Se solicita novio: Capitulo 24

Posted on


Se Solicita Novio.

 

CAPITULO 24: El tiempo aquel, cuando se dejaba llevar por ti.

 

 

 

Esa mañana el sol estaba en todo su esplendor.

 

Las palabras del cura habían sido las últimas antes de que ChangMin arrojara una pequeña flor sobre el ataúd y susurrara un pequeño ‘Adiós’ Un suspiro de sus labios y por supuesto sintió como YooChun tomaba su mano con fuerza.

 

Alrededor no había mucha gente, únicamente sus amigos más cercanos.

 

Y en medio de todo lo que sucedía en su vida en ese momento, sus padres nunca llegaron.

 

Podía escuchar claramente los sollozos de las empleadas, las palabras de confort que les daba el mayordomo o el chofer. Podía sentir las miradas de sus amigos, pero YooChun a su lado era diferente.

 

YooChun a su lado, tomaba de su mano y la apretaba con fuerza.

 

Lo miraba de vez en cuando y arreglaba algún mechón fuera de lugar. YooChun a su lado le estaba prestando su hombro, podía sentir la maravillosa energía de él y con aquello sentía que podía estar un tiempo más en pie.

 

Ya no había lágrimas que derramar.

 

La noche pasada había llorado sobre el pecho de YooChun demasiado tiempo, al punto de creer que nunca se detendría, hasta el punto de que su garganta llegó a arderle, de sentir su rostro hinchado y sus labios resecos.

 

YooChun no detuvo su llanto, pero si estuvo allí.

 

Por un lado ChangMin sabe que eso es lo mejor y mientras ve la tierra caer, sabe que las cosas pasan por algo y hoy. El lazo que lo unía esa mansión acaba de romperse. Ya ha recibido las condolencias.

 

Ya sus amigos lo han abrazado, ya YunHo le ha hablado y lo ha hecho sentir mejor, ChangMin siente que ya todo está por concluir, por que es un último respiro, y por que se ha aferrado a la mano de YooChun y en medio de la tarde ha empezado a caminar una vez más.

 

 

—Serán unos días difíciles. ¿Por qué no te vienes a mi departamento?

—¿Estás seguro de que me quieres ahí?

—Si pudiera, te pediría que te quedaras ahí por siempre.

 

 

ChangMin sonríe, por que sabe que esas palabras han sonado llenas de sinceridad, por que así es YooChun, por que no tiene miedo a expresar lo que piensa, lo que siente, lo que desea y él tiene tanto que aprender de él.

 

—Luego no te arrepientas.

 

YooChun se detuvo un momento, atrapó el rostro de ChangMin en sus manos y se acercó, con un corto beso en sus labios, una sonrisa emitió de esos labios y esos ojos café de Shim emitieron un pequeño brillo.

 

—Te amo. Y creo que eso ya te quedó claro desde hace tiempo.

 

Cuando el paso de YooChun fue retomado, ChangMin se permitió un corto momento para verlo alejarse, para ver su cabello siendo movido por el viento, para observar su caminar elegante, y cuando Park se detuvo y giró hacía él.

 

…Su mundo volvió a tomar color.

 

Deshizo el nudo de su corbata y se la sacó con cuidado para guardarla en su bolsillo. YooChun estiró un poco su brazo y ChangMin ni siquiera dudó en entrelazar sus dedos. Por que podía hacerlo.

 

Podía detener el paso de YooChun para que lo esperara, por que podía caminar junto a él. y por que sabía que junto a él jamás se sentiría solo.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—Él va a estar bien.

 

 

JaeJoong observó con una sonrisa en el rostro, el camino por el que ChangMin y YooChun se alejaban, las palabras de YunHo fueron el colapse para que JaeJoong mordiera su labio inferior y sintiera un apretón en el pecho.

 

Una corta lágrima se le escapó y decidió dejarla que siguiera el camino por su mejilla, por que sentía una gran empatía en ese momento. Por que ChangMin era tan joven y estaba viviendo demasiadas cosas al mismo tiempo.

 

Se sentía feliz por él, que tenía a alguien a quien tomar de la mano y sentir que el resto del mundo no importaba. Por que era obvio que juntos, YooChun y ChangMin se sentían más fuertes para enfrentar al mundo.

