Mientras tanto: Capitulo 3

Posted on


 

Mientras Tanto…

 

Capitulo 3: No hay amores imposibles, solo amantes cobardes.

 

 

 

Yo creo, que uno si puede enamorarse a primera vista.

Tal vez es momento de decir la verdad, y es que desde que te conocí, solo he pensado en ti.

En realidad, muchas veces ni yo sé lo mucho que te amo.

 

 

 

 

 

 

ChangMin jugó con el contenido en su vaso y suspiró.

 

El celular de YunHo volvió a sonar y aparentemente cansado por el constante sonido, el mayor decidió apagarlo y luego guardarlo en uno de los bolsillos de su pantalón. JunSu lo abrazaba cada cinco segundos diciendo lo mucho que lo había extrañado y sonriendo con mucho agradecimiento.

 

—No juegues con la comida, Min.

 

Y JaeJoong como siempre, vigilando lo que sus miembros hacían todo el tiempo. Shim volvió a suspirar, no sabiendo como exactamente abordar el tema. Pero sabiendo que debía hacerlo de una manera u otra.

 

—Me preocupa que no hallamos encontrado a YooChun todavía.

 

YunHo masajeó su sien ante las palabras de JaeJoong y asintió. –En realidad todos nos hemos encontrado por casualidad hasta ahora.

—¿Esperas acaso que nos sentemos a esperar que YooChun aparezca?

 

—Hyung…

 

JaeJoong había sonado molesto, JunSu obviamente se había asustado y había optado por interceder, por que YunHo no precisamente había mirado a JaeJoong con mucho amor que digamos, no podían ser los mejores amigos todo el tiempo, estaban confusos, molestos, asustados. Y empezaban a haber problemas.

 

ChangMin decidió que era hora de intervenir.

 

—¿Sabían… Que hay un grupo llamado TVXQ?

 

Y lo había logrado, había vuelto a captar la atención de los cuatro miembros sobre si, JaeJoong lo miraba confuso, JunSu solo sacudió un poco su cabeza y sin embargo YunHo arrugó el entrecejo.

 

—Claro que lo sabemos, nosotros somos TVXQ.

—No, ya no lo somos.

 

Bebió de su jugo y todos esta vez si se mostraron levemente molestos. YunHo se apegó al respaldar de su silla, con los ojos muy abiertos y con el entendimiento sobre si. Era cierto, MinTae había mencionado unos CD de TVXQ, pero no lo había involucrado a él en ningún momento.

 

—¿De que estás hablando ChangMin?

 

Y un suspiró más acudió a sus labios, porque JaeJoong rara vez lo miraba tan seriamente y decía su nombre completo. La última vez había sido cuando los tres se marcharon sin mirar atrás, anunciando su temporal separación.

 

 

 

 

 

—Mmh… Quizá haber terminado con su novia le afecta un poco todavía y quizá por eso no sentiste lo mismo que siempre cuando lo abrazas. Que se yo… Su aura triste, como no estás acostumbrado a esa actitud en él, pues no la distinguiste.

 

TaeMin firmó el pequeño papel en sus manos y sonrió ante las cámaras mostrando la camisa en la que acababa de plasmar su nombre. Era un evento de caridad donde subastarían aquellas pertenencias.

 

—No lo sé… Fue raro, se que es algo más.

 

MinHo arrugó el entrecejo mientras terminaba de escribir su nombre en una guitarra. No es como si de repente nadie los escuchara, pero a su alrededor solo estaban los miembros de SHINee y los camarógrafos lo suficientemente lejos como para escuchar algo.

 

—Tal vez simplemente te dejo de gustar.

 

Key, lógico e imparcial como siempre solo habló en voz baja antes de sonreír ante la cámara que de pronto estuvo demasiado cerca para su gusto, como si quisieran más fotografiar a esa pequeña espinilla que le había salido en la frente y que tapaba hábilmente con su cabello, pero que lo molestaba mucho.

 

—A MinHo nunca le ha gustado Max Hyung.— JongHyun escribió su nombre con una gran sonrisa en el rostro sobre un balón de Basquetball, y lo levantó con habilidad mientras jugaba un poco con él. –Es más que eso, MinHo siempre ha estado enamorado de él.

 

—¿Pero no es raro que de repente sienta que falta algo? Solo podría justificarse con la razón que expuso Key, o ya no le gusta o en los términos de JongHyun, pues simplemente se le acabó el amor.

