenía que demostrarle que no siempre podía salirse con la suya!

 

 

Y resultó más difícil de lo que esperaba, eso o mi condición física era un asco, por que entre mi pierna que no alcanzaba llegar más arriba y mi brazo que no sostenía todo el peso de mi cuerpo. Pues sencillamente sospechaba que terminaría una vez más en enfermería.

 

 

—…¿Qué supone que estás haciendo?

 

 

Su voz sonó de la nada, y levanté la mirada como pude, lo encontré. Parado a unos metros de mí. Con la maleta en su espalda y viéndome con una de sus cejas levantadas, el impulso estuvo en mi venas, lo señalé y empujé mi cuerpo con fuerza.

 

Y si, caí justo sobre su cuerpo.

 

 

—¡Tu, pervertido!

—¿Me lo dice el tipo que acaba de saltar desde un muro sobre mi?

 

 

Que el cielo me lance un rayo en este preciso momento, por que justo en este momento en que estamos extremadamente cerca, sus ojos… ¡Dios, sus ojos! Sacudí la cabeza con fuerza y me levanté como pude, arreglando un poco mi ropa y mirándolo con rabia.

 

 

Se que está sonriendo. ¡El maldito está sonriendo! Lo sé, y lo peor es que no puedo mirarlo a la cara por que acabo de… ¡Que sus ojos son lindos! Jamás en mi vida me había sentido tan patético como ahora.

 

 

JaeJoong… ¿Por qué demonios tienes que besar tan bien?

 

 

Apreté los puños con fuerza y volví a mirarlo con rabia mal contenida.

 

 

—¡Maldito, maldito! ¡¡MALDITO!!

 

 

Y puede que sea por que tiene más ejercitado los brazos, o por que el maldito ejercita más su cuerpo, y es más alto y con un demonio que físicamente se ve más fuerte que yo, pero aún así mientras lo golpeaba con mis puños él parecía no inmutarse.

 

 

¡Y eso era frustrante!

 

 

Así que la mejor opción en ese momento entonces fue la maleta en mi espalda, la quité sin remedio y comencé a golpearlo con fuerza, y cuando una mueca cruzó por su rostro, supe que al fin le estaba doliendo. Así que solo lo golpeé con más fuerza.

 

 

Oh, dulce venganza~

 

 

—Auch, ya, JaeJoong… ¡Basta, JaeJoong! ¡QUE TE DETENGAS!

 

 

Cuando me agarró con sus manos y logró detenerme tan solo con sacudir mi cuerpo, tomé la firme decisión de ejercitar mi cuerpo también, solo para al menos en otra ocasión darle un poco más de pelea.

 

 

—¿Se puede saber que demonios pasa por esa loca cabeza tuya ahora?

—¡Eres un pervertido! ¡Te aprovechaste de que estaba borracho! ¡TU MALDITO!

—¡Deja de maldecir! Y enserio… Tu crees que…

 

 

No pudo terminar de hablar, por que su risa comenzó a salir inoportuna y burlona, exacta como él.

 

 

—¿Y es que no es verdad?

—Es verdad.

 

 

¡Descaro! ¿Cómo puede haber tanto descaro dentro de ese cuerpo tan sexy? ¡Demonios! Nada de sexy, solo cuerpo. Por favor, olviden lo anterior.

 

 

—¡Entonces si te aprovechaste de mi! ¡Tu maldito, odioso, pervertido!

—Basta JaeJoong… Deja la exageración que me duele la cabeza y para variar tú solo lo empeoras, aunque tú haces doler mi cabeza con o sin resaca de por medio.

 

 

Bufé exasperado con aquello y YunHo solo sonrió antes de caminar como si nada de ingreso al instituto.

 

 

—¡Vuelve acá, todavía no termino de insultarte Jung YunHo! ¡Aunque tú nombre de por si ya es como decir un insulto! ¡Tu sub pedazo de animal desarrollado!

—Ah~ Extraño al JaeJoong cariñoso, callado y dispuesto a todo de ayer en la noche. Definitivamente con la boca cerrada u ocupada en otra cosa eres más sexy.

 

 

Apreté con fuerza el agarre que tenía en mi maleta, y entrecerré los ojos.

 

 

—¡CÁLLATE!

 

 

Y por supuesto, mi maleta fue a dar directo a su cabeza.