 

La afirmación de YunHo en aquellas cortas palabras lo hizo sonreír. Sintió entonces que YunHo pasaba un brazo por encima de sus hombros y no se molestó en alejarlo, por que se sintió cómodo en medio de aquello.

 

 

—¿YooChun va a cuidar bien de él, cierto?

—No sabrá como cuidar de él muchas veces, pero ambos tienen mucho que aprender. Se van a encontrar con mucha gente idiota, pero ellos van a estar bien. Son ChangMin y YooChun después de todo.

 

 

JaeJoong pudo sonreír ante esa afirmación, la cercanía con YunHo en esos momentos lo hacía sentir terriblemente bien. Observó a varios metros como JunSu caminaba con las manos dentro de los bolsillos, junto a Mir hacía uno de los autos estacionados.

 

Se preguntó por un momento si JunSu ya sabía la verdad sobre YunHo y HeeChul, y por la distancia que había mantenido con YunHo ese día, supuso que era así. JunSu caminaba, alternando su mirada de vez en cuando entre el las nubes y el suelo.

 

Esa tristeza que albergaba al muchacho suponía por un momento que no era solo debido a la muerte de Sarah. Aún así JunSu se continuó alejando, sin mirar hacía atrás una sola vez, compartiendo palabras con Mir.

 

Y él estaba ahí, junto a YunHo en ese momento.

 

Respiró profundo y por un momento pensó que no estaba mal sentirse bien con la calidez que YunHo le transmitía en ese momento.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

Boa estiró un poco su mano para llamar a un taxi.

 

Sin embargo bufó con molestia cuando los autos pasaban de largo sin tomarla en cuenta. Había algo de frío en el ambiente y para ese momento ella solo quería un poco de café caliente.

 

A la salida del cementerio ese día no había habido mucha gente, pero YunHo había insistido en que lo acompañara, pero para el caso que cuando vio a JaeJoong pareció olvidarse de ella, una sonrisa emitió de sus labios.

 

De acuerdo, solo por eso, su estado de ánimo no era un asco. Por lo menos las cosas entre esos dos habían mejorado. Se estiró un poco más y su pie tropezó un poco con su cuerpo hacía adelante.

 

Y si no fuera por aquellas manos que apresaron su cintura, ella ya estuviera sobre ese charco de agua en la calle.

 

 

—Muchas gracias.

 

 

Asintió levemente avergonzada y el hombre asintió despreocupadamente.

 

 

—No se preocupe, no fue nada. ¿Usted es la chica con la que llegó YunHo, cierto?

—Si, mucho gusto soy Boa. ¿Conoce a YunHo?

—Por ChangMin, soy el tío de YooChun. Rain, mucho gusto.

 

 

Boa asintió y sonrió. En un momento estiró el brazo y un taxi se detuvo frente a ella, su sonrisa se amplió y miró a Rain.

 

 

—Parece que me ha traído suerte. ¿Compartimos el taxi?

—¿En serio? Muchas gracias.

 

 

Obviamente fue Rain quien abrió la puerta y le permitió a Boa ingresar primero, Rain sintió entonces un agradable cosquilleo en su interior, cada vez que Boa sonreía, el cosquilleo aumentaba.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

Cerró la puerta del auto y se empezó a colocar el cinturón de seguridad.

 

Mir hizo lo mismo, del lado del conductor. Y cuando levantó la mirada sus ojos observaron el paisaje repleto de árboles de ese día. Ya había poca gente en el lugar, pero aún así JunSu emitió un corto suspiro de sus labios.

 

 

—¿Todo bien?

 

 

Escuchó la preocupación, plasmada en la voz de Mir y una pequeña sonrisa de confort estuvo en sus labios.

 

 

—Si, no te preocupes.

—Los sepelios siempre son muy difíciles.

—Solo estoy cansado.

 

 

JunSu pasó las manos por su rostro y volvió a suspirar, pero en esta ocasión colocó una convincente sonrisa en sus labios, Mir lo imitó y empezó a encender el auto, para ese momento. JunSu solo se dedicó a observar el camino.

 

 

+—+—+—+—+—+—+—+

 

 

 

Semanas después.

 

 

 

 

Boa se asomó a la cocina.