 

Onew escribía tranquilamente, como dibujando cada una de las letras y queriendo que ese fuera su mejor autógrafo. MinHo desde su lugar, suspiró. Por que sinceramente no entendía, en que momento su vida amorosa se había vuelto en el tema principal de conversación de SHINee.

 

—Pero… ¿Quién pierde sus sentimientos de un día para otro?— TaeMin comenzó hablando con tranquilidad sin fijarse que MinHo lo veía con atención. –A menos que él que vimos en el departamento no fuera Max Hyung y se tratara de otro, lo cual sería muy estúpido.

 

TaeMin habló en voz baja, pero aún así todos los miembros de SHINee, luego de incómodo silencio rieron.

 

—¡Estas viendo muchas películas de ciencia ficción, Tae!

 

Las risas continuaron, y los camarógrafos aprovecharon el momento para repletarlos de Flashes, MinHo sin embargo solo pasó por una leve sonrisa. No era la respuesta que esperaba, por que era sumamente imposible, pero… ¿Qué más podía ser?

 

 

 

 

 

 

—¡Son unos impostores!

 

JaeJoong se había levantado de la mesa, golpeándola con uno de sus puños en el proceso, sumamente molesto e indignado, pero cuando YunHo lo hubiera tomado por la mano, pidiéndole con discreción que se calmara, Kim había optado por obedecer al que todavía consideraba como su líder.

 

—Explícate mejor ChangMin, como es eso de que ellos ahora son Dong Bang Shin Ki.

—Es que no puedo explicarte más, YunHo Hyung. Eso fue lo que vi, ellos bailaban, cantaban y actuaban igual que nosotros. Como unas viles copias nuestras.

 

—¡Es imposible! SM no puede ser tan retorcida.— JunSu arrugó el entrecejo. –Y aún así tú y YunHo Hyung siguen siendo parte de TVXQ.

—Exactamente por eso es que no entiendo que es lo que está sucediendo.

 

YunHo colocó ambos codos sobre la mesa y pasó las manos por su rostro, analizando la situación.

 

—Ninguno aquí tiene un pasado que concuerde con lo que nosotros si recordamos, y aquellos cinco parecen haber ocupado nuestro lugar, sin que nadie se inmute pero… ¿Por qué? No creo que nuestras fans nos traicionen así, no así, no tan fácilmente.

 

La mirada de los tres muchachos estuvo sobre si, YunHo de inmediato identificó a un grupo de chicas muy unidas en una mesa, justo la que le daba la espalda tenía un I—phone en las manos y las cuatro veían un video musical. YunHo miró aún más curioso.

 

—Hyung ve hacer lo tuyo.

 

La voz socarrona de ChangMin hizo sonreír a YunHo quien se levantó con elegancia y arregló un poco la camisa, JaeJoong comprendió a lo que el menor se refería cuando vio a YunHo acercarse a las muchachas sonreírles y lograr que todas ellas se sonrojaran un poco.

 

Decidió únicamente cruzar los brazos y preferiblemente no observar la escena.

 

YunHo regresó unos veinte segundos después con el dichoso aparato prestado en sus manos. A JaeJoong no le gustaba ni un poco cuando YunHo usaba su apariencia para algo que quería, si, él lo hacía también, pero él sabía como y cuando detenerlas, YunHo a veces no quería detenerlas.

 

‘Hug’

 

Su voz salió identificable de inmediato y sin ninguna preocupación de por medio se acercó a YunHo y vio con sorpresa como un muchacho muy parecido a él cantaba, con la misma camisa blanca y el mismo estilo inocente de aquella época. Sus ojos se abrieron mucho más ante la sorpresa.

 

Luego, Mirotic, Purple Line, Bolero, y así de largo hasta llegar a Break out.

 

Todo, los cambios de estilos, el color de cabello, los músculos entrenados, todos los cambios que ellos pasaron, los pasaron esos impostores también. Excepto por el hecho de que ellos seguían juntos aún, los cinco como Dong Bang Shin Ki.

 

Cronológicamente, Hero, Max, Micky, Xiah y Uknow desde siempre habían sido TVXQ.

 

Ellos ya no lo eran, y probablemente ante el resto del mundo, nunca lo han sido.

 

—¿Ven a lo que me refiero?

 

ChangMin se apoyó en su silla, palmeando la espalda de un desconcertado JunSu que solamente veía la mesa aún intentando procesar todo lo que acababa de entrever, que si no fuera por que está lo suficientemente asustado.

 

…Hubiera salido ahora mismo a tirarle piedra al edificio de SM.

