Se solicita novio: Capitulo 8

Posted on


Se Solicita Novio

 

CAPITULO 8: Por que al Primer Amor se lo quiere más. A los otros se los quiere mejor.

 

 

HeeChul llegó agitado ese día.

 

Pasó una mano por su cabello y ajustó velozmente su traje. El cuello de la camisa, las mangas, observó su reflejo a través de un cristal y sonrió. Se encontraba perfecto. Respiro profundó e ingresó al gran salón previo a la premiación.

 

Tomó una copa de Champagne que le era ofrecida y sonrió a la amable muchacha que le había servido. Buscó con la mirada a su primo y a pesar de la gente no lo pudo encontrar. Por suerte la prensa no tenía acceso al evento antes de la premiación, sin embargo el no ver a YunHo lo extrañó.

 

Dirigió su mirada a una mesa en una de las esquinas e instintivamente se irguió.

 

¿Qué era esa combinación tan extraña en aquella mesa?

 

Se acercó con paso lento, con miedo de que sus ojos lo engañaran y tuvo que admitir que imagen más inverosímil no pudo encontrar. El lindo de JunSu permanecía sentado en una de las sillas, con los brazos cruzados y el entrecejo arrugado. El insoportable de JaeJoong bebía copa tras copa de Champagne.

 

El sexy de YooChun increíblemente peleaba constantemente con el pacífico e indiferente con el mundo de Shim ChangMin. Y la imagen sola bastaba para intrigarlo, particularmente por que los cuatro muchachos se encontraban compartiendo la misma mesa.

 

—Es que no termino de entender como YunHo puede conocer a alguien como tu, Shim.

—Créeme mi duda es mayor, tu sinceramente no puedes ser la mejor compañía para YunHo Hyung. Por que particularmente tu YooChun eres de lo peor.

—¡Mocoso del…!

 

—¡Se pueden callar!

 

JunSu los miró directamente y ambos muchachos impulsivamente guardaron silencio. HeeChul pensó que esa faceta en el modelo de YunHo era realmente encantadora. Y que definitivamente su primo la tenía que presenciar. Pero a todas estas ¿Dónde estaba él?

 

—Se la han pasado peleando desde que se vieron ¿Qué más da?

 

HeeChul sonrió ante el comentario despreocupado de JaeJoong y logró tomar una silla para sentarse. Él era el punto de conexión directo hacía YunHo, es decir a todos ellos les debía importar demasiado su opinión. Quiso tener una cámara en sus manos, solo para memorizar aquella magnifica imagen de los cuatro muchachos.

 

—¿Qué haces aquí incestuoso?

—Mañana viajo, insoportable. Y vine a despedirme de mi primo, mi vuelo sale temprano en la mañana. Y… ¿Cómo han estado?

 

En cuanto tuvo la atención de los cuatro, esas miradas, esas palabras a media expresión y HeeChul pudo distinguir que algo muy bueno no estaba pasando.

 

—HeeChul… ¿Qué es exactamente Kim Hyun Joong para YunHo?

 

La pregunta directa por parte de ChangMin lo sorprendió.

 

—¿Cómo saben de Hyun Joong?

—Él está aquí.

HeeChul de inmediato se levantó de su asiento —¿Con Yunnie?

—Están en el balcón, pero no has respondido a mi pregunta y…

 

—Lo siento, hablamos luego.

 

Y en menos de dos segundos y Kim HeeChul había casi desaparecido de sus vistas, llenándolos de más dudas. JunSu suspiró largamente, JaeJoong volvió a beber un poco más de su bebida, así que YooChun colocó el codo sobre la mesa tapando su rostro, chocando sin intención el brazo de Shim quien de inmediato le devolvió el pequeño empujón.

 

Tres minutos después JunSu volvía intervenir para que dejaran de pelear y JaeJoong solamente rodaba los ojos.

 

 

 

—Pensé que no estabas en el país.

 

YunHo permaneció con las manos en los bolsillos de su pantalón y aprovecho de esa fresca brisa para cerrar los ojos y respirar hondamente. Hyun Joong sin embargo solo se arrimó contra el barandal del balcón.

 

—Volví justo hoy, para la premiación. ¿Cómo has estado?

—Bien, como siempre.

—Ya veo…— Hyung Joong se dedicó extrañamente a mirar sus zapatos, levemente disgustado por que YunHo no le preguntara por como se encontraba.

 

—Entonces ¿He de suponer que te vas a quedar un buen tiempo en Corea?

—Si, vamos a promocionar el nuevo álbum y todo— YunHo por fin abrió los ojos, mirándolo directamente al rostro. Joong se quedo sin expresiones, solamente se dedicó a mirar aquellos ojos en Jung.

