Se solicita novio: Capitulo 25

Posted on


Se Solicita Novio

 

CAPITULO 25: La amistad, es enemiga del amor.

 

 

 

 

 

—Así que mientras tanto, los integrantes de la aclamada banda SS501 aún no se han pronunciado al respecto. Lo poco que sabemos hasta ahora esta basado en pequeños rumores que se ha ido esparciendo entre lo medios.

 

 

YunHo subió el volumen de su televisor pantalla plana y luego dejó el control sobre el escritorio de su oficina. Apoyándose un poco en el borde del escritorio y cruzándose de brazos, arrugando un poco el entrecejo.

 

 

—…Según fuentes internas la banda estaría pronta a separarse debido a problemas internos de los integrantes con la empresa que los representa. Ningunos de los integrantes, ni siquiera el líder de la banda Kim Hyun Joong han querido emitir comentario alguno.

 

 

La imagen que se mostró en ese momento fue la de los integrantes de la banda saliendo del estudio de grabación donde últimamente se estaban grabando los video spot. Todos pasaban de largo, mirando hacía cualquier lado y subiendo a la furgoneta asignada.

 

YunHo por un momento se preguntó como estaría tomando Hyun Joong toda esta situación. ¿Sería verdad todo lo que decían de ellos en estos momentos? Soltó un pequeño suspiró e imaginó que en realidad todo esto lo estaría afectando demasiado.

 

 

La puerta de su oficina se abrió, intempestiva y bruscamente.

 

 

JunSu dio avanzó hasta él con un paso seguro y firme, en otra situación, YunHo se hubiera permitido hablar y preguntarle por lo que sucedía, pero esos ojos en este momento brillaban con intensidad.

 

Así que a cambio de su silencio, JunSu hizo precisamente lo que tenía en mente desde un comienzo, se acercó al mayor, se inclinó un poco sobre él y tomándolo por el rostro lo besó. Tal y cual como lo había deseado desde que lo conoció. Aquel día en el garaje de su edificio mientras perseguía a HeeChul.

 

 

YunHo apenas se hundió un poco en su asiento, con un suspiro en sus labios debido al beso por sorpresa que JunSu le había regalado, no tuvo mucho tiempo de reaccionar cuando finalmente con un pequeño roce de labios JunSu se alejó unos centímetros.

 

 

—Wow… Eso, no fue como lo esperaba.

—Bueno, me agarraste por sorpresa. ¿Qué esperabas?

 

 

JunSu suspiró un poco y YunHo sonrió un poco. A JunSu no le quedó más que sentarse en la silla frente al escritorio del mayor y volver a suspirar, como si de repente hubiera terminado por abrir los ojos.

 

 

—No me refería al beso en si, Hyung.

—¿Entonces?

—Pensé que cuando te besara… Sería como… No sé.

 

 

En cuanto JunSu pasó una mano por entre sus cabellos despeinándose un poco en el proceso, YunHo comprendió lo que sucedía, apagó el televisor desde su asiento y se levantó para poder sentarse en el borde del escritorio justo frente a Kim.

 

 

—Tal vez no estabas tan enamorado de mí como creías.

—Necesitaba besarte, por que todo últimamente es tan confuso que yo…

—Necesitabas respuestas.

 

 

JunSu asintió, comprendiendo una vez más. Lo mucho que YunHo podía llegar a comprenderlo con apenas unas cuantas palabras.

 

 

—¿Quieres a alguien más?

—Probablemente.

—¿Es Mir?

 

 

Levantó la mirada un tanto desconcertado, pero cuando vio aquella sonrisa conciliadora en los labios del mayor, prefirió suspirar y asentir. Suspirando una vez más para aligerar la carga sentimental en su espalda.

 

 

—¿El te quiere también?

—No sé hasta que punto.

 

 

YunHo colocó una mano sobre el hombro de JunSu, con una sonrisa en los labios y un pequeño sentimiento compartido en el momento en que se miraron a los ojos.