 

Después de todo, Kim JunSu ya no era más un miembro o ex miembro de DBSK, no era más un personaje público. No había imagen que cuidar. Eran ahora, cinco ciudadanos más de Corea del Sur.

 

Y sinceramente, ChangMin lo hubiera acompañado también.

 

 

 

 

 

—Según recuerdo… El departamento de TVXQ sigue estando en el mismo lugar.

 

El susurro de YooChun fue muy bajo, muy cuidadoso y leve mientras se apoyaba como podía en el árbol que lo cubriría por si alguien aparecía. Sus ojos se habían fijado en la entrada y ya se había asustado lo suficiente cuando camino para allá una muchacha escuchando a TVXQ había dejado caer un poster recién comprado.

 

Esos cinco muchachos por ningún lado podían ser ellos.

 

YooChun no era tonto, ya lo venía suponiendo, cosas muy extrañas ocurrían, cosas que su imaginación podía tal vez no limitar. Y no se había equivocado, en especial cuando vio a Siwon y HeeChul salir del edificio acompañados por un muchacho muy parecido a YunHo y otro a JaeJoong.

 

Sus ojos se abrieron con sorpresa. ¿Quién demonios eran ellos?

 

Los segundos pasaron con extrema lentitud viendo la interacción entre ellos, entre esos que usurpaban un lugar que no les correspondía y que Siwon y HeeChul, aunque este último más lejano con los otros dos, parecían aceptar.

 

Finalmente los dos entraron de regreso al edificio y Siwon subió a su auto, HeeChul estuvo a punto de subir también, pero YooChun cometió un graso error, se dejó ver. Trató de esconderse como pudo, incluso sintió a HeeChul correr y buscarlo muy cerca de donde estaba escondido.

 

No podía dejarse ver, no podía.

 

—¿HeeChul que sucede?

—Nada… Es que me pareció ver a alguien.

—¿A quien?

—A Yooch… No importa, vámonos.

 

Park miró de reojo como los dos miembros de Super Junior se alejaban, HeeChul intentando ubicarlo una vez más, pero Park YooChun no comete el mismo error dos veces. Escuchó el carro alejarse y suspiró. Se levantó del lugar y miró una vez más el edificio y suspiró.

 

De pronto, el que se parecía a YunHo salió corriendo del edificio, mirando el lugar por el que Siwon y HeeChul se hubieran marchado. Luego lo miró, directamente a los ojos. YooChun lo supo. Ese de ahí, no era Jung YunHo. No su amigo, no su líder, simplemente no era él.

 

—¿Uknow que sucede?

 

Y ese mucho menos su SoulMate, aquel que alcanzó a Uknow mirándolo con algo de preocupación no podía ser JaeJoong.

 

—Nada, Chul olvidó su celular. Solo eso.

 

El tal Uknow no dejaba de verlo, y el que se parecía a JaeJoong pareció darse cuenta, por que arrugó el entrecejo e intentó que Uknow girara de regreso al edificio.

 

—Será mejor que entremos, luego llamas a Siwon y le pides que le avise a HeeChul.

—¡…Espera!

 

YooChun había girado, muy dispuesto a marcharse del lugar, se detuvo ante el grito del tal Uknow, pero cuando lo escuchó acercarse a él, prefirió alejarse, empezar a correr y no tener que pasar por esa bizarra situación.

 

De aquel que decía ser líder de una banda de la cual el no estaba muy seguro desde cuando existía.

 

 

 

 

 

Con el I—phone devuelto.

 

JaeJoong se sintió más seguro, YunHo no tenía que volver a hablar con las niñas esas. Pasaron varias minutos antes de que cualquiera se decidiera a hablar o moverse otra vez, aceptar la situación era difícil, pero aún más tomar una decisión sobre que hacer.

 

—Yo vivo con una chica, a la cual mantengo y al parecer depende mucho de mí. No me puedo estancar a pensar por demasiado tiempo.— YunHo habló y JaeJoong sufrió, pegó su cuerpo a la silla y miró con horror al muchacho. –Tenemos que tomar una decisión sobre que hacer, ya.

 

—¡¿Tú estás casado?!

 

El grito algo desentonado por parte de JaeJoong desubicó a YunHo, y cuando miró a sus amigos igual de sorprendidos, supuso que se había expresado mal o no le habían entendido bien.

 

—Ella dice que es mi hermana.

 

El suspiro de los tres muchachos lo hizo sonreír, pero JaeJoong para el gusto de YunHo había exagerado un poco, por que ahora respiraba como si de repente hubiera olvidado como hacerlo mientras llevaba una mano a su pecho.