 

—Joong… ¿Cómo te ha ido?

 

Entonces Kim por fin se permitió sonreír, finalmente si se seguía preocupando por él.

 

—Bien, vamos muy bien con todo y al parecer la vida nos esta sonriendo.

—¿Y que tal Japón?

El cuerpo de Joong se estremeció y una sonrisa nerviosa hizo su acto de aparición –Vaya… ¿Cómo así supiste que estuve en Japón?

 

—Es de lo único que hablan en las noticias.

—…Odias la prensa Rosa.

—Joong— Indiferentemente, YunHo giró por completo, tan solo para enfrentarlo e inconscientemente poder tenerlo más cerca —¿Para que me pediste que habláramos a solas?

 

—Yo…— La duda lo invadió, Joong no encontró las palabras e igual que antes la sola presencia de YunHo logró desestabilizarlo por completo. Había momentos, como ese, en los que si YunHo lo miraba directamente a los ojos, mentirle era casi imposible —…Te extrañe.

 

—¿Tuviste tiempo para extrañarme?

 

La sonrisa de YunHo fue verdaderamente cruel, el príncipe aquel que todo el mundo veía, se había ocultado para Joong.

 

—No hagas esto YunHo.

 

—¿Hacer que? ¿Decirte la verdad? Todo respecto a ti me da lo mismo desde hace mucho tiempo, mejor volvamos.— Y justo cuando YunHo había girado, Joong no encontró mejor manera para retenerlo que abrazándolo, cerró sus brazos alrededor de la cintura del más alto, dejando que sus rostros se rozaran levemente e incluso el temblor en el cuerpo de YunHo le demostró que él también lo había extrañado.

 

—Suéltalo, Joong.

 

HeeChul fue el encargado de separarlos, jalando de un brazo a YunHo y arrugando el entrecejo. Solo para que Joong entendiera, que si bien YunHo evitaba mirarlo de mala manera, él no tenía por que contenerse.

 

—Chul…

—HeeChul— Corrigió de inmediato el rubio mientras abrazaba el brazo de su primo –Solo mis amigos, familia y personas cercanas pueden decirme Chul.

—Creí que éramos amigos.

 

—Yo también lo creí, Joong.

 

La mirada endurecida en HeeChul logró que YunHo por fin reaccionara. Enviándole una dura mirada al castaño frente a sus ojos, solo para demostrarle que no dudara en sus palabras.

 

—Se acabó. Este absurdo intento de amistad intacta y buenos sentimientos se acabó aquí. Por favor Joong ve con los tuyos y a nosotros déjanos en paz. Vamos Chul.

 

Fue absoluto. YunHo tomó de la mano a HeeChul y junto a él regresó al salón. A Hyun Joong no le quedó más que observarlos alejarse, intentó sonreír y en el solo hecho de querer expresar que no le afectaba, una mueca de tristeza se apoderó de su rostro.

 

—De verdad… Te extraño, YunHo.

 

 

 

—…Sean todos ustedes bienvenidos a la gran premiación de este año a lo mejor de la Publicidad Coreana 2010.

 

Los aplausos inundaron el auditórium.

 

YunHo se removió incomodo en su asiento, a su lado HeeChul lograba hacerle conversa de cualquier cosa y ChangMin del otro lado permanecía particularmente callado. Por un momento supuso que fue por haberlo dejado solo mientras habló con Hyun Joong pero descartó la idea en cuanto Shim le hubiera dicho de la manera más fría posible:

 

‘¿Por qué habría de importarme algo como eso? Es absurdo’

 

YunHo sintió que incluso había retrocedido un paso en cuanto a su amistad con el muchacho.

 

—Min…

—Hyung, quiero escuchar.

 

Y fue como un golpe en el estómago la frialdad en ChangMin, su mirada fija a los conductores de esa noche y YunHo entonces arrugó el entrecejo. Se levantó de su asiento sin importarle los demás asistentes y por consiguiente tomando el brazo de ChangMin ambos salieron del auditórium.

 

HeeChul los observó alejarse, levantó una ceja y sonrió levemente.

 

YunHo no actuaba así con absolutamente nadie, ni siquiera con el insoportable de JaeJoong había tenido el impulso agresivo de llevárselo quien sabe a donde. La mente de HeeChul revolucionó y una sonrisa divertida apareció en esta ocasión.

 

—No te hagas ideas locas, incestuoso.

 

JaeJoong a su lado movía lateralmente su cuello.

 

—No me hago ideas, solo veo lo que acaba de suceder.

—Voy al baño.

HeeChul de inmediato lo agarró del brazo –Tú no vas a ningún lado.

—Tú no eres quien para impedirme nada.