 

 

—El amor es muy complicado, aún más si hay una amistad de por medio.

 

 

JunSu no pudo estar más de acuerdo, regalarle una sonrisa a YunHo fue fácil, asentir y suspirar, también.

 

 

 

 

 

 

—De acuerdo, entonces necesito dos boletos para Estados unidos, una reservación y algo para cambiar unas cuantas divisas, solo el dinero necesario.

 

 

YooChun abrió la puerta de la habitación de ChangMin con cuidado, el menor se encontraba con el teléfono inalámbrico en la mano, anotando un par de cosas en una libreta y abriendo y cerrando ventanas en su laptop.

 

 

Cerró la puerta con cuidado y se arrimó en la pared detrás suyo, observándolo sin saber muy bien que ocurría últimamente y por que ChangMin lucía tan ocupado. Probablemente estaría ocupado con lo de su graduación puesto que no faltaba mucho para ello.

 

 

Pero en cuanto escuchó algo parecido a un viaje, supuso que no era solamente la graduación lo que mantenía ocupado al hijo único de la familia Shim. Miró la gran habitación del menor y sonrió cuando lo vio moverse de un lado a otro.

 

ChangMin había decidido volver a la mansión luego de un tiempo prudente, solo para ir a ver un par de cosas, saludar a los empleados y por supuesto por que necesitaba su ropa, laptop, cuadernos y demás.

 

 

YooChun de repente notó, que ChangMin así de ocupado y hablando casi todo el rato por teléfono parecía todo un empresario. ChangMin había crecido tal y cual como sus padres lo querían, ChangMin era el hijo perfecto, pero ellos nunca estaban ahí para ver en lo que Shim se había convertido.

 

 

—Oh, has estado aquí.

 

 

La llamada finalmente terminó, Changmin dejó el teléfono sobre la mesa y se acercó para poder darle un corto beso en los labios, parecía muy apresurado y concentrado en hacer muchas cosas al mismo tiempo.

 

 

—¿Todo bien?

—Si, solo estoy solucionando un par de cosas y por supuesto viendo como termino de cuadrar todo con respecto a mi trabajo final para la graduación.

 

—Ya veo… Supongo que por eso últimamente me ignoras.

—No te ignoro YooChun, solo estoy algo ocupado.

 

 

ChangMin caminó hasta su cama, ahí donde habían demasiados papeles para el gusto de YooChun, por lo que decidió cruzarse de brazos y dedicarse a observarlo un rato más.

 

 

—Por cierto YooChun. ¿Estás ocupado estos días?

—Creo que no. ¿Por qué?

—Tengo que viajar a Estados Unidos. ¿Me acompañas?

 

 

YooChun sonrió, acababa de escuchar a ChangMin pedirle a la agencia de viajes dos pasajes.

 

 

—¿Y que si digo que no?

—Me pondrías a hacer un trámite engorroso que me da mucha pereza.

—¿Me estas queriendo decir que ya compraste un boleto para mi sin haber aceptado todavía?

—Nos vamos a divertir, lo prometo.

 

 

Y desde ahí, sentado sobre la cama, ChangMin le sonrió, de una manera que hizo que YooChun sintiera su corazón saltar y que sonreír fuera algo inevitable.

 

 

—A veces eres demasiado lindo. Eso es peligroso.

—YooChun que me digas lindo, no es algo de lo que decida sentirme muy orgulloso que digamos.

 

 

Changmin sonrió una vez más, y YooChun decidió sentarse a su lado para besarlo, tomar un par de papeles y leerlos distraídamente mientras ChangMin seguía en lo suyo. Por que estar junto a él, era cómodo así ChangMin estuviera ocupado.

 

 

Él podría esperar por un tiempo de paz, en un par de horas cuando Shim se desocupara.