 

—Pues si a esas vamos yo tengo unos padres a los que en mi vida he visto y muchas fotos con muchos niños.

—Pues yo tengo un enorme piso, con una secretaria que me teme y un padre y una abuela con cara de tener por hijo a Jack el destripador.

 

JaeJoong rió. –Mi situación no es que halla cambiado o sea muy diferente a la de ustedes, solo en un departamento, con una viejita que me hizo entender que soy su hijo adoptado no inscrito y muchas fotos en mi departamento que me indican que o soy huérfano o muy narcisista.

 

YunHo amplió su sonrisa. —¿Cómo se llama tu hermana Hyung?

—MinTae, tiene catorce, pero parece ser la que llevaba las riendas en esa casa.

—¿Por qué lo dices?

 

—Por que se porta más como una madre que como una hermana menor, me fue a levantar, hizo el desayuno. Me regaño por despertarme tarde y me recordó que hiciera un montón de cosas antes de ir a trabajar, mientras se ponía la mochila dispuesta a ir al instituto.

 

ChangMin rió abiertamente igual que JunSu, mientras los dos mayores los miraban con intriga.

 

—¡Se… Se parece mucho a Jae Hyung!

 

YunHo entonces comenzó a reír y JaeJoong arrugó el entrecejo mientras desviaba la mirada, levemente avergonzado. Mocosos que no lo dejaban en paz ni cuando estaban en una situación así.

 

 

 

 

 

<< Chunie… Me gusta mucho la lluvia ¿Sabes? Por que me recuerda a ti. >>

 

 

Park YooChun no era hombre para sentir miedo, no lo era, pero esta era la ocasión, no era el momento pero era el justificable. Caminaba por las calles de Seúl como no lo hacía hace mucho tiempo. Sin que nadie le prestara la mínima atención.

 

Miró su mano derecha y observó con una sonrisa su cumpleaños hace unos cuantos meses. JunSu se había acercado cerca de las seis de la tarde, se había sentado en el sillón y había sonreído de manera cómplice.

 

 

<< Mi mejor amigo cumple años hoy, pero soy tan mal amigo que aunque lo he pensado por más de dos meses, nunca he sabido que regalarle. Es muy complicado pero tan simple a la vez. Así que ya podrás imaginarte por todo lo que he pasado.  >>

 

 

JunSu había tomado su mano, había envuelto en ella una pequeña cinta tejida a mano, con varios colores que formaban un sol. Un sol que le recordó mucho a la sonrisa del mismo JunSu. YooChun no entendía, si para él JunSu era como un sol. Y para JunSu él era como la lluvia… ¿Cómo podían congeniar tan bien?

 

 

<< Te compré algo muy caro, luego algo muy sofisticado pero nunca me terminó de convencer, hasta que vi esta hermosa pulsera. La vendía una señora muy humilde un día que conducía para la estación de radio. No me costó más de una moneda, pero… Cuando la vi pensé en ti. Supe que sería ideal para ti. >>

 

 

JunSu había girado un poco la pulsera. ‘YJCYJ’ las cinco letras escritas por la mano de JunSu se encontraban plasmadas ahí. JunSu había sonreído, YooChun lo había abrazado con tanta fuerza que por un momento pensó que lo dejaría sin aire.

 

 

<< Un sol que ilumine no solo tu vida, sino la de todos nosotros. Los cinco a pesar de la distancia, a pesar de los problemas o malos entendidos seguimos compartiendo algo. Algo que nada ni nadie puede evitar; Todos seguimos estando bajo el mismo sol. >>

 

 

JunSu había pasado los brazos por su espalda. Desde ese día, YooChun no se quitaba aquella pulsera, incluso en las sesiones de fotos las guardaba en algún bolsillo de su pantalón. Sus pasos se detuvieron abruptos. ¡Por supuesto! ¿Cómo no lo había recordado antes?

 

Recorrió el lugar con la mirada solo para ubicarse, ajustó el bolso a su espalda y empezó a correr en una sola dirección. Si JunSu estuviera solo o asustado solo había un lugar al que podría ir, un lugar que él y solo él podía saber.

 

 

<< Por que yo creo… Que entre más oscuro está es por que pronto va a amanecer. >>

 

 

 

 

 

—Entonces intentaremos continuar hasta ver que sucede con todo esto.

 

 

ChangMin suspiró, todavía no muy seguro de cómo continuar con una vida que no le pertenecía y que de pronto parecía ahogarle, suspiró un poco cansado y decidió acceder, solo por que si.