 

 

 

 

 

 

 

El sonido constante de mi bolígrafo al golpear en la mesa del comedor era molesto, lo sabía, me molestaba incluso a mi, pero aún así no planeaba detenerme, por que era eso o lanzarme una vez más hacía YunHo y golpearlo.

 

 

Por que durante la hora del almuerzo él se encontraba a dos mesas de la nuestra y a tan poca distancia yo solo sentía ganas de volver a golpearlo, se supone que soy una persona pacífica. ¡Pero hoy lo odio como a nadie!

 

 

—Hyung… ¿Puedo hablar contigo de algo muy importante?

 

 

ChangMin se expresó de una manera poco cotidiana en él, habló suave e incluso hasta un poco nervioso, como si se sintiera intimidado por algo o alguien, por lo mismo detuve el movimiento de mi mano y lo miré.

 

 

—¿Qué sucede, Min?

—Es algo acerca de Siwon.

—Oh, ¿Cómo van las cosas con él?

 

 

Me miró. De una manera incomprensible, pero luego solo bufó y reviró los ojos. Como pareciendo ignorar demasiadas cosas y al mismo tiempo dispuesto a hablar dijera lo que dijera.

 

 

—La situación es esta. No se por que razón, pero Choi Siwon quiere que salgamos, según él por que es una manera de salir de un circulo vicioso en el que se encuentra atrapado y él siente que vale demasiado como para dejarse hundir por él. Y al parecer él me considera lo más normal en el conservatorio.

 

 

Sinceramente, no entendí mucho de lo que dijo, solo entendí la palabra salir juntos. ¡Y eso era un beneficio! A ChangMin le gustaba Siwon después de todo.

 

 

—Aunque no sé por que me ha escogido cuando antes ni me determinaba… Aunque todo eso del circulo vicioso me suena a excusa, más bien estoy seguro de que ni él mismo sabe lo que hace, y tiene plan retorcido de por medio. Es amigo de Park después de todo.

 

 

¿Qué dijo?

 

 

Genial, no escuché ni una palabra. ¡Y tengo una excusa! Por que una de las chicas de tercero se acaba de acercar a YunHo, y le sonríe, y le coquetea, y él se deja. ¡Maldito! Lo sabía, nunca debí dejar de desconfiar de su mala fama.

 

 

 

—Entonces que opinas Hyung… Finalmente quien me gusta es otra persona. Pero salir con Siwon, es tan… Bizarro. ¿Qué crees que deba hacer.

 

 

¿Eh? Diablos, volví a perderme en la conversación. Miré a ChangMin, él esperaba una respuesta. Bebí un poco de agua y dejé que mis instintos me guiaran. Después de todo de lo que poco que entendí. ¿Qué podía haber de malo en salir con la persona que te gustaba?

 

 

—Hazlo, finalmente… ¿Qué más puedes hacer? En el camino, verás como sacarle también provecho a la situación. Si es que de un conflicto de intereses se trata. ¿No?

—Mmh… Interesante consejo, Hyung.

 

 

Me sonrió complacido y al parecer analizando muy bien su siguiente paso. Yo no sé por que dije lo que dije. Y soy un asco de amigo, por que ese consejo que le acabo de dar a ChangMin, lo escuché hace dos días en una serie de televisión.

 

 

Si ChangMin se entera, va a matarme.

 

 

—Oh, la vida es tan injusta… Creo que eso de ser popular viene en la sangre.

 

 

Luego de un rato, Min volvió a hablar. Con la quijada apoyada en su mano y la mirada fija en aquel grupo que como cada mañana se ubicaba en la mesa casi central del comedor, ahí donde Siwon, HeeChul y YooChun reían y conversaban siendo admirados por los demás.

 
Solo que en esta ocasión al parecer, Kim JunHo los acompañaba.  Y él se había acoplado demasiado bien a ellos, es apenas su primer día en el conservatorio y ha logrado lo que nadie antes, sentarse junto a ellos, comer junto a ellos, ser parte de ellos.

 

 

Y la mano de YooChun sobre su hombro es un claro indicio del por que.

 

 

Negué levemente, sonriendo con algo parecido a la tristeza. ¿Mejor método para olvidarte de un amor no correspondido? Pues,  descubre por completo a ese amor, y decepciónate. Por que Park YooChun solo juega con todos, y aún me es inexplicable lo que siente por JunSu.