 

Y en ese momento pudo observar algo que la divirtió mucho, JaeJoong tenía puestos los audífonos y se movía de un lado a otro, se distribuía cocinando de un lado a otro como si nada más importara.

 

Pero la gracia de JaeJoong no paraba en lo atareado que parecía moviéndose de un lado a otro, que sacando de la freidora algo, que destapando un olla o cortando alguna verdura. Lo que le robaba una sonrisa a Boa era esa maravillosa voz que acababa de descubrir que JaeJoong poseía.

 

 

—Well sometimes I go out by myself and I look across the water; And I think of all the things, what you’re doing, and in my head I paint a picture~

 

 

Una voz digna de cantar en cualquier parte, con una fuerza y una intensidad que verdaderamente le asombraba. Y eso no era todo, por que JaeJoong si, se movía de un lado a otro, pero aún así se tomaba la molestia de moverse de vez en cuando rítmicamente.

 

De dar un par de vueltas mientras jugaba con los utensilios en sus manos, con esa deslumbrante sonrisa en sus labios. JaeJoong en ese momento ofrecía un bello espectáculo que Boa hubiera matado por mostrarle a YunHo.

 

 

—’Cause since I’ve come on home. Well, my body’s been a mess. And I’ve missed your ginger hair, and the way you like to dress~

 

 

Los niños prontamente se acumularon cerca de sus piernas y Boa les hizo un pequeño gesto para que guardaran silencio. Recordó que les había enseñado justo esa canción hace un par de semanas a los niños. Y sonrió.

 

Sus clases de arte no podían ser tan seguido como a ella le gustaría, pero no contaban con suficiente personal para cubrir eso vacíos, cosa con la cual tendría que hablar con YunHo. JaeJoong movió su brazo seguramente al compas de la música y los niños se entusiasmaron al escuchar esa increíble voz.

 

 

—Oh, won’t you come on over?— Los niños comenzaron a llenar la cocina y JaeJoong sonrió cuando los vio corear su canción, quitó los audífonos y puso su celular en altavoz para que la música fuera escuchado por todos. —Stop making a fool out of me.

 

Y con una emoción indescriptible, propia de una maravillosa interpretación, todos corearon como si en realidad sintieran la letra.

 

—Why don’t you come on over, Valerie?~

 

Un par de tonadas más y todos abrazaron a Jaejoong en ese momento. Una gran risa salió de si mismo al notar lo bien que se había sentido cantar con todos los niños. Boa aplaudía desde el resquicio de la puerta y él solamente se inclinó un poco, cosa que los niños imitaron.

 

 

—Bueno chicos, vayan al patio a jugar un rato. Ya saben que la cocina es peligrosa.

 

 

Todos se alejaron de inmediato y JaeJoong sacudió un poco sus propios cabellos, recordando sentir un poco de vergüenza por sentirse descubierto en esos momentos.

 

 

—¿Valerie?

—Es una buena canción.

—La letra es particular… ¿Dedicada a alguien?

—¿Tu que crees?

 

 

JaeJoong le dedicó una significativa mirada a Boa, y ella supuso que por ese maravilloso estado de ánimo en Kim las cosas iban de bien a mejor entre él y Yunho, se apoyó un poco en el mesón y Jaejoong pareció volver a concentrarse en la comida.

 

 

—¿Cómo van las cosas con YunHo?

—Pues… Cuando menos ya nos tratamos como gente.

—Exactamente, ¿Qué significa eso?

 

 

Jaejoong emitió un corto suspiró y miró a Boa con algo de desesperación por no saber exactamente como manejar su extraña situación.

 

 

—Es que no estoy seguro de cómo, pero YunHo cree que estoy enamorado de alguien más que no es él.

—¿Estas bromeando?

—Eso quisiera.

 

 

Boa examinó con la mirada a JaeJoong y le robó una pequeña tira de zanahoria para luego metérsela a la boca.

 

 

—Entonces tal vez deberías aprovechar esa ‘particular’ confusión.

—¿A que te refieres?

—¿Tu que crees?

 

 

Boa le sonrió y lo miró de la misma forma que Jaejoong lo hubiera hecho hace un momento, agregándole por supuesto que ella le guiño un ojo, antes de salir de la cocina no sin antes robarle otro palillo de zanahoria.