 

Y el lado insoportable de Kim JaeJoong había hecho su acto de aparición, una mirada y HeeChul sintió que incluso se le revolvía el estómago. JaeJoong se soltó de manera brusca y luego de que Kim atravesara los dos asientos recientemente vacíos al llegar al de YooChun este lo jaló con fuerza logrando que cayera sentado sobre el asiento que antes ocupaba Shim ChangMin.

 

—¿Qué demonios te pasa?

 

—¿Crees de verdad que Shim ChangMin es competencia?— La mirada extrañamente seductora que le envío Park logró que JaeJoong se lo pensara dos veces antes de moverse –Yo que tu me preocupaba más por aquel que tu y yo conocemos— Jae miró de reojo a JunSu que permanecía sentado junto a YooChun hablando con aquel muchacho que suponía era su agente.

 

—Él y cualquiera tiene toda la desventaja contra mí.

—¿Por el compromiso?— YooChun se permitió reír burlonamente mientras soltaba el brazo del castaño y fingía prestar atención a la pausa dramática antes de anunciar al ganador a quien sabe que –No seas patético, JaeJoong.

 

—No solo por el compromiso— Kim entonces giró, aplaudiendo al igual que la mayoría al ganador del dichoso primer premio –Sin compromiso alguno, en definitiva Kim JaeJoong es mejor que cualquier modelito.

—¿Tan seguro estás de eso?

 

—Por supuesto que si.

—Entonces hablemos como adultos, JaeJoong— En esta ocasión YooChun volvió a mirarlo a los ojos –Se nota que eres de esos tipos Open Mind ¿Verdad? Pues… Entonces dime ¿Si o no que YunHo besa realmente espectacular?

 

JaeJoong no pudo evitar el asombro en sus facciones.

 

—Tú… ¿Lo has besado?

YooChun sonrió –Corrección. NOS hemos besado.

 

—Interesante…— JaeJoong sonrió peligrosamente –Creo que tienes razón, Shim no es peligro, ni siquiera creo que el tal JunSu lo sea— JaeJoong volvió a levantarse –Peligro ese tal Hyun Joong que no se que tenga con YunHo y tú, Park YooChun, te vas a arrepentir de haber tomado lo que es mío.

 

Le volvió a sonreír, y YooChun pensó que cuando quería, JaeJoong podía ser verdaderamente atemorizante. Lo observó volver a sentarse junto a HeeChul y por un momento analizó el hecho de que no le agradaba ese término de propiedad que el castaño había usado con YunHo, pero descartó de inmediato el sentimiento por el simple hecho de que había recordado.

 

Que el buscaba con quien satisfacer su fantasía, más no de quien enamorarse.

 

—¿Qué le dijiste?

 

El susurró de HeeChul le robó una sonrisa.

 

—Solo le dejé un par de cosas claras.

HeeChul amplió su sonrisa –Por eso me caes bien.

—¿Soy tu favorito entonces?

 

HeeChul rió bajamente, YooChun es un hombre inteligente. Él ya se había dado cuenta de que los cuatro no eran solamente buenos amigos de YunHo.

 

—…Tal vez.

 

 

 

ChangMin solamente mordía su labio inferior, dejándose guiar por YunHo a través de los pasillos. Eso hasta que claro, unas chicas que caminaban también por ahí los miraron con una pequeña sonrisa en el rostro. Shim entonces reaccionó.

 

—¡¿Pero que maldita manía tienes con andarme jaloneando a todos lados?!

 

Logró zafarse del agarre. Su respiración agitada y YunHo frente a él no se mostraba ni mínimamente arrepentido.

 

—Es que parece ser la única manera de tomar tu atención.

 

—¿Y para que quieres mi atención?— ChangMin endureció su mirada –Ahí tienes a tu feliz primo, al seductor estúpido de YooChun, al dulce y hermoso modelo ese, incluso al perfecto  JaeJoong. Y ni para que mencionar al líder y cantante al que todo el mundo ama. ¡¿Para que demonios quieres a alguien como yo?!

 

YunHo se sorprendió.

 

¿Cómo había podido ChangMin analizarlos con tanta rapidez? Aquella inteligencia le recordó así mismo cuando era un poco más joven, no de la edad de Shim pero indudablemente descubrió algo que no había visto antes, esas palabras duras, casi hasta crueles se escondían detrás de una triste mirada.

 

…ChangMin se sentía herido.

 

—Min…

 

—¡No me digas Min! ¡Odio que me digan así!— ChangMin supo que estaba perdiendo el control, que se estaba viendo realmente mal. Y en especial ¿Qué era eso que sentía en su interior al sentirse desplazado? ¿Al sentirse en el último lugar entre toda esa gama de personas que rodeaban a YunHo?