 

JunSu anunció que quería pasar un tiempo a solas para pensar, ChangMin tuvo que admitir que él lo necesitaba también. Por eso se alejó de YunHo y JaeJoong con una corta despedida, con las manos en los bolsillos de su pantalón y la cabeza baja.

 

Decir ‘continuar’ era fácil. ¿Pero como continuar con una vida que no sabes como la llevabas, como fingir ser alguien de quien no tienes la menor idea? Caminó entre las calles con tranquilidad, como hace mucho no lo hacía y volvió a suspirar.

 

—¡Onew Oppa!

—¡Shinee son lo mejor!

—¡¡JongKey is the best!!

 

Los gritos desaforados de un grupo de muchachas llamó la atención de ChangMin, se encontraban amontonadas a la salida de un gran edificio, había mucha gente por todas partes, muchos hombres vestidos de traje negro.

 

A ChangMin le recordó aquella escena a cuando salían de algún lugar y una sonrisa afloró en sus labios. De pronto asoció los gritos y aún más cuando mencionaron también a MinHo y TaeMin. Caminó con algo de rapidez, intentando abrirse paso entre tanta gente.

 

Los integrantes de Shinee todavía no salían, pero ChangMin necesitaba saber si MinHo, el que él conocía aún seguí ahí o también había sufrido un cambio de toda esta locura. Sus ojos paseaban de un lugar a otro y los gritos de todas esas niñas empezaba a ser insoportable.

 

JongHyun fue el primero en salir, con una gran sonrisa en el rostro y saludando a todos los presentes mientras agitaba el brazo, el escándalo fue insuperable, Key venía tras él. TaeMin y Onew conversando levemente y MinHo todavía muy pensativo como para notar al resto del mundo.

 

Las gafas en su rostro de un momento a otro para MinHo le fueron un estorbo, pero era mejor eso a que alguna fan notara aquella mirada confusa y triste en su rostro. Las mismas chicas de siempre rodeaban el lugar. MinHo apenas sonrió un poco y saludó, dispuesto a subirse al auto de inmediato.

 

Sin embargo entre ese montón de gente, entre los gritos y la algarabía, MinHo pudo identificar un rostro, era un chico, muy parecido a Max, pero en sus ojos habían un algo que MinHo por un momento sintió que reconocía.

 

Una vaga sonrisa flotó en sus recuerdos, el muchacho entre esa gente lo miraba fijamente sin alguna expresión en su rostro y MinHo no pudo dejar de verlo. Su corazón se agitó y de pronto el mundo entero se paralizó para él.

 

Sin embargo sus pasos parecieron no detenerse, sin pretenderlo, su cuerpo chocó contra el de Onew, y los gritos estallaron todavía más. MinHo regresó su mirada hacía donde el muchacho se encontraba, pero entre los saltos, agitación de brazos y el alboroto repentino el muchacho había desaparecido.

 

MinHo incluso cometió el error de acercarse un poco, de buscarlo como pudo, con una desesperación repentina que no estuvo nunca seguro de donde provino. De sus ojos ansiosos por verlo aunque fuera una vez más.

 

Y aunque varias muchachas estuvieron a punto de jalarlo, MinHo continuó intentando buscar a aquel muchacho, sus ojos habían logrado en él una calidez absoluta que ni con el abrazo de Max había logrado sentir.

 

—¿MinHo, que haces?

 

El líder lo había tomado por el hombro, pidiéndole que continuara, MinHo no quería, por que necesitaba descubrir como un desconocido podía de la nada causar tantos estragos en él. Por que necesitaba verlo solo una vez más.

 

—Min… Vamos, se hace tarde…

 

TaeMin lo había agarrado por el brazo, empezando a jalarlo al auto, las fotos no se habían hecho esperar, los gritos tampoco, MinHo se dejó guiar, pero aún así, miró un par de veces más hacía atrás.

 

…Quería volverlo a ver.

 

 

 

 

 

—Malditas niñas… Nunca las odié tanto como ahora.

 

ChangMin limpió como pudo su brazo y camisa mientras arrugaba el entrecejo molesto, a MinHo se le había ocurrido la brillante idea de enloquecer a las fans y entre empujones y golpes, cosas a las que no estaba ya muy acostumbrado habían empezado a dejarlo relegado.

 

ChangMin había perdido de vista a MinHo.

 

En fin, cuando vio sus ojos, se sintió aliviado, sonrió un poco más tranquilo, bastó con mirar sus ojos por tan solo unos segundos para comprobar que en realidad ese si era el MinHo que conocía y eso lo tranquilizó.