 

JaeJoong apoyó su codo sobre el mesón. Y miró a los niños de la fundación jugar, y por un momento se preguntó si en realidad ¿Sería bueno jugar así con YunHo? Luego de un rato de pensarlo, sonrió.

 

…Y decidió que si.

 

A veces había que sacudir un poco los árboles para que cayeran frutos.

 

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—Muy bien, muevan todo para el set número dos.

 

 

YunHo levantó un poco la voz y de inmediato los de utilería se encargaron de obedecerlo, tecleó un par de cosas por confirmar en su celular y acomodó el auricular bluetooth en su oreja derecha. Iba a ser un largo día de trabajo.

 

 

—Adivina, ¿Quién soy?

 

 

Unas manos suaves taparon sus ojos y sonrió al darse cuenta de que aún podía reconocer ese tacto, y aún más se sorprendió al darse cuenta de que aún podía reconocer su aroma.

 

 

—Kim Hyun Joong. ¿Quién más usa el mismo perfume por más de seis años?

—Imbécil.

 

 

Hyun Joong le dio un amistoso golpe en el brazo y luego de eso lo abrazó con fuerza. YunHo sintió en ese momento que todos sus fantasmas se habían marchado, por que podía abrazar a Hyun Joong y mantener una sincera sonrisa en el rostro, con el pecho inflado de sinceridad.

 

 

—Tus ojos me ven diferente, es… Como antes. Eso me alegra.

—A mi también, Hyun Joong.

 

 

Y era obvio, la percepción de Joong siempre había sido la mejor, supo cuando lo vio, cuando le habló, que YunHo había vuelto a ser él mismo, que no había culpa en su mirada. Que el sentimiento había resurgido, y lo había escuchado la última que se vieron.

 

 

YunHo ya había superado su historia.

 

 

—¿Listo para trabajar duramente?

—¡Por supuesto! Pronto llegaran los demás. ¿Qué tal un delicioso té?

—Mejor un chocolate caliente, hace un poco de frío.

—De acuerdo, pero tú invitas.

 

 

YunHo enarcó una ceja, y Hyun Joong rió, tomando a YunHo del brazo y empezando a caminar junto a él a la pequeña cafetería que había en el piso inferior. Por que de repente ambos se sentían igual que antes.

 

Por que desde el inicio, ellos siempre fueron grandes amigos.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

 

—¿Chispas de chocolate con crema batida?

—Es delicioso, deberías probarlo.

—No, gracia Mir. Tú y tus combinaciones raras, me aterran.

 

 

Mir rió antes las palabras de JunSu y lo único que hizo fue comer sonriente su siguiente cucharada, precisamente para que Kim lo pudiera ver, el televisor en ese momento mostraba el video musical de Firework.

 

Por lo que conociendo, como conocía a JunSu, el muchacho estaba muy interesado en el video, por lo que Mir decidió colocar descuidadamente sus piernas sobre las de JunSu y semi recostarse en el sillón, aún comiendo su crema batida.

 

JunSu lo miró por un momento y sonrió. Por un momento pensó que Mir era como los fuegos artificiales, o más bien, cuando estaba con él lo hacía sentir como tal. Por que cuando contaba con Mir, él sentía que podía enfrentar lo que fuera.

 

El timbre en el departamento y JunSu arrugó el entrecejo. ¿Quién podría molestar en estos momentos?

 

 

—¡Es Joong!

 

 

Y esa no fue precisamente la mejor respuesta que le hubiera gusta escuchar. Mir se levantó con tranquilidad. Y colocó una sonrisa en sus labios. JunSu mostró su pequeña mueca de fastidio y miró al menor.

 

 

—¿Lo invitaste al departamento?

—No lo invité. Vamos a salir.

—¿De nuevo?

 

 

Mir pareció contrariado cuando vio aquella actitud en JunSu, y abrió la puerta más por inercia que por que en realidad debiera hacerlo en ese momento.

 

 

—¡Hey, pequeño!

 

 

Joong lo abrazó con fuerza y le mostró su gran sonrisa. Mir en ese momento únicamente asintió. Sabiendo que no debía marcharse cuando JunSu parecía estar molesto con algo.

 

 

—¿Sucede algo?