 

—Min— La mirada desafiante de YunHo lo desestabilizó –Min— ¿Por qué lo seguía repitiendo? ¿No había escuchado que odiaba esa minimización de su nombre? –Min, Min… M—I—N.

—¡YA basta!

 

Y antes de poder detenerse, ChangMin había golpeado la mejilla de YunHo. Y mientras lo observaba masajear su propia mejilla adolorida, Shim supo que se había sobrepasado.

 

—Hyung… Yo no… Lo si…

—Golpeas duro… Min.

 

ChangMin rodó los ojos, lo había hecho apropósito.

 

—Ne~ Min, eres realmente lindo.

—¡Yo no soy lin…!

 

Sorpresivamente YunHo lo abrazó, las palabras de ChangMin se detuvieron y su corazón se agitó gravemente. Hubo incluso un burbujeo extraño en su estómago. ChangMin quiso creer que era por el poco contacto que tenía con los demás, después de todo YunHo era algo así… Como su primer amigo.

 

—Que tenga muchos amigos no quiere decir que tú seas menos importante— ChangMin cerró los ojos fuertemente, YunHo había hablado demasiado cerca de su oído y el solo sentir su respiración y palabras lo hicieron estremecerse. Eso no estaba bien —Me gusta abrazarte… No se por que siento tanta paz cuando estoy contigo… Al final, has sido tu quien ha mejorado mi día.

 

ChangMin se interrogó así mismo.

 

Toda esa furia, esa incomodidad, ese sentimiento de abandono…

 

…¿Era únicamente por amistad?

 

 

 

—La imagen del año. Kim JunSu, primeramente déjeme felicitarlo.

—Muchas gracias.

—Pero… ¿Qué hay de cierto con respecto a aquel rumor de que usted y el empresario Jung YunHo mantienen una relación?

 

JunSu apretó disimuladamente sus puños. Odiaba que se metieran de esa manera en su vida. Acababa de ganar un premio realmente importante ¿Y lo único que les interesaba era saber sobre si salía o no con YunHo? Claro, que le encantaría decir que si. Pero esa, era sencillamente otra historia.

 

—No, aquel día solamente nos encontramos casualmente. Yo había perdido el bus que me llevaría y YunHo Hyung solamente se ofreció a llevarme ya que ambos íbamos hacía el mismo lugar.

 

JunSu sonrió, se sentía tan falso con esa sonrisa. En especial por que no había vuelto a ver a YunHo en toda la velada, desde que se fue con Hyun Joong, JunSu solo sentía ganas de irse muy lejos.

 

—¿Pero ustedes son buenos amigos?

—No tenemos mucho tiempo desde que nos conocimos, pero, si. Hemos establecido una gran amistad.

 

Se sentía incómodo. La premiación había terminado. Por ahí lo había visto cuando salió con el muchacho con él cual había llegado y luego ambos regresaron como si nada. JunSu empezaba a decepcionarse. No conocía muy bien a YunHo ¿Y si solamente quería jugar con él?

 

—¿Entonces cuando retoman las grabaciones a cargo de Jung YunHo?

—Posiblemente mañana.

—¿Y es usted la imagen principal?

—Si.

 

No había entablado especial relación con los demás muchachos, con aquellos que rodeaban a YunHo cuando él se les acercó, pero era claro que los cuatro ahí no congeniaban. Había una tensión horrenda. JunSu no quería… De verdad no quería pensar que YunHo solo había estado jugando con él.

 

—¿Podemos decir entonces que está en la cúspide de su carrera?

—Si, podría decirse.

—¿Satisfecho con sus logros? ¿Feliz con lo que ha obtenido?

—Claro que si.

 

Oh… Crueles apariencias.

 

 

 

—Ya no voy a viajar.

 

HeeChul tomó un vaso con Whisky mientras YunHo a su lado solamente observaba a la demás gente que sonriente se desplazaba y conversaba de un lado a otro. La fiesta Post Premiación había comenzado y luego de pasar por el interrogatorio exhaustivo de la prensa acerca de su posible relación con JunSu, YunHo solo había querido un poco de Vodka.

 

—¿Disculpa?

—No te quiero dejar solo, Yunnie.

Jung sonrió —No soy un niño, Chul, ve con tu padre.

—Pero…

—Solo ve.

 

La sonrisa por parte de YunHo convenció a HeeChul, después de todo tampoco es como si lo dejara completamente solo. Habían demasiados que podían mantener ocupado a su primo, aún si se trataba del insoportable de JaeJoong, por lo menos haría algo útil por una vez en su vida.

 

—¡Hyung, mira!— ChangMin apareció de repente, con un pequeño plato repleto de bocadillos y una brillante sonrisa en el rostro –Estos bocadillos están realmente deliciosos.