 

Miró el auto alejarse por una calle, el bus tenía los vidrios polarizados así que era casi imposible ver algo en realidad, de pronto uno de los vidrios del auto se bajó, MinHo se asomó por la ventana.

 

…Impulsivo como siempre.

 

La sonrisa de ChangMin se amplió considerablemente, el muchacho lo veía tan atentamente que por un momento pensó que lo reconocía, que lo recordaba. Que no lo había olvidado, pero al mismo tiempo, pensó que si MinHo lo reconocía hubiera hecho más que asomarse por la ventana, hubiera detenido el auto.

 

MinHo lo miraba con mucha duda y miedo interno, su corto cabello se agitaba con el viento que le proporcionaba la velocidad en la que el auto marchaba. Alcanzó a escuchar un ‘¿Acaso estás demente MinHo? ¡Entra!’ de parte de Key.

 

Y antes de lo que hubiera esperado, las fans que corrían hacía el auto al ver a MinHo asomarse lo rodearon por completo, probablemente tapándolo por completo, perdiendo la oportunidad de ver o que MinHo lo viera una vez más.

 

Las muchachas gritaban como histéricas a su alrededor intentando que otro de los integrantes o el mismo MinHo volviera a salir. ChangMin las dejó de escuchar, sonrió y pensó que tal vez MinHo no lo recordaba, pero cuando menos ese vínculo entre ambos.

 

Parecía superar incluso esta absurda realidad.

 

ChangMin llevó una mano a su pecho, mordió su labio inferior y sonrió como pudo. MinHo podía no saberlo, pero la razón por la que había terminado con SoonAe, había sido él. Él y sus tonterías, él y sus miradas de perrito bajo la lluvia cada vez que lo miraba.

 

Y es que ChangMin no lo entendía, lo veía cantar, lo veía actuar, lo veía en los videos musicales, y el MinHo que se reflejaba en ellos era muy distinto al que presenciaba ChangMin cuando lo tenía frente a él.

 

Era su mirada, esa forma en que lo veía, eran muchas cosas en él. Que MinHo no sabía pero que ChangMin tanto apreciaba. MinHo no lo sabía pero ChangMin acababa de descubrir que quería volver a ver esa mirada en él. Por que había todavía una esperanza.

 

Su vínculo seguía intacto. Por que MinHo todavía no lo sabía.

 

…Pero lo había reconocido, aunque la razón le dijera que no era así.

 

 

 

 

 

—¿Recuerdas cuando te tomé la mano para que caminaras rápido y no te agarraran por ahí?

 

JaeJoong rió ante las palabras de YunHo. –Esas fotos volvieron locas a las fans.— YunHo asintió, y en principio esa no había sido su intención, pero SM había sabido como manejar la situación a su favor. Y a favor de la pareja más popular.

 

A ninguno de los dos les había molestado, pero desde ese día por opción propia decidieron no volver a tomarse de las manos, por lo menos no frente a la prensa o en algún lugar donde pudieran identificarlos. Solo para no crear rumores extraños.

 

Y aquellos momentos de contacto se habían reservado para cuando no tuvieran cámaras en frente, es decir, el tiempo se había reducido casi al máximo. JaeJoong lo había lamentado, pero YunHo no quería problemas con la que en ese entonces era su novia.

 

¿Gracioso, no? Que una chica se sienta celosa de él. Bueno, cualquiera podía decir que JaeJoong es más hermoso que la muchacha aquella que luego de un tiempo rompió con YunHo, por que sobre ella, YunHo lo prefería a él y a su trabajo.

 

Pero resultaba gracioso y hasta hiriente cuando JaeJoong sabía que YunHo era completamente heterosexual, y aún más cuando lo llamaba su ‘esposa’ más por molestarlo que por quisiera hacer algún tipo de insinuación.

 

Sus pensamientos se congelaron en el momento exacto en que sintió como una mano rozaba la suya con lentitud y luego empezaba a tomarla con cuidado, entrelazando sus dedos en el proceso, nervioso JaeJoong observó a un tranquilo YunHo que miraba el camino por el cual transitaban en ese momento.

 

—Ya no hay prensa Boo. Esta es mi manera de mostrarte lo mucho que agradezco que estés aquí.

 

JaeJoong asintió sujetando la mano de YunHo con fuerza también, por que sabía de sobra que YunHo como siempre tomaría el mando de la situación, sería el fuerte, el que se tragaba el miedo para ser apoyo de los demás. JaeJoong amaba ser el único al que YunHo confesaba cuando sentía miedo o ganas de llorar.