 

 

 

 

HeeChul tiene una pequeña particularidad a la hora de dormir, cuando se siente realmente cómodo y en paz, se olvida del resto del mundo. Y se deja caer en la cama con total tranquilidad.

 

Por eso en este momento, HeeChul se encuentra boca abajo en la cama, con su rostro un poco ladeado y los mechones de su cabello cubriendo un poco su rostro, con el edredón cubriéndolo hasta la mitad de la espalda, y con un brazo rodeando una de las almohadas.

 

 

Siwon ha encontrado esa imagen tan encantadora, que le ha resultado casi imposible no tomar una cámara y enfocar la imagen adormilado del mayor. Un solo botón y la imagen queda grabada en la memoria de la cámara.

 

HeeChul se remueve un poco sobre la cama, aflora una sonrisa en sus labios y Siwon encuentra que cada acción en HeeChul merece ser fotografiada, por eso enfoca una vez más y presiona el botón otra vez, por que esa imagen de HeeChul una vez más le ha encantado.

 

 

—Deja de hacer eso…

 

 

En ese preciso momento la voz de HeeChul suena adormilada y algo cansada, ha levantado su mano y ha tapado la cámara, con una pequeña sonrisa en los labios, consciente de que no es el mejor momento para una foto.

 

 

—Oh, vamos… Te ves muy bien.

—No es cierto.

 

 

Siwon decide hacerle caso a HeeChul y deja la cámara de lado, se apoya un poco sobre el borde de la cama y sonríe. HeeChul ya no tiene sus ojos cerrados, ahora en cambio le sonríe y suspira ante el sueño que todavía lo embarga.

 

 

—¿Qué hora?

—Es muy temprano.

—¿Y por que me has levantado?

 

 

HeeChul busca el reloj junto a la mesita de noche y arruga el entrecejo al ver la temprana hora de esa mañana, y se vuelve a acostar.

 

 

—Prometiste que me acompañarías a hacer unas fotografías, levanta.

—No… Por favor… Mañana.

—Eso dijiste ayer.

 

 

Y aunque por un momento HeeChul decide esconderse bajo el edredón, Siwon sonríe, por que sabe que más temprano que tarde HeeChul se va a levantar. Pero en este momento le parece mucho más divertido lanzarse sobre él y hallar la manera de hacerle cosquillas.

 

 

 

 

 

La mañana de ese día es particularmente fría.

 

 

Sin embargo JaeJoong no es capaz de apreciarlo, por lo menos no dentro de su Audi azul que en ese momento conduce por las calles de Seúl, lleva una mano sobre el borde de la ventana de su auto, con los dedos sobre sus labios y su otra mano en el volante.

 

Esta concentrado, pensando concienzudamente en su futuro y en lo que le tocara afrontar más adelante, pero aún inseguro de lo que debería hacer, ha visto a YunHo todo el tiempo y verlo supone que no lo ayuda a tomar la decisión correcta.

 

 

Frena el auto en cuanto la luz roja del semáforo aparece, y su mirada viaja hacía el asiento del copiloto, ahí donde una pequeña caja blanca se encuentra. Mira con atención la caja que contiene las invitaciones para la boda y suspira.

 

 

JaeJoong aun se siente confundido.

 

 

Destapa la pequeña caja y toma una de las invitaciones, la fecha esta marcada para dentro de casi dos meses, tal y como sus madres lo habían decidido. Vuelve a dejar las invitaciones en su lugar y suspira.

 

La luz verde ha hecho su aparición y JaeJoong continúa conduciendo como si nada. Sin embargo un pequeño momento de entendimiento llega a su cerebro y decide detener su auto un momento, justo en la mitad de aquel puente en el que se encuentra.

 

 

Se baja con tranquilidad, tomando la pequeña caja entre sus manos y mirándola como si en realidad no deseara lo que va a hacer, pero sabe que en el fondo es lo correcto, es lo que debe hacer.