 

—Es que…— Mir miró a JunSu y suspiró. —¿Qué te parece si vemos una película aquí los tres?— Por un momento, JunSu no supo como reaccionar, pero Joong inmediatamente se acercó a Mir para poder susurrar a su oído.

 

—¿Estás seguro?

—Si, JunSu no está pasando por un buen momento y supongo que me necesita. ¿No te molesta, verdad?

—No… Claro que no.

 

 

Joong besó la frente de Mir y luego se fue a sentar junto a JunSu, mientras el menor parecía buscar alguna película, JunSu asintió a modo de saludo y Joong hizo lo mismo, por un momento hubo un largo y tenso silencio, que al parecer ninguno quiso romper.

 

—¿Qué tal Zombie Land?

 

Ambos levantaron los hombros y Mir, aprovechando que no la había visto, solamente la colocó en el Blu—Ray, con la esperanza de poder pasar un buen momento. Se sentó junto a Joong y ambos compartieron una breve mirada y sonrisa que al parecer no fue del gusto de JunSu, por que de reojo pudo observar como arrugaba el entrecejo.

 

 

—Estas serán unas interesantes horas…

 

 

Murmuró con cuidado sus palabras e intentó poner una sonrisa en sus labios en tanto le daba Play a la película. Y un corto suspiro salió de sus labios. JunSu de pronto levantó sus piernas y las colocó sobre las de Joong y las de él. Quedando semi acostado sobre el sillón, tal y cual él lo hubiera hecho hace unos minutos.

 

—Ah~ Así estoy más cómodo.

 

La sonrisa irónica por parte de Kim no pasó desapercibida, Mir se apoyó un poco en el mueble y suspiró. Si, estas serían unas interesantes e incomodas horas.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—Tienes que apuntar con tranquilidad, y evitar respirar cuando presionas el botón de la cámara, de esa forma evitas cualquier tipo de movimiento en la imagen.

—Oh, eso es interesante.

 

 

HeeChul enfoco la imagen de un pequeño pájaro sobre su nido e hizo exactamente lo que Siwon le indicó, enfocó, cortó su respiración y disparó la foto. Una gran sonrisa en sus labios y supo que lo había hecho muy bien.

 

 

—Eso estuvo bien, para un primer intento.

—¿Verdad, que si?

—Fotografiar es más complicado de lo que la gente piensa, no es solo captar un momento, sino hallar el momento adecuado que fotografiar.

 

 

Siwon miraba las fotos en su cámara en ese momento. HeeChul recordó que cuando eran más jóvenes Siwon solía llevarlo en su espalda cuando se lastimaba el pie o algo parecido, así que en cuanto Choi comenzó a retomar el paso, HeeChul sonrió.

 

Dio un pequeño salto y quedó sobre la espalda de Siwon quien se quejó un poco, pero casi de inmediato sonrió.

 

 

—¿Y ahora, que te dio?

—Me lastime el pie.

—No es cierto.

 

HeeChul apoyó el rostro en la espalda de Siwon y cerró los ojos.

 

—¿Por qué me tienes que obligar a decirlo?— Siwon sintió la suave voz de HeeChul muy cerca de su oído, agarró fuertemente las piernas de Kim y comenzó a caminar con paso lento. –Me agrada sentirme tan cercano a ti, Siwie.

 

Siempre había sido así, y Siwon pensó que podría cargarlo un rato más así. Tampoco es como si HeeChul pesara demasiado. Y aunque no lo dijera, a él también le agradaba sentirse así de cercano a HeeChul.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—Siempre me he preguntado… ¿Por qué no tenías amigos?

 

 

YooChun le estiró una pequeña taza con chocolate a ChangMin y el menor colocó una nostálgica sonrisa en su labios antes de soplar el vapor que emanaba de la taza y beber un poco de ella.

 

 

—Cuando era más pequeño los tenía, no demasiados, pero los tenía.— YooChun se sentó junto a ChangMin en la cama. Ambos apoyados en el respaldar de la cama. –Pero casi ni veía a mis padres y ellos siempre me exigían mucho, en los estudios, en los deportes, en todo.

 

Disimuladamente, YooChun empezó a tapar las piernas de ambos con una pequeña manta debido al frío, y ChangMin le sonrió agradecido por eso.