 

Una vez en una revista leyó que su rostro era perfecto para los dramas, que sufrir se le daba bien en la actuación. JaeJoong había reído con ironía mientras JunSu leía el artículo. Pero si YunHo apretaba su mano así… ¿Cómo podía no sentir que el alma se le desbordaba?

 

¡Diablos! Kim JaeJoong no llora, no tan seguidamente, no con tanta intensidad, es más aún recuerda cuando el menor de ellos, explotó en lágrimas durante la entrega de premios, su corazón se había ablandado ante aquel rostro tierno en ChangMin.

 

Pero ahora, no tenía nada, sus más hermosos recuerdos, los más maravillosos, los increíbles, los dolorosos. Todo había sido borrado, nada existía. Solo tenía ese amor por YunHo, que para variar era solamente unilateral, que YunHo no entendía e incluso hasta desconocía.

 

Sus pasos se detuvieron, pero no soltó la mano de YunHo y su brazo izquierdo tapo con cuidado sus ojos, sollozando un poco a ratos. YunHo lo miró preocupado, intentando buscar su mirada y acariciando sus cabellos.

 

¡Tonto YunHo!

 

¿Cómo podía no darse cuenta? Finalmente y al ver que JaeJoong no accedía a mirarlo YunHo lo abrazó, sin soltar su mano en algún momento. JaeJoong encontró el pecho de YunHo tan confortante que por un momento decidió mandarlo todo al demonio.

 

—YunHo yo… Te quiero, mucho. Demasiado.

 

Y fue así de sencillo, así de fácil. Más fácil de lo que JaeJoong hubiera esperado, un suspiró evacuó de los labios de Jung, besó sus cabellos y lo abrazó con más fuerza.

 

—Yo también te quiero Jae, mucho, muchísimo. Eres más que un amigo para mí, eres un hermano.

—¡Idiota, idiota. Yunho!

 

JaeJoong le dio un par de golpes en el pecho al menor, haciéndolo retroceder en el proceso, soltando su mano y golpeándolo con más fuerza, sus ojos llorosos se dejaron entre ver y cuando vio la mueca de preocupación en el rostro de Jung una pequeña risa salió de su garganta.

 

…YunHo idiota…

 

Secó sus lágrimas y mantuvo la sonrisa en su rostro, por que YunHo era muy idiota, muy despistado, y aún para él era incomprensible como su carácter parecía cambiar cuando entrenaban o cantaban. YunHo era un líder muy extraño. Pero aún así…

 

JaeJoong no podía entender por que seguían estando esos sentimientos ahí.

 

—Mas te vale no soltar mi mano hasta que lleguemos a mi casa, idiota.

—Pero JaeBoo… No entiendo… ¿Por qué de pronto me has golpeado?

—Tu solo camina.

—Pero…

 

JaeJoong tomó de la mano a YunHo y volvió a caminar, un par de pasos más atrás YunHo seguía al mayor quien caminaba un poco más rápido, observó su expresión de falsa molestia y sonrió al ya no ver lagrimas caer del rostro de JaeJoong.

 

Apretó un poco más el agarre de sus manos y caminó al mismo nivel de JaeJoong, quien parecía ya no estar molesto. Solo algo resignado. YunHo supuso que toda esta situación lo estaba afectando demasiado, pero que estaba luchando por que no fuera así.

 

—Ne~ Hyung… A veces te comportas muy raro con tu pequeño líder.

—YunHo no me digas Hyung, sabes a la perfección que tú te ves mayor que yo.

—Eso por que tú hiciste un pacto con el demonio, Jae. Ya te lo he dicho… No sigas los pasos de Madona.

 

—¡Idiota!

 

Y lo último que recibió YunHo antes de ver la sonrisa en Jaejoong una vez más, fue un fuerte golpe en su brazo izquierdo. YunHo sonrió, aunque el golpe doliera, ese era un síntoma de que JaeJoong ya estaba mucho mejor.

 

 

 

 

 

JunSu se sentó sobre el césped y soltó un suspiro.

 

Miró hacía el cielo y sonrió cuando lo vio un poco oscuro, no era la hora para que anocheciera, así que muy probablemente se trataba de lluvia, pudo haber corrido a la que suponía era su casa, pero decidió que mejor no.

 

Se abrazó a sus piernas y miró sus zapatos con cuidado, pensando en la mejor idea para poder ubicar a YooChun. Si fueran famosos sería mucho más fácil. Sin embargo en medio de la nada, ubicar a YooChun era casi imposible.