 

Se acerca al tacho de basura a un lado del puente y para evitar rectificarse en cualquier momento, cierra los ojos y suelta la caja. La deja caer sobre el tacho de basura y suspira, caminando un poco más lejos del tacho y apoyándose en el barandal del puente. Observando el agua tranquila de ese día.

 

 

No puede haber boda entre dos personas que no se aman, por lo menos no cuando solo una de las partes se encuentra enamorada. Y aunque sabe que en el fondo le gustaría escuchar de YunHo algo que le diera indicios de un futuro.

 

Si YunHo no ha dicho nada hasta ahora, es por que quizá no haya nada de que hablar.

 

Poniendo su vida desde una perspectiva, demasiadas cosas han cambiado.

 

 

—Creo que… Finalmente, no soy tan egoísta como para retenerlo a mi lado de esa forma.

 

 

Y apoyado ahí, sobre el pequeño barandal de ese puente, JaeJoong cierra los ojos y decide sonreír un poco y suspirar, por que está seguro de haber tomado una buena decisión.

 

 

 

 

 

—Ha sido un día cansado.

 

 

Hyun Joong miró el café frente a él y sonrió tristemente.

 

YunHo frente a él tomó asiento y se sirvió un poco de azúcar en su café, Hyun Joong permaneció inmutable un rato más y YunHo decidió servirle un poco de azúcar en la taza al cantante, por que al parecer no tenía muchos ánimos de nada.

 

 

—Casi matas a nuestro director de un coraje.

—Si… Lo siento, no se que me pasó, no paraba de equivocarme.

—Tal vez te dejaste influenciar mucho por los problemas.

—Soy un profesional, YunHo.

 

 

Por un momento Hyun Joong pareció molesto, pero al darse cuenta de su error, al notar que no era la persona con la quien debía molestarse, finalmente suspiró y volvió a bajar la mirada.

 

 

—Lo siento. Estoy demasiado estresado últimamente.

—Es todo eso respecto a la banda. ¿Verdad?

—La prensa nos tiene locos, y a mi me toca intentar mantener a los muchachos estables, pero me siento muy cansado.

 

 

—Es lo duro de ser un líder. Despreocúpate conmigo, sé lo que es tener que mostrarse fuerte ante los demás. Pero yo no soy parte de tu banda, yo soy tu amigo, frente a mi puedes ser todo lo débil que quieras.

 

 

Hyun Joong no había probado ni siquiera un poco de su café, miró la taza llena y sonrió, YunHo no había cambiado ni un ápice desde la última vez que se vieron y eso era agradable. Si embargo, antes de que lograra completar un pensamiento, Yunho se levantó.

 

Lo vio cambiarse de asiento, justo al que se encontraba a un lado del suyo, él estiró los brazos y a Hyun Joong no le quedó más que mirarlo a la cara. Fueron unos segundos los que le tomó entender lo que Jung pretendía, pero finalmente sonrió.

 

Se juntó al cuerpo de YunHo y escondió el rostro en el pecho de él. Sintiendo como sus brazos y su aroma lo rodeaban. La calidez y la protección de YunHo lo albergó por un momento y mientras, no se sintió tan solo en medio de todo.

 

 

 

 

 

Las palabras de YunHo aún rondaban en su cabeza.

 

JunSu miró la hora en su reloj y suspiró por quinta ocasión, bebió un poco de la soda en sus manos y permaneció sentado en la mesa de la cocina, había un viento ligeramente fuerte afuera y suponía que con ese clima Mir no saldría.

 

 

…Pero se equivocó.

 

 

Mir salió de su habitación con una bufanda cruzando su cuello y una chaqueta color vino abrigándolo, un pequeño relámpago sonó y JunSu se estremeció con eso, probablemente llovería. ¿A dónde iría Mir con este clima?

 

 

—Su, voy a salir. Nos vemos luego.

—Mir… Hay un clima horrible.

—Solo parece que va a llover, no te preocupes.