 

—Así que un día pensé. ¿Será que no veo a mis padres por que no soy lo que ellos esperan de mí?— ChangMin como si recordar aquello, fuera la mayor estupidez de su vida. –Y así lo hice, obedecí y me convertí en el hijo que ellos querían, el perfecto Shim ChangMin.

 

—¿Perfecto?

 

—Es lo que toda la alta sociedad dice, que Shim ChangMin creció en una gran familia, la mejor de todas, la que más dinero tiene, es educado, inteligente, artístico, tiene modales, ojo para los negocios, es serio, elegante, refinado. Entonces debe ser feliz.

 

Por un momento ChangMin bajó la mirada, como si decir aquello, en verdad doliera.

 

—Por lo mismo, todos mis compañeros comenzaron a odiarme. No soportaban que todo el mundo me considerara mejor que ellos.

—Pero a YunHo también lo consideran perfecto.— YooChun sonrió en ese momento. –Incluso lo apodan el ‘príncipe perfecto’

 

—La diferencia entre YunHo y yo, es que el siempre fue muy sociable, procuró llevarse bien con todo el mundo. Yo en cambio cometí el error de concentrarme tanto en ser perfecto para mis padres que me olvidé de cultivar amistades, y decliné de todos ellos.

 

 

YooChun acarició el cabello de ChangMin, lo observó con cuidado y pensó que deseaba poder quitarle ese dolor a como diera lugar.

 

—Pero en el fondo, yo siempre los envidié, ellos tenían unos padres a los que veían, unos padres que los abrazaban. Ellos no se esforzaban y tenían el amor y la aceptación que yo tanto necesitaba y por la que tanto luchaba.

 

—¿Tus esfuerzos nunca fueron recompensados, cierto?

 

—Jamás, ya ves que ni para el sepelio de Sarah llegaron y sinceramente ya ni me importa si intentaron comunicarse conmigo o si vinieron al país. Ellos siempre estuvieron ocupados en ellos mismos.

 

YooChun le quitó la taza de las manos y lo abrazó.

 

—Pero ahora, ¿Eres feliz? ¿Eres feliz conmigo?

 

ChangMin para ese momento únicamente empezó a buscar un lugar donde acomodar su rostro en el pecho de YooChun quien sonrió ante esos movimientos por parte del menor, parecía un cachorrito desamparado buscando calor en su amo.

 

—Viví en esa enorme casa por años, y gracias a Sarah tuve algo parecido a un hogar. Sin embargo ahora, aquí en este pequeño departamento te puedo asegurar que soy más feliz que nunca.

 

ChangMin mantenía los ojos cerrados y YooChun lo imitó. Decidió terminar por recostarse y abrazó a ChangMin a su cuerpo, viendo el techo de la habitación en ese momento. Shim abrió un poco los ojos y miró al mayor.

 

—YooChun… ¿Por qué nunca me has hablado de tu familia?

—Por que no hay mucho de que hablar.

—Un día te escuché hablar con Rain y él te insistía que hablaras con tus padres. ¿Por que?

 

Entonces, cuando YooChun suspiró, ChangMin supo que la razón por que ambos se complementaban era por que ambos podían y sabían como complementar ese cariño que desde siempre les hizo falta.

 

 

—Mi padre siempre quiso que fuera arquitecto, sin embargo a mi no me gustaba la idea, estudié un año arquitectura y nunca me gustó. Me gustaba escribir, componer. Y cuando se los dije llegaron los problemas.

 

ChangMin buscó la mano de YooChun y la apretó con fuerza.

 

—Al final la situación se volvió insostenible, mi padre terminó por echarme a gritos de la casa, mi madre no tenía la fortaleza suficiente para defenderme y enfrentarlo a él, mi hermano era muy pequeño en ese entonces… A él lo extraño mucho.

 

Una sonrisa algo débil en los labios de YooChun y ChangMin se levantó un poco para poder besar esos labios tristes. Los ojos de YooChun parecían débiles en ese momento, igual que los suyos, verlo así, provocó que las lágrimas que había aguantado hace un momento se le escaparan.

 

YooChun acarició con su mano la solitaria lágrima que cayó por la mejilla de ChangMin y luego también besó sus labios. Shim volvió a acomodar su rostro sobre el pecho de YooChun y suspiró.