—¿Nunca los habías probado?

—No, siempre me iba luego de los eventos principales. Nunca me quedaba para las fiestas posteriores, pero creo que de ahora en adelante haré el esfuerzo.

 

HeeChul observó sorprendido aquella sonrisa en ChangMin, tanto que no pudo evitar sacar su celular y tomar una rápida foto del muchacho que mientras comía el blanco dulce, no borraba esa sonrisa en su rostro. Verdaderamente lindo. El frío e indiferente Shim ChangMin, frente YunHo era otro.

 

Y esa sonrisa en el rostro de YunHo, le demostró que no solo ChangMin parecía brillar.

 

—Yo que tu no desperdicio fotos así.

 

YooChun apareció con una copa con Champagne en las manos, ChangMin de inmediato borró su sonrisa, pero eso si. No dejó que la presencia de YooChun afectara su proceso de alimentación. Esos dulces estaban verdaderamente deliciosos.

 

—Sexy Chunie ¿Dónde te habías metido?

Park sonrió ante el apodo por parte de HeeChul –Por ahí, YunHo ya que no estás haciendo…— YooChun miró directamente a Shim —Nada importante ¿Podemos hablar un momento?

—…Claro.

 

Jung siguió a YooChun, no estaba muy seguro de a donde. Pero por el momento no le importó. Recordó que JaeJoong andaba por ahí y en parte le extrañó que el muchacho no se le hubiera acercado ni un rato. Lo encontró sentado frente a el mini bar hablando de quien sabe que con el Bar Tender.

 

Sonrió levemente ¿Desde cuando Kim JaeJoong era tan sociable con cualquier desconocido?

 

 

 

—Es que… ¿Te parece que soy horrendo?

—Por supuesto que no, señor.

—Entonces soy apuesto… ¡Por lo mismo! ¡¿Por qué entonces se la vive ignorándome?!

—Tal vez es un idiota, señor.

 

—¡Exacto!— JaeJoong rió abiertamente mientras jugaba con la pequeña sombrilla en su coctel y bajaba la mirada –Jung YunHo es un completo idiota. ¡Oye! No te permito que te refieras así a mi prometido. Solo yo le puedo decir idiota.

 

El Bar Tender limpió otro vaso y suspiró.

 

—Como diga, señor.

—Y ese tal YooChun ¿Qué se cree? Solo por que lo besó. Yo puedo besarlo cuantas veces se me de la regalada gana o no.

—Claro que si.

 

—Además… No. ¿Sabes cual es el problema?— JaeJoong dejó la copa sobre el mesón y lució repentinamente serio –El problema es que solamente nuestras familias saben que estamos comprometidos. Pero si lo supieran todos… ¡Te aseguro que ni ningún Soy sexy Park YooChun, o modelito trasero perfecto, o primo incestuoso confianzudo, o cantorcito de medio kilo, o niñito sacado de secundaria se le acerca!

 

—Si… Es muy probable.

 

El hombre tan solo observó con desconfianza al castaño quien se levantó de su asiento y debido a los tragos que ya llevaba en su organismo, perdió el equilibrio de inmediato y cayó al piso.

 

—¿Señor se encuentra bien?

JaeJoong inmediatamente se levantó —¿Qué me paso?

—…Se cayó.

—No, Kim JaeJoong no se cae. Solo me bajé. Siempre me bajo así.

 

El bar tender sonrió. Lo observó alejarse y por un momento pensó que el tal YunHo de verdad tenía suerte.

 

 

 

—¿Y que querías decirme?

 

YooChun se arrimó contra la pared, dudó sus siguientes palabras y finalmente fue directo.

 

—Vámonos de aquí.

—¿Cómo? ¿A dónde?

—No se… A mi departamento tal vez, mi café Colombiano te sigue esperando.

 

YunHo sonrió. Otra vez la mirada absorbente de YooChun, otra vez ese sentimiento de querer dejarse arrastrar por cualquier cosa que el muchacho dispusiera.

 

—¿Piensas secuestrarme?

—¿Te dejarías?

—¿Por qué no lo intentas?

 

YooChun lo volvió a sentir, ese sentimiento desbordante de no poder contenerse por más tiempo. Agradeció que el pasillo estuviera vacío y sin demasiado preámbulo agarró por la leva al más alto y lo acercó a su boca. No juntó sus labios, todavía no.

 

…Era el turno de YunHo para que diera el primer paso.

 

—¡YunHo!

 

JaeJoong apareció de la nada, mirando de un lado a otro y por algún motivo Jung marcó distancia de inmediato con YooChun, JaeJoong se veía tambaleante. De seguro había bebido de más.