 

 

Él lucía preocupado en ver que llevaba todo, la billetera, las llaves, el celular, JunSu incluso apretó los puños. Por que a Mir parecía no importarle el clima con tal de salir.

 

 

—Supongo que vas a encontrarte con Joong.

—Supones bien.

 

 

Finalmente, Mir le sonrió, demasiado dulcemente para el gusto de él, guardó el celular en el bolsillo de su pantalón e incluso levantó una mano en señal de despedida, pero JunSu fue más rápido y se levantó, de camino a la puerta de entrada en el departamento.

 

 

—Ya basta… No salgas…

 

 

Incluso estiró las manos frente al menor, como si con eso pudiera detener su salida, Mir sonrió divertido ante aquella acción y se cruzó de brazos.

 

 

—¿JunSu has perdido la razón? Déjate de tonterías.

—No quiero que salgas.

—No eres mi padre, JunSu.

—¡Pero no quiero que salgas!

 

 

Mir en esta ocasión arrugó el entrecejo y soltó sus brazos. Por que empezaba a sospechar que esto era algo más que un simple berrinche de parte del modelo, por lo mismo empezó a agarrarlo por los brazos, con el objetivo de poder moverlo de ahí.

 

 

—¡JunSu sal de aquí! Esto es ridículo… Quítate.

—¡No me da la gana! No quiero que salgas.

—¡No eres quien para prohibirme algo!

 

 

Incluso mientras esas cortantes iban siendo pronunciadas, Mir comprendió que era un error siquiera pensar en decirlas, pero en realidad no estaba pensando cuando le gritó aquello a JunSu, pero al parecer funcionó.

 

 

Por que JunSu aflojó el agarre, y se movió un poco hacía la derecha, permitiéndole la oportunidad de salir si así lo deseaba, pero JunSu bajó la mirada hacía el suelo y apretó los puños. Mir no se movió.

 

 

—Su… Lo siento, no quería decirte eso, es solo que…

—Tienes razón. Yo no tengo por que prohibirte nada.

—Pero…

—Es solo que me molesta.

 

 

Mir levantó la mirada consternado, por que de repente JunSu lo miró a los ojos y suspiró. En ese momento, Mir sintió su corazón agitarse, y otro trueno impactó en el cielo.

 

 

—No me gusta sentirme así, sin saber por que sales con Joong todo el tiempo, me molesta, me enoja no saber que haces con él, no quiero que salgas con él, por que él cree que tiene el derecho de besarte y abrazarte y a la distancia yo no puedo evitarlo… Yo… Me siento celoso de la relación que tienen… Por que te quiero para mí.

 

 

El único momento en el que Mir desvió la mirada de aquellos ojos fue para ver aquellos puños apretados, buscando un poco de fuerza con la que pudiera expresar esas palabras, quizá fue esa repentina confesión. Quizá fue el clima que empezó a empeorar o que diez minutos más tarde Joong llamó para cancelar por que el clima no era favorable.

 

 

Pero esa tarde, Mir cerró la puerta y se quedó.

 

 

 

 

 

—Hay un clima horrendo. ¿Crees que nos dejen viajar?

 

 

ChangMin miró la hora en su reloj y tomó la mano de YooChun entre las suyas.

 

 

—Espero que si, este viaje es muy importante.

 

 

YooChun tan solo asintió, entrelazando en esta ocasión su brazo al del menor quien solo sonrió ante aquello, y en especial cuando YooChun dejó caer la cabeza sobre su hombro, suspiró levemente y cuando su vuelo fue anunciada se movió un poco para que YooChun abriera los ojos.

 

 

—Ya es hora, vámonos.

—Ya me dio sueño.

 

 

El mayor se comenzó a quejar de que era más cómodo dormir sobre su hombro y ChangMin se comenzó a replantear el hecho de quien parecía el mayor dentro de esa relación, pero hubo un momento mientras ya caminaban hacía el avión, cuando YooChun se dedicó a mirar al piso y suspiró.