 

No estuvieron seguros de cuando, pero en algún momento de esa tarde, ambos conciliaron el sueño.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

Vestido completamente de negro.

 

Kim Hyun Joong miraba a la cámara con una sonrisa de Casanova en el rostro. Sus compañeros en ese momento estaban siendo maquillados o esperando su turno para sus tomas individuales. Puesto que aparentemente primero harían el PhotoBook.

 

YunHo miró con atención cada una de las expresiones de Hyun Joong, el muchacho vestía apenas un Jean negro desgastado y una camisa sin mangas del mismo color, con algo de maquillaje como si se encontrara sucio en ese rato.

 

Una sonrisa en sus labios y YunHo se sintió orgulloso de que Joong no tuviera problemas en trabajar frente a la cámara y representar precisamente lo que deseaba representar. Un piquete en sus costillas y giró para encontrarse con una gran sonrisa por parte de JaeJoong.

 

 

—¿Ocupado?

—Un poco, si.

—No importa, vamos.

 

 

JaeJoong lo tomó de la mano y lo empezó a jalar fuera del estudio, YunHo en ese momento se dejó guiar como si nada, y Hyun Joong sonrió cuando los vio marcharse a lo lejos. Ya sospechaba que el cambio en YunHo tenía que ser gracias a alguien.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—Oye, estaba trabajando.

 

JaeJoong sonrió como niño pequeño y empezó a sacar de su bolso un pequeño plato envuelto en papel aluminio, el cual le ofreció a YunHo con una sonrisa más amplia.

 

—Pruébalo, lo hice hoy.

—De acuerdo.

 

Se encontraba justamente en la azotea del edificio, así que el viento de la tarde los golpeaba con fuerza, tal y como lo había prevenido JaeJoong, por lo que comenzó a servir un poco de té que también había traído.

 

—Mmh… Está delicioso.

—Por supuesto, lo hice yo.

—…Tan lindo tú.

—Yo, todo el tiempo.

 

YunHo sonrió ante esas palabras y miró complacido como Jaejoong parecía feliz con poner a su disposición todo lo que había preparado. Llevó otro bocado de pastel a su boca y esa calidez en su interior una vez más hizo aparición.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—¡Fue una MUY buena película!

 

Joong hablaba con una sonrisa en el rostro mientras Mir apagaba el Blu—Ray y mantenía aún la sonrisa en su rostro. JunSu asentía, no podía negarlo, si había sido una buena película.

 

—Voy a cambiarme y regreso.

 

Mir habló directamente con Joong y se perdió hacía su habitación. Joong asintió mientras lo veía marcharse y JunSu supo que hasta ahí había llegado su buen humor.

 

—¿Van a salir?

—Si, el plan había sido cine y cena.

—Así que como yo vieron la película se van.

 

Joong tosió un poco y miró a JunSu sintiéndose un poco incómodo.

 

—¿Te molesta, Su?

—No, solo… Nada, olvídalo.

 

JunSu tomó el control del televisor y comenzó hacer zapping, se detuvo un momento en el noticiero y apenas salió el rostro de YunHo supo que no había hecho una buena elección, junto a la imagen de YunHo salía una de Hyun Joong.

 

Habían unos pequeños videos de ellos juntos durante las grabaciones y la noticia en si hablaba acerca de que estaban trabajando juntos para el nuevo video de SS501 y por unos segundos el mundo de JunSu se alejó de ese departamento.

 

¿Qué era lo que en verdad sentía por YunHo?

 

—Listo, vámonos.

 

Pero la voz de Mir lo trajo de regreso a su departamento, su amigo se terminaba de colocar un buzo encima de la ropa mientras cargaba en una de sus manos el collar que él le había regalado para que se lo diera a la persona indicada.

 

Su corazón por un momento palpitó con fuerza cuando vio a Joong levantarse y caminar hacía él, mirando fijamente el collar en manos de Mir.

 

—Es lindo, préstamelo.

—¿Qué? No… ¡Oye!

 

A pesar de que Mir parecía quejarse, la sonrisa en sus labios lo desmentía. Mir estaba jugando con Joong. Él en realidad no quería quitarle el collar, no lo quería de vuelta, como si inocentemente se lo estuviera entregando.