 

—Jae ¿Qué pasa?

 

—Oh, estas aquí. Ven quiero hacer algo y necesito que vengas conmigo— Rápidamente JaeJoong agarró del brazo a YunHo, jalándolo quien sabe a donde. Pero fue detenido cuando notó que el cuerpo de YunHo no se movía, principalmente por que YooChun lo agarraba del otro brazo.

 

Kim arrugó el entrecejo.

 

—JaeJoong… ¿No te diste cuenta de que YunHo y yo estábamos hablando?

 

JaeJoong jaló un poco el brazo de YunHo.

 

—Si, pero te aseguro que no es tan importante como lo que yo voy a hacer.

 

YooChun entonces volvió a retenerlo.

 

—Lo dudo. ¿Por qué no vas a seguir hablando con el Bar Tender?

 

Las sonrisas en los rostros de YooChun y JaeJoong, sinceramente lograron darle miedo a YunHo. Carraspeó levemente y aprovechó para soltarse de los brazos a ambos muchachos. La música en salón llegó oportunamente a sus oídos.

 

—Parece que va a haber una presentación ¿Por qué no vamos?

 

No recibió afirmación, pero tampoco una negación. Así que solo por que ya empezaba a imaginarse lo que sucedía. Jung YunHo retomó el paso y dejó a atrás a ambos muchachos, quienes dos segundos después también estaban de regreso en el salón.

 

 

 

—¿Puedo quedarme junto a ti por lo que queda de vida?

 

JunSu se estremeció ante esas palabras y aún más cuando vio a YunHo a su lado bebiendo un poco de algún coctel. Recordó entonces que estaba decepcionado de él, pero le fue imposible concentrar ese sentimiento cuando YunHo acababa de soltar tremendas palabras.

 

—¿Disculpa?

YunHo sonrió –Es que todo el mundo está actuando muy raro y aquí entre tu y yo creo que eres el más normal de todos.

—…Hyung.

 

—Dime.

 

Y le pareció imposible pensar que en realidad YunHo fuera así. YunHo simplemente no podía intentar jugar con los cinco al mismo tiempo. No podía, por que alguien como Jung YunHo, sencillamente no era así. No había ni necesitaba de excusas para creer en él. Por que lo sentía, lo sentía en su corazón. Jung YunHo jamás jugaría con sus sentimientos.

 

—¿Somos amigos?

 

—Por supuesto— JunSu sonrió, aunque pareciera extraño, esa respuesta inmediata le había agradado, por que eso quería decir que YunHo no lo había buscado para meterlo inmediatamente en su cama. Que YunHo más tarde desarrollara ese deseo, pues de eso él se encargaría más tarde.

 

—¿Y esos otros chicos? Actuaron muy raro cuando me acerqué hace un rato.

 

—Ellos son muy extraños. Todo el tiempo. No te preocupes por ellos.

—Ten, prueba el caviar Hyung, esta delicioso— Inconscientemente JunSu le ofreció un poco del marisco y YunHo solamente abrió la boca, teniendo que darle la razón a JunSu. Estaba delicioso.

 

—Pero si parecen una linda parejita… Acaban de gritar a los cuatro vientos que son solo amigos y actúan así. ¿Se les olvidó que en la Post Premiación SI hay periodistas?

 

Mir habló divertido mientras se servía un poco del bufet e imaginaba que probablemente JunSu había desviado el rostro avergonzado. Le sonrió a YunHo y este le correspondió la sonrisa de la misma forma.

 

Las luces se apagaron y un sonido leve se esparció.

 

 

—¿Sabes que desde el primer momento en que te vi supe que serías tú?

 

 

SS501 estaba en el escenario. Jung YunHo solo suspiró observando a los cinco integrantes desplazarse por el escenario. Siguió con la mirada a Hyun Joong, su rostro pacífico al cantar, su mirada algo melancólica y el tono de voz encajando a la perfección.

 

…Era una canción realmente hermosa.

 

..::..::..

 

 

¿Sabes que eres mi felicidad?

 

 

—…Promételo.

—¿Qué cosa?

—Jung YunHo, promételo.

 

Joong logró pegar suavemente en el hombro a YunHo, y él sonrió divertido, siguiendo en el mismo plan de hacerse el desentendido. Joong dibujó un puchero en el rostro y se cruzó de brazos. Aprovechó que se encontraba sobre la cama y le dio la espalda, todavía sentado.

 

 

Quiero estar contigo, amor. Te prometo bajo este cielo que te protegeré, por siempre, para siempre.

 

 

YunHo dejó sobre la cama los papeles que había estado leyendo. Y abrazó por la espalda a Joong quien sonrió levemente, se relajo casi instantáneamente y dejó que YunHo apoyara la quijada sobre su hombro.