 

 

—¿Sucede algo?

—He estado pensando… ¿Qué somos en realidad?

—¿A que te refieres?

 

 

—Pues… Nos odiábamos, maltrataste mi auto, me golpeaste y lo sigues haciendo cabe recalcar, pero nos besamos, dormimos juntos, medio vivimos juntos también. Pero nunca hemos hablado sobre… Nosotros… ¿Esto es estúpido?

 

—Lo es.

 

 

Su brutal sinceridad pareció tomar sorpresa a YooChun, por que abrió sus ojos muy grandes y luego tosió brevemente, disimulando que no lo miraba y por supuesto que mucho menos le importaba.

 

 

—El rey del tacto Shim ChangMin.

—¿Eso quiere decir que te gusta como te toco?

—No me refiero a ese tacto, mocoso pervertido.

 

 

YooChun agitó los cabellos del menor y él solo rió brevemente.

 

 

—Creí que me conocías lo suficiente como para saber que no voy por la vida besándome con cualquiera.

—Bueno, eres un chico muy extraño.

 

 

ChangMin le proporcionó un pequeño golpe a Park, uno sobre la espalda para que se quejara y dejará de reír con esa risa que tanto le gustaba escuchar. Por que amaba escuchar su risa, no estaba seguro de que tenía. Pero le encantaba escucharlo reír, por que se reía frescamente, sin preocupaciones.

 

 

—Entonces… ¿Qué somos?

—Supongo que algo así como… Una extraña pareja.

—Bueno, eso es mejor que tener una ‘relación indefinida’

 

 

ChangMin sonrió un poco y estiró su mano derecha para que YooChun la tomara y entrelazara sus dedos con cuidado mientras caminaban lo que faltaba hacía el avión, ambos tomados de la mano.

 

 

—Pero… ¿Te gusta o no cuando te toco?

—Si, ChangMin. Me encanta cuando me tocas.

—Es bueno saber eso.

 

 

YooChun únicamente sonrió.

 

 

 

 

 

HeeChul corrió hacia la entrada de la residencia Kim, con una mano intentando taparse de la lluvia, y con la otra sujetando con fuerza la mano de Siwon, quien al igual que él intentaba terminar no demasiado mojado por la lluvia.

 

 

—Espero que esta reunión de improviso de Jae valga la pena.

 

 

Siwon sonrió ante las palabras de HeeChul y limpió un poco su ropa de las gotas de lluvia de esa tarde, la puerta se abrió gracias a una de las empleadas y ambos asistieron tranquilamente.

 

Dentro, los padres de YunHo y JaeJoong conversaban tranquilos, entre risas y copas con vino. Siwon saludó con cortesía y HeeChul buscó a YunHo para agarrarlo por el brazo y saludarlo con una gran sonrisa.

 

 

—Yunnie… ¿Sabes de que se trata todo esto?

—Ni idea, solo recibí la llamada de JaeJoong y ya. Además ni si quiera me ha querido contar de que se trata todo esto.

 

 

Jaejoong bajó las escaleras con tranquilidad, con una sonrisa conciliadora en el rostro y respirando profundo como para tomar aire ante sus próximas palabras, YunHo quiso acercarse a él, pero JaeJoong parecía concentrarse en lo que diría.

 

 

—Les agradezco por haber venido a pesar del clima que hay.

 

 

Heyon miró a Leah con algo de duda, sin embargo la mamá de JaeJoong no pudo hacer nada más que levantar un poco los hombros en señal de que no tenía la menor idea de lo que su hijo planeaba.

 

 

Jaejoong ha respirado hondamente una vez más.

 

 

 

—Quería aclararles a todos que el día de hoy, me he desecho de las invitaciones para la boda.

 

 

YunHo levantó la mirada con duda y sus padres arrugaron el entrecejo, sin contar con que Leah se levantó de su lugar, mirando atentamente a su hijo y las palabras que estaban saliendo de su boca.