 

JunSu sonrió con dificultad en ese momento y decidió regresar su mirada hacía el televisor que ahora mostraba una noticia acerca de un concierto.

 

—Bueno, ya. Pero me lo das cuando volvamos al departamento.— Joong asintió como niño pequeño mientras abrazaba a Mir por la espalda, apretándolo desde la cintura con fuerza. Mir en cambio se movía hacía la mesa por las llaves. –Volveremos tarde, no me esperes despierto.

 

—Mmh…

 

Y ese extraño sonido de sus labios Mir pareció tomarlo como un ‘Si’ por que entre torpes pasos y tropiezos, todavía abrazados ambos salieron del departamento. JunSu sabía lo cercanos que eran y sabía además esas costumbres que tenían de tratarse así.

 

Pero aún así, JunSu ya comenzaba a preguntarse. ¿En realidad que tipo de relación tenían esos dos?

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

 

—Ya que me sacaste de mi trabajo… ¿Qué tal si te llevo hasta tu casa?

 

Jaejoong mordió su labio inferior y respiró profundo, ya estaban saliendo del edificio, apretó el bolso en sus manos y decidió hacerle caso a Boa y aprovechar su extraña confusión.

 

—No, gracias YunHo, pero es que verás… Voy a salir con alguien.

 

YunHo por un momento lo miró sin expresión alguna, pero luego colocó una forzada sonrisa en sus labios. Apretando con fuerza el celular en sus manos, cosa que paso desapercibida para JaeJoong.

 

—Oh, ya veo. Entonces… Que te vaya bien.

—Si, gracias.

 

JaeJoong lo miró una última vez y comenzó a caminar hasta donde su auto se encontraba, encendió y miró a YunHo una última vez antes de arrancar, sacudió un poco su mano y sonrió, YunHo lo imitó. Y eso fue todo.

 

Una vez estuvo fuera del alcance de Jung, JaeJoong arrugó el entrecejo molesto. Nada, ni una mala cara, ni una mueca, nada. A YunHo parecía no haberle molestado en lo absoluto. Y eso lo enojaba aún más.

 

Era un absoluto idiota, y él lo era aun más por hacerle caso a Boa.

 

Aunque bueno, Boa no tenía la culpa de nada, era mejor dejarlo en que YunHo y él eran los idiotas de esta historia.

 

FIN CAPITULO VEINTICUATRO

5 comentarios sobre “Se solicita novio: Capitulo 24

    Tsukiyomi Akemi escribió:
    27 noviembre, 2011 en 16:34

    No JaeJoongie, El Unico Idiota q existe es YunHo >_>

    Me gusta

    Minie_11 escribió:
    13 septiembre, 2012 en 3:41

    Tan tierno el YooMin….Hunsu y Mir son demasiado lentos…Mas que el propio Yunho(?) Y Yunho te pego….No puede ser tan idiota xD

    Me gusta

    Blanca Jaejoongie 윤재 escribió:
    21 febrero, 2015 en 0:58

    Creo que no me gusto el consejo de boa, al menos no en ese momento perdí la oportunidad de leer un poco de yunjae… Bueno al menos espero que a Yunho le de año de celos…..
    Pobre sarah! Y pobre Changmin! Lo bueno que Chunnie está a su lado…
    Junsu cuando se data cuenta de que siente algo más fuerte por Mir? Espero qué antes de que sea demasiado tarde y Joong se le adelanté……
    Boa y Rain? No lo espere pero ahora que lo pienso, quedan.

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    20 julio, 2015 en 9:43

    Yoochun me saca cada suspiroote que bueno hadta wue me muera no me voy a cansar de decirlooo Lo amooooo¡¡¡ Ay Junsu que casi casi te veo en baston queriendo declarartele a Mir… ya niños a darle prisaaa. Siiii que lindo Boa y Rain eso me gustoooo. Jae tu no quites el dedo del renglon y si no ya dale un zape al sonso de Yungo.

    Me gusta

    laucamp escribió:
    31 marzo, 2016 en 12:15

    Ya estan definidas tres parejas Min y Yoochun, Heechul y Siwon y BoA y Rain. Ahora faltan los lentos que es Jae que si sabe que ama al lento de Yunho y Mir que también sabe que ama al super lento de Junsu. Ya quiero YunJae, por favor.

    Gracias!!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s