 

—Lo prometo. Kim Hyun Joong será siempre para mí la persona más importante. ¿Contento?

—¿No quieres que yo también lo prometa?

—¿Para que?

 

Joong giró, solo para demostrar su indignación. YunHo rió abiertamente.

 

—Da igual. Se hace tarde, mejor me voy a casa. Mañana tengo examen y después llego tarde a la Universidad. Y tú ya deberías acostarte a dormir también ya te sabes todo, después ni llegas a la Universidad.

 

 

Quiero amarte para siempre, ¿Puedes ver ese deseo eterno en mi corazón?

 

 

YunHo observó divertido como Joong se colocaba los zapatos, tomaba la mochila a su espalda y empezaba a alejarse. Velozmente se bajó de la cama y camino hacia Joong abrazándolo por la espalda y balanceando sus cuerpos de un lado a otro.

 

—¿Te enojaste?

—No, ¿Debería estarlo?

 

Finalmente logró acostarlo una vez más sobre la cama y YunHo aprovechó para alejar unos cuantos mechones de su rostro. Apoyó las rodillas sobre la cama y con sus manos a un lado del rostro de Hyun Joong sonrió.

 

 

Por favor mírame para siempre. Por favor abrázame por siempre.

 

 

—¿Para que quieres que te pregunte algo que ya se? Es más, tú tampoco deberías preguntarme lo mismo todo el tiempo. Si ya lo sabes.

—¿Por qué siempre das por entendido que te am…?

 

Los labios de YunHo fueron inoportunos, besaron los labios de Hyun Joong con lentitud, con aquella que era capaz de convencer de cualquier cosa al castaño. En cuanto Kim cerró los ojos, YunHo supo que la pequeña discusión había terminado.

 

 

Rezo por que seamos felices. Y espero que nuestro amor sea así por siempre.

 

 

—…Lo doy por entendido, por que es así.

—En serio, a veces eres demasiado presumid…

 

Y YunHo lo volvió a besar, y Joong se volvió a rendir. Y ambos volvieron a creer que en ese momento, eran felices.

 

..::..::..

 

 

Vamos a crear juntos esos hermosos días

 

 

La mirada de Hyun Joong se fijó en la suya, YunHo quiso creer que era una coincidencia. Sentía que incluso lo odiaba, aunque él no odiaba. Se lo habían preguntado mil veces ‘¿Odias a Hyun Joong?’ Y él siempre había respondido lo mismo, de la misma manera. ‘No, no podría odiarlo, no me hizo algo malo, es más estoy agradecido con él’

 

Pero… ¿Cómo no odiarlo en estos momentos cuando se la pasaba diciendo las mismas dos malditas palabras?

 

Te amo… Para toda la eternidad.

 

 

Los aplausos resonaron una vez más, los cinco integrantes hicieron una leve reverencia con una gran sonrisa en el rostro. La admiración de muchos, el cariño de otros tantos y Hyun Joong tenía lo que tanto había querido. YunHo lo sabía. El líder de SS501 era el que más suspiros robaba.

 

—Si… ¡Bravo! ¡Felicitaciones!

 

YunHo inmediatamente regresó la mirada al escenario. JaeJoong acababa de subir y le había quitado el micrófono a Hyun Joong. Sintió a HeeChul acercarse a su lado junto a ChangMin y la sonrisa burlona en su primo le dio un mal presentimiento, JunSu sin embargo miraba curioso y YooChun pues, él mantenía un coctel en sus manos, prácticamente deseando poder inmortalizar ese momento.

 

…Esto no estaba bien.

 

—Si, bueno la canción estuvo muy bonita aunque muy cursi la verdad. ¿Sabes algo?— JaeJoong fijó su mirada en el líder de la banda –Yo no se por que todo el mundo dice que eres TAN apuesto yo no te veo tan espectacular la verdad. ¿Sabes quien tiene más madera de líder? YunHo ¿Lo conoces?— JaeJoong rió brevemente –Claro que lo conoces.

 

—Ajá… ¿Y yo te conozco a ti?

 

Hyun Joong fue directo, en especial por que aquel muchacho sinceramente no le estaba agradando.

 

—No, ni yo te conozco a ti, pero de todas formas me caes mal.

 

Varias risas se dejaron escuchar por el salón y YunHo solamente paso una mano por su rostro. ¿Han oído de la vergüenza ajena? JaeJoong el día de mañana se arrepentiría de cada una de sus palabras.