 

 

Curiosamente desde que JunHo llegó, él y JunSu no han hablado supongo que es por le hecho de que ese cambio repentino no es algo que tenga a JunSu precisamente feliz. Aunque no estoy seguro de las razones.

 

 

—Oh, oh… JunSu llegó.

 

 

ChangMin fue el primero en divisarlo, JunSu ingresaba al comedor conversando con varios chicos del equipo de futbol, entre risas y empujones. Pero la sonrisa se desvaneció casi de inmediato cuando reconoció a su hermano junto a YooChun.

 

 

Hay muchas cosas particulares en JunSu, y una es que cuando algo lo enoja. No puede ocultarlo. Sus ojos se fijaron en el grupo del centro, continuó caminando sin dejar de mirarlos, caminando hacía nosotros.

 

 

Y solo por que quizá ya sería demasiado evidente, cuando ya estuvo frente a nosotros dejó de mirarlos. Y lo que quedó del almuerzo JunSu no habló, ni siquiera cambió su expresión molesta y por el bien de todos. Ni ChangMin ni yo quisimos intervenir.

 

 

 

 

 

La hora de la salida había llegado.

 

 

Y por tanto, todos se movían de un lado a otro intentando salir del conservatorio ligeramente tranquilos. Yo los veía salir, sentado en el pequeño bloque de cemento. Como un alma en pena, por que creo que me acosté con Jung YunHo y ni siquiera lo recuerdo.

 

 

—¿Aun te sientes mal?

 

 

YooChun se sentó a mi lado, mordiendo una manzana que tenía en las manos y hablándome como si de repente fuéramos los mejores amigos de toda la vida.

 

 

—No, es otra cosa la que me tiene así.

—Que bueno, por que solo por si te interesa la enfermera dijo que mi pastilla no tuvo nada que ver, tan solo remataste con la pastilla. Ya estabas débil desde antes.

 

 

—Lo sé, no voy a demandarte si es lo que crees.

—Solo es por curiosidad.

 

 

Sonrió, de esa manera que encanta a cualquiera. Y antes de que pudiera embelesarme recordé a YunHo, ¡Es decir! A Yunho, ChangMin, y Junsu. Por que ellos están practicando para la presentación y yo prometí acompañarlos.

 

 

—Lo siento, me tengo que ir.

—Te acompaño.

—No es necesario.

—Da igual, no tengo nada mejor que hacer.

 

 

En realidad… No estoy seguro de hasta que punto eso pude ser una buena respuesta. Pero como continuó caminando a lado mío yo tampoco hice nada por evitarlo. Y por supuesto, supuse que estaba aburrido por que JunHo tenía clases de Francés en un instituto privado.

 

 

Así que en realidad, su interés en mi se reducía a que se conformaba conmigo.

 

 

¡Oh, JaeJoong! Eres un maldito estúpido.

 

 

Hola… ¿No soy lo que estás buscando? Lo puedo ver en tus ojos, lo puedo ver en tu sonrisa. Eres todo lo que quiero y mis brazos te rodean con facilidad. Y quiero que sepas… Lo mucho que te amo.

 

 

Antes de que lograra abrir la puerta, la voz de Junsu me dejó paralizado, por que era tan suave y envolvente como ninguna otra que antes hubiera escuchado. Por que era sentía que de algún modo, la voz de YooChun incluso podía sentirse opacada.

 

 

Abrí la puerta y él se encontraba en el centro. Con los ojos cerrados, cantando y sintiendo cada letra y entonación que hacía. No había alcanzado a llegar al salón de entrenamiento cuando lo escuché, por eso es que estaban en el salón de música.

 

 

Y por eso es que YunHo tocaba el piano, yo ni siquiera sabía que tocara el piano.

 

 

—Hola… Solo quiero hacerte saber, por que amo tu manera de ser, y amo lo que haces. ¿Estas sintiéndote sola? ¿O hay alguien que te ama? Dime como puedo llegar a tu corazón, al menos dame una pista. Y mientras lo descubro déjame quedarme junto a ti y decirte que te amo…

 

 

ChangMin observaba a MinHo, no estoy seguro del por que, pero lo miraba de una manera que me hizo dudar de que en verdad le gustara Siwon. Sin embargo cada vez que MinHo miraba a ChangMin él desviaba la mirada y MinHo solo agachaba la cabeza.