 

 

Por que no entendía, nadie entendía.

 

 

—Hoy, he decidido cancelar el matrimonio y cualquier tipo de compromiso entre YunHo y yo. Somos amigos y hemos descubierto que estamos bien así, no queremos dañar las cosas. Así que por favor les quiero pedir que reconsideren la decisión del compromiso. Por que yo por lo menos no pienso continuar con esto.

 

 

HeeChul de inmediato dirigió la mirada a su primo, YunHo mantenía en su mano la copa con vino blanco, sin menguar algún gesto en sus facciones. El padre de YunHo se levantó de su lugar, con su mirada firme y sus ojos puestos en él.

 

 

—¿Y tú YunHo, piensas igual que JaeJoong?

 

 

Los segundos para JaeJoong en ese momento pasaron lentamente, de una manera que casi fue hasta insoportable. Espero que se negara, espero que se opusiera, espero, a que YunHo dijera algo…

 

 

—Lo que yo opine o no, supongo que ya no es importante. Por que si JaeJoong ha decidido que casarnos no funcionará. Yo no me puedo oponer.

 

 

Y así de sencillo, JaeJoong bajó la mirada y sonrió con pena, llevando un mechón de su cabello hacia atrás, sintiendo la mirada de Siwon sobre si.

 

 

—Entonces no hay nada más que decir, el matrimonio queda cancelado.

 

 

Hubiera sido preferible que pudiera mostrar un poco de alivio o de alegría cuando menos, pero Jaejoong sabía que eso en este momento era algo prácticamente imposible. Por eso cerró los ojos y suspiró, convenciéndose una vez más, de que estaba haciendo lo correcto.

 

 

FIN CAPITULO VEINTICINCO

5 comentarios sobre “Se solicita novio: Capitulo 25

    Anónimo escribió:
    26 agosto, 2012 en 3:58

    ay! pero es ke me vas a matar de un coraje Yunho de veras!!!!

    Me gusta

    Jaqueline Cassiopeia escribió:
    20 julio, 2013 en 13:38

    noooooo jae 😦 como vas a cancelar el compromiso???

    Me gusta

    Blanca Jaejoongie 윤재 escribió:
    22 febrero, 2015 en 16:48

    No!!! Jae no la canceles! Y Yunho por que dices eso, si no es lo que sientes? Espero que se arregle cuanto antes estoy creo que quien los ayudara será Siwon y hasta tal vez Heechul(?) ? Qué triste!
    Me alegra que el YooMin este bien como dicen una pareja diferente pero llena de amor….
    Y Junsu algo así como que se le confesó? No estoy segura sí eso es una confesión…. Pero que hará Mir? No es o que esperaba? Ojalá se arreglen tal como el YooMin
    Yunjae! Quiero un final feliz!

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    20 julio, 2015 en 10:44

    Aaigooo Chunnie queria que Min le dijera que son Noviiios cositaaa sufre maltrato y lonsoporta por amor aigooo son en encanto Chunnie si queres que eso pase te toca dar Ooootra vez el primer paso. jajaj tan mimosito mi Chunnie¡¡¡ Yunho eres una luz en el camino Claro Candil de la calle osruridad de tu casa verdad? como es que puedes ver cuando los demas estan enamorados como ocurrio con el Yoomin y ahora con el Su Mir y con lo tuyo parece que de ratos te da el sindrome del “No veo naaádaaa?” yaaaa Yunhoo te had pasado pobre Jae. Ay Su ya era horaaaa te quedo bien bonita tu confecion cositoooo¡¡¡¡

    Me gusta

    laucamp escribió:
    31 marzo, 2016 en 13:05

    Jae tiene razón, Yunho no tiene ninguna reacción positiva o negativa con respecto a Jae, es indiferente y en una relación tiene que demostrar sus sentimientos y Yunho los demuestra con todos, menos con Jae.

    Gracias!!

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s