 

—¡De todas formas! Lo importante y para lo que he subido aquí es para hacer un anuncio muy importante— YunHo miró confuso a JaeJoong, empezaba a tener un mal presentimiento –Hace unos días dos de las familias más importantes del país han comprometido a sus hijos. Uno de ellos por supuesto soy yo. Prensa~… ¿Quieren saber quien es él?

 

Los murmullos inundaron el lugar. HeeChul abrió la boca inevitablemente sorprendido, claro hasta que la risa pudo más. YunHo… Bueno, él solamente se quedó ahí, impávido. Susurrando palabras que esperaba de algún modo le llegaran a JaeJoong y lo hicieran reaccionar.

 

—No lo hagas… No lo hagas, JaeJoong… Por favor, no lo hagas.

 

—¡Pues se los voy a presentar! ¡¡Yunnie ven acá!!

 

Ese apodo, gracias a su primo era conocido por todos y lamentablemente para YunHo todas las miradas se posaron sobre él. Hyun Joong desde el escenario únicamente arrugó el entrecejo sin despegar sus ojos de Jung.

 

Lo demás pasó extremadamente rápido.

 

YunHo subió al escenario y apenas JaeJoong lo identificó, soltó el micrófono y gritando un alargado ‘Yunnie~’ se lanzó a los brazos del más alto abrazándolo por el cuello y pegándose a su cuerpo. En ese momento YunHo no pensó en nada más que sacarlo de ahí como fuera.

 

Aprovechó el hecho de que JaeJoong se le hubiera pegado casi como chicle y junto a él camino hacía la salida. Kim JaeJoong tenía muchas explicaciones que dar. Y la prensa por supuesto captó cada uno de sus movimientos.

 

En especial, aquella en la cual se podía apreciar la espalda de YunHo, y la imagen de un sonriente JaeJoong mirando a las cámaras y mostrando con sus dedos la famosa ‘V’ en señal de Victoria.

 

…Ese día a pesar del licor en su cuerpo, Kim JaeJoong no se pudo sentir más complacido.

 

¿Mañana? Pues mañana probablemente sería todo lo contrario, pero hoy. Hoy estaba feliz.

 

Le ha ganado a todos. Y con la más absoluta verdad de todas. Es él quien a la final esta comprometido con YunHo. Y mientras YunHo lo subía a su carro JaeJoong se reprochó mentalmente el hecho de no haber visto la cara de ninguno de los otros cuatro.

 

Vio a la prensa una vez más y desde el interior del auto antes de que Jung arrancara, con una gran sonrisa en el rostro. Se volvió a despedir.

 

 

FIN CAPITULO OCHO

9 comentarios sobre “Se solicita novio: Capitulo 8

    Blanca Jaejoongie 윤재 escribió:
    17 febrero, 2015 en 1:23

    Omo! Es que Jae lo que hizo! Yunho estar furioso por ello, y si cancela el compromiso! Está en todo el derecho de hacerlo, es más se me hace raro el que no lo haya hecho aún! Sólo espero que eso no pase!
    Mori de la risa cuando Jae “hablaba” con el Barman pobre hombre encima de tener que servir bebidas como loco tiene que escuchar los reclamos de Jae….ja claro envidio a ese Barman…. Pero cuando se cayó y dijo —No, Kim JaeJoong no se cae. Solo me bajé. Siempre me bajo así.
    ㅌㅋㅋㅋㅋㅋㅋ eso me mato de risa!
    De verdad que la reunión de los cinco fue genial! Tanta tensión y un sólo culpable Heechul! Hay con esa diva, en las que mete a su primo!
    Su me hizo preguntarme algo, a que esta jugando yunnie? Cómo dice Su él no es de los que juegan con los demás y son embargó parece que eso hace, esta comprometido con Jae y anda de Casanova con los otros cuatro, no entiendo que hace… Va a lastimar a los demás..,., siempre y cuando se quede con el perfecto de Jae no importa.,,, Ok no pero Yunjae Fighting!

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    15 julio, 2015 en 22:19

    Jajajaj Rella traiezaaa se la pasa enredando a quien se deja y pa colmo eso de Sexy Yoochun oh por Dios mi querido Chul tu voca esta llena de verdad jajaj Chunnie es una bomba sexyromantica jaja. Este cap si que estuvo lleno de tencion zaaaz a Yunho sr le jinto el mandado pero con todo y eso lo prudente no se le quita . Ay Jae tu si que te pasa eso mi querido Jae se llaman CeéeLooos y sip aparecen cuando hay maooor jajajjaj. No como negarlo mis momentos favoritos1 La olatica de Jar con el varman y su mega estilazi pa bajarse. jajaj lo ameee¡ 2 Ese sexy asercamiento de Yunho y Yoochun. 3 los momentos Yoomin 4 El tragame tierra del Yunjae jajaka wooo que final.

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s