 

 

Volví a concentrarme en JunSu, o al menos lo intenté, por que YunHo tocando el piano robaba mi atención, por que me sorprendía lo diferente que lo podía ver cuando estaba junto a mi, y cuando estaba o hacía algo por JunSu.

 

 

¿Es que acaso le gustaba JunSu? Cuando estaba junto a él, era amable, le enseñaba a bailar, le sonreía, lo dejaba que lo abrazara, lo dejaba entrar a su departamento, lo acompañaba a donde fuera. Y ahora incluso, tocaba una canción para él.

 

 

—Acaso… ¿No soy yo lo que estás buscando?… Mientras lo descubres… Déjame decirte solo una vez más, lo mucho que me enamorado de ti.

 

 

YooChun soltó la manzana en sus manos, con la mirada fija en JunSu, retrocedió como si estuviera asustado, llevando una mano a su pecho y con la respiración algo agitada. ¿Qué le sucede?

 

 

—YooChun… ¿Estás bien?

 

 

Sin embargo, él solo salió corriendo, lo último que vi fue su cabello agitarse mientras desaparecía por el pasillo, pasando desapercibido por los demás.

 

 

—¡Vieron! Les dije, lo que JunSu debe hacer es cantar. ¡Tu voz es impresionante, Hyung! Además de que claro, Lionel Ritchie nunca falla. ¡Dios! Hasta creo que te admiro en este preciso instante.

 

 

Todos rieron ante el comentario de ChangMin, ingresé a paso lento. Y sonreí un poco, levantando la mano a modo de saludo. MinHo se acerco para hablarme de algo que no entendí muy bien y ChangMin solo asintió. Sin embargo YunHo ni me miró, por que parecía entretenido en decirle algo a JunSu.

 

 

…Y yo solo sentí que lo odiaba un poco más.

 

 

 

 

 

—Creo que ChangMin me odia.

—¿Por que?

 

 

MinHo suspiró, sentado junto a mi en el suelo, observando como YunHo le daba indicaciones en algunos pasos a JunSu. Changmin sin embargo había optado por irse temprano. Y JunSu al parecer no estaba muy seguro de eso del canto, así que mientras seguiría con lo del baile.

 

 

—Lo golpeé ayer en la fiesta, y no se por que… Pero desde entonces no me habla.

—Quizá deberías intentar tú hablar con él.

—¿Tu crees?

—Si.

 

 

MinHo sonrió, al parecer un poco más aliviado. JunSu hizo un pequeño movimiento lateral y YunHo lo aplaudió con una gran sonrisa en el rostro. De pronto suspiré y sentí que solo deseaba llegar cuanto antes a casa.

 

 

 

 

 

 

Es curioso el hecho de ver que la vida a veces es muy complicada.

 

 

Especialmente cuando a quien menos queremos ver, nos  lo encontramos por todas partes. Precisamente hoy no quiero ver más a YunHo, y claro a mi madre le ha dado por pedirme que saque la basura una vez más y cuando abro la puerta, la puerta de YunHo se abre también.

 

 

—Contigo quería hablar.

—Dices no soportarme y ¿Ahora quieres hablar conmigo?

—Decidí que ya sufriste lo bastante.

 

 

YunHo se apoyó en el alfeizar de su puerta, con los brazos cruzados y una sonrisa burlona en el rostro.

 

 

—¿De que hablas?

—¡Lion, ven!

 

 

Volvió a ignorarme, pero en esta ocasión por el pequeño gato que salió del departamento y corrió directo hacia mí, me agaché para tomarlo entre mis manos. Y YunHo al parecer hizo lo mismo. Y de pronto, su rostro volvió a estar demasiado cerca al mío.

 

 

Y fue… Como si algo regresara a mí.

 

 

 

JaeJoong… Esto no está bien, detente.

Mañana nos vamos a arrepentir.

No suelo hacer este tipo de cosas… En serio, detente JaeJoong.

¿Por qué demonios tienes que besar tan bien?

 

 

 

Éramos YunHo y yo. Era él lamiendo la sal de mi estómago, era yo susurrándole al oído que nos fuéramos a una habitación. Besándonos, botando cosas a nuestro alrededor, era yo mordiendo su cuello y era él gimiendo mi nombre.