 

—¿JunSu?

 

Supuso que su imaginación le estaba jugando sucio pero cuando levantó la mirada y lo observó a unos metros de él, con una boina y un bolso a la espalda los ojos de JunSu se nublaron, mordió sus labios y no pudo ni siquiera moverse.

 

—YooChunie…

—¡Sabía que estarías aquí! Lo sabía, yo sabía. Tú ibas a estar aquí.

 

Su propio susurro debió haber pasado desapercibido para YooChun, seguramente por lo débil y bajo que este sonó, pero cuando YooChun se acercó a él, soltando la maleta y sosteniendo el rostro entre sus manos, los ojos de JunSu brillaron.

 

No terminaba de asimilarlo. YooChun lo recordaba, sabía que aquella pequeña cima era su lugar favorito, lo recordaba a pesar de todo. YooChun estaba ahí. Las lágrimas se volvieron más copiosas y el rostro de YooChun se empezó a mojar, JunSu por un momento supuso que estaba llorando.

 

Pero luego, pudo darse cuenta que no era así, había empezado a llover. YooChun era como la lluvia, llegaba en el momentos menos esperado y aún así no renegabas de ella, por que te hacía recordar lo bien que siente empaparse en ella y recordar lo bien que te sentías cuando eras un niño.

 

YooChun no es el inevitable seductor que todos creían, YooChun era un niño atrapado en el cuerpo de un adulto. Maduro a veces, pero las otras veces simplemente el guardián del despistado Kim JunSu.

 

—YooChunie…

 

Y Junsu descubrió que lo único que su cerebro parecía procesar era su nombre, una sonrisa acudió a los labios de Park. Se acercó con lentitud y besó los labios del menor, con suavidad, con mucha suavidad y tranquilidad a pesar de que la lluvia empezaba ya a mojar sus ropas.

El secreto mejor guardado de los que una vez fueron Dong Bang Shin Ki, eran ellos. Un secreto incluso para los otros tres miembros del grupo. YooChun finalmente abrazó con fuerza a JunSu. Sentándose frente a él.

 

—Temía que te hubiera pasado algo malo, Su. Tenía mucho miedo.

—Te extrañé, Chunie. Mucho. Te quiero, te quiero, por favor no lo olvides.

—Yo también, Su. No importa lo que esté pasando saldremos juntos adelante.

 

YooChun por lo general era quien lo comenzaba con los abrazos, era siempre el quien abrazaba, JunSu no era muy dado a ser tan expresivo cuando habían tantas cámaras alrededor, pero ahí no habían cámaras y por eso JunSu apretó aún más el abrazo.

 

Pegó a YooChun a su cuerpo, por que temía no encontrarlo, por que había estado asustado, por que lo necesitaba y saber que estaba ahí, que ya estaban los cinco juntos una vez más valía la pena.

 

Juntos, los cinco. Por un momento le hizo pensar a JunSu, que las cosas estaban mejor así, en ese mundo donde ningún contrato o ley podía evitarles el contacto mutuo, donde podían visitar a YunHo cuando quisieran, donde podían ir por ChangMin si así lo querían.

 

Y aún más en ese mundo donde podía besar a YooChun si le daba la gana, por que a nadie le importaba, y cuando los suaves labios de YooChun hicieron contacto con los suyos una vez más. Todo volvió a ser paz para JunSu.

 

 

 

No quiero que descubras mi amor tan fácilmente, por que temo que un día…

…Me dejes solo, y no regreses más. No puedo dejarte ir.

¿Me puedes entender?

 

 

 

Fin capitulo tres.

16 comentarios sobre “Mientras tanto: Capitulo 3

    Andrea Romero escribió:
    6 marzo, 2013 en 13:06

    .ahhhhhhhhhhhhh….. esta muy interesante la historia pero me cuenta q tienes tiempo q no la actualizas please… continuala….. quiero saber q pasara

    Me gusta

    AdriloveyouDBSK escribió:
    12 junio, 2015 en 11:11

    ME FASCINO. ….E ENCANTO QUE LE YOOSU ESTE JUNTO.. … PLEASE CONTINULALO NO LO DEJES ASI.. … ME GUSTA MUCHO ESTE FIC POR LA EMERSON EN QUE REDACTAS Y POR QUE NO ES UNIVERSO ALTERNO.. . ESTARÉ ESPERANDO POR QUE LO ACTUALIZES O POR QUEALGUN ALMA BONDADOSA LO CONTINÚE.. ..

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s