 

¡Maldición! Ni siquiera recordaba del todo la situación, y ya me sentía avergonzado.

 

 

—Lo siento, Lion es muy inquieto.

 

 

Tomó al pequeño gato entre sus manos y se alejó un poco, manteniendo una distancia prudente y yo solo quería que me tragara la tierra. Por que no podía con todo esto y sinceramente ya empezaba a dudar de mi brillante cerebro.

 

 

—Como decía, ayer no paso nada entre nosotros. Bueno, en realidad al menos no tuvimos sexo. Así que tranquilízate JaeJoong… Aunque sería conveniente que recordaras quien era él más interesado en que nos divirtiéramos.

 

 

Me sonrió, tan descaradamente que yo solo quise golpearlo, pero hasta que no cerró la puerta de su departamento, con él adentro. Entonces yo no pude respirar. Por que permanecía arrimado contra la pared, mirando el suelo. Y con una mano en mi rostro.

 

 

Por que había sido yo quien prácticamente había semi desnudado a YunHo. Y no me sentía orgulloso de eso, a pesar de que no recordara del todo.

 

 

 

 

 

 

 

La vida es injusta.

 

 

Especialmente conmigo, de regreso al conservatorio todos reían, todos conversaban. Y yo solo pensaba en como disculparme con YunHo sin sonar tan patético. Aunque no estaba seguro de si disculparme era una opción.

 

 

El celular en mi bolsillo vibró. Era de ChangMin, y era tan corto que ni siquiera lo terminé de entender.

 

 

<< He decidido seguir tu consejo, Hyung. Gracias. >>

 

 

 

¿Consejo?

 

 

Genial… Ni siquiera recuerdo cual consejo es ese. Seguramente por que fue durante ese momento en el que ChangMin hablaba y yo solo escuchaba. Oh, vida… ¿Por qué me odias tanto?

 

 

—¡Hyung! Buen día…

 

 

JunSu estuvo junto a mí. Con una sonrisa en el rostro y al parecer de buen humor.

 

 

—Buenos días.

—Hey, buen día.

 

 

MinHo y JoongHyun aparecieron también. Al parecer JoongHyun había llegado de viaje y por tanto había ido por MinHo como cada mañana, por tanto y por suerte MinHo parecía mucho más tranquilo y feliz. Supuse que entonces arreglar la situación con ChangMin no sería problema.

 

 

—¿Y JunHo?

 

 

JunSu desvió la mirada, arrugando el entrecejo y con sus palabras sonando demasiado secas como para creer que en realidad provenían de él.

 

 

—YooChun fue a recogerlo, supongo que llegaran en un rato… Si es que llegan.

 

 

Asentí, incomodo por la molestia que de pronto se había instalado en medio de todos. JoongHyun miró a MinHo, pero él únicamente levantó un poco los hombros, indicándole que no sabia lo que pasaba.

 

 

—Por cierto… ¿Alguien ha visto a ChangMin? Él siempre llega exageradamente temprano.

 

 

Quizá JunSu no lo notó en seguida, pero en el momento en nos vio a todos, abrir los ojos con sorpresa giró hacía donde nosotros mirábamos. Y abrió su boca sin saber exactamente que decir.

 

 

Por que el chofer del auto de Siwon abría la puerta del auto y Siwon salía de ahí deslumbrado a todos como de costumbre, pero en esta ocasión ni YooChun ni HeeChul venían con él, por que ellos eran los únicos con los que Siwon se dejaba ver.

 

 

Entonces ocurrió, ChangMin bajó del auto atrás de Siwon con una expresión indescifrable en el rostro. Pero lo más extraño de todo fue cuando Siwon tomó de la mano a ChangMin y él no hizo nada más que esquivar la mirada y murmullos de todo el conservatorio mientras ingresaban con toda la tranquilidad del mundo.

 

…Por que era definitivo, el mundo se estaba volviendo loco.

 

 

 

 

 

Alguien me podría decir… ¡¿Qué demonios esta sucediendo?!

 

 

En realidad todo mi drama particular y personal cambió por completo a la felicidad de uno de mis mejores amigos, por que al fin, después de todo… ¡ChangMin estaba saliendo con Siwon! Y era oficial, todo el conservatorio lo sabía.

 

 

El único problema es que HeeChul no parecía muy contento y me preocupaba lo que él pudiera hacerle a su relación, por que no era un secreto para nadie lo que HeeChul y Siwon tenían. Y que de pronto Siwon dejara de lado a HeeChul por completo. Pues solo digamos que ChangMin fue el chisme del día en el conservatorio.

 

 

Pero luego ocurrió lo peor. Por que si, estoy muriendo…

 

 

Y hoy durante la clase de computación. JunSu giró la pantalla hacía mi y me enseñó mi momento más desastroso de toda mi adolescencia, por que alguien había envidado a todo el conservatorio fotos mías y de YunHo.

 

 

Abrazándonos, riendo… Entrando a la habitación en la casa de Siwon.

 

 

Por que justo en este momento… De verdad, quería salir corriendo directo a mi casa.

 

 

Mamá iba a matarme.

 

 

 

 

Publicado por: JeJng—126

Estado: Muerto.

Escuchando: No escucho nada… ¡Por que estoy muerto!

 

 

To be continued…

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Blogger: Sexta publicacion

    Anónimo escribió:
    14 agosto, 2011 en 22:22

    Jajajaja mi Jae esta loco jajaja xD Diosss q mala eres chica T^T Yo queria lemon YunJae y que fuera YunHo el q se violara a Jae T^T

    Me gusta

    Zull Donner (@Zull_Donner) escribió:
    8 octubre, 2011 en 3:25

    LOL, no puedo decir nada más que LOL.
    ¿porqué rayos ese babo sigue creyendo que a ChangMin le gusta SiWon?
    xD definitivamente adoro el desastre que es Jae acá…~

    Me gusta

    Shinya Yuy escribió:
    27 diciembre, 2011 en 5:58

    No escucho nada porque estoy muerto!! XD !!
    me encanta >.< Jae es lo mejor en este fic xD
    y quiero a ese gatitooo hiperactivo XD

    Me gusta

    Those5StupidBoysI♥ (@W_OneETERNALLY) escribió:
    7 julio, 2012 en 20:33

    Puedo apostar a que eso lo hizo el bastardo de Yoochun! D:
    Las fotos de Yunho y Jaejoong.
    Puedo casi jurar que fue él ¿si no quien más? D:
    ¿CHANGMIN? ¿ESTÁS LOCO ACASO?

    ¿Qué pasa con todos ustedes? .-. están perdieron la cordura.

    Me gusta

    Sophy escribió:
    8 agosto, 2012 en 12:23

    ~muriendo de risa~ ese JJ sólo a el le pasa lo que le pasa xD siiii el YunJae puro lave ❤ ❤ _>) cap. 7 (<_<)

    Me gusta

      Sophy escribió:
      8 agosto, 2012 en 12:29

      La verdad ya no me acuerdo como iba el verdadero comentario lo siento u.u pero está cosa a veces aérea pone loca n.n

      Felicitaciones Nesly tú muy bien d(*u*)b

      Me gusta

      Sophy escribió:
      8 agosto, 2012 en 12:33

      Comentario original: lol

      ~muriendo de risa~ ese JJ sólo a el le pasa lo que le pasa xD siiii el YunJae puro love ❤ ❤ _>) cap. 7 (<_<)

      Me gusta

      Sophy escribió:
      8 agosto, 2012 en 12:36

      Lo siento Nesly por hacerte tanto spam u.u pero no se que le está pasando a está cosa horrible u.u lo siento ~junta sus mano en modo de disculpa~

      Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    28 agosto, 2015 en 18:31

    Por todos los cielooos😜😜😜😜 Adooro esos momentitos en los que mis hermososo dibagan entre los que Hacen sienten y creen y se lian solitos como cuando jae le geita a Yunho Madito y sale con su “Demoniis eres tan sexy que hasta olvide que chiin… me hace enojar de ti jeje¡¡¡ Junsu ta celooso y Minho lo va a estar tambiiien… 😄😄 de la chula.. ay Naniita 😢😢😢 Temo por Changminnie… Aaaaahh se pone buuueno directo a geniaaaal¡¡¡¡

    Me gusta

    laucamp escribió:
    3 abril, 2016 en 23:34

    Me encanta Jae, me divierte con sus pensamientos. Pero ahora haber que reacción tiene Yunho.

    Me encantafía que a Jae lo escuchen escuchen, aunque ni él sabe que canta.

    Gracias!!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s