Si tu me quisieras: Capitulo 10

Posted on


Si tu me Quisieras.

 

CAPITULO 10: Te quiero tanto que olvido a veces, que el fuego no se toca.

 

 

 

—Oppa, escuché que irán a Los Ángeles en unas semanas ¿Es cierto?

 

ChangMin bebió un poco de su MilkShake, dejó que el sabor inundara su boca y una sonrisa de felicidad asomó en sus labios, asintió levemente ante la pregunta de su novia y luego de eso suspiró.

 

—Wow, ha de ser muy emocionante, me alegró por ti Oppa.

 

Vio sus manos jugar entre ellas, la sonrisa tímida en el rostro de la muchacha al sentirse observada y ChangMin decidió que tenía una novia verdaderamente linda, más que linda una asombrosa persona.

 

—¿Sucede algo, Oppa?

—SoonYu… ¿Cuánto tiempo tenemos saliendo?

—Dos semanas y media.

 

ChangMin volvió a beber un poco, la muchacha había respondido casi en seguida. Y lastimosamente él ni siquiera recordaba el día exacto en que le había pedido a la castaña que salieran juntos.

 

—Es mucho tiempo ¿No?

—No mucho, pero en todos y cada uno de esos días he sido muy feliz, Oppa.

—Yo también.

 

Se encargó de regalarle una pequeña sonrisa a la muchacha y aunque ella logró sonrojarse, aún así le sostuvo la mirada por un largo momento. ChangMin no era infeliz junto a ella, pero verdaderamente tampoco era feliz a su lado.

 

No en esas condiciones de amor unilateral.

 

—SoonYu… Creo que debemos terminar.

 

 

+—+—+—+—+—+

 

 

YooChun tenía una gran sonrisa en el rostro. JunSu acababa de salir a dar una vuelta con JunHo y en el departamento solo estaban JaeJoong y él, a pesar de que la boda había sido a apenas hace dos días y esa sonrisa estúpida en su rostro no se borraba. Camino hasta la cocina y JaeJoong permanecía sentado en una de las sillas del comedor, con la mirada perdida y una taza en las manos.

 

—Jae… ¿Estas consiente de que la taza está vacía?

Kim se sorprendió ante la presencia de su compañero. —¿Vacía?— JaeJoong sonrió. –Iba a servirme un poco de té, pero supongo que olvide hacerlo.

YooChun tomó una galleta de la alacena y se sentó frente al mayor. —¿Todo bien?

 

—No sé.

—¿No sabes?

 

JaeJoong suspiró y lo miró a la cara. No convencido de sus siguientes palabras, JaeJoong decidió que no podía continuar guardando todo aquello para él solo. Dejó la taza sobre la mesa y volvió a suspirar.

 

—Ayer hablé con YunHo.

—¿Sobre?

—Le dije que lo amaba.

 

YooChun abrió los ojos un poco más de lo habitual, dejó la galleta a medio comer y dejó que sus manos buscaran las de JaeJoong, apresándolas levemente, como un apoyo incondicional, el cual no era necesario afirmar, por que era de sobra hacerlo.

 

—¿Qué te dijo?

 

JaeJoong emitió un corto suspiro de sus labios mirando atentamente hacía la tasa vacía ahora entre sus manos.

 

—Esta confundido, sus ojos… Él está confundido. No sabía como decirlo y de algún modo.— Por un momento JaeJoong sonrió. –Fue gracioso verlo tan confundido, tiene muchas dudas. Y yo no dudo que me quiera, pero se quedó sin palabras y eso basto para comprender que hay muchas cosas a las que no se ha podido acostumbrar. Entre ellas, ChangMin.

 

YooChun se apoyó en la silla y suspiró, mirando hacía le blanco techo.

 

—Así que está confundido.

 

JaeJoong asintió. YooChun soltó sus manos y balanceó su silla un poco hacía atrás. –Min… ¿Sabe que YunHo siente algo por él?

—No lo sé, creo que no.

 

—YooChun… Lo he pensado y quizá fue mi culpa por no habérselo dicho antes. Quizá antes, cuando todavía no se sentía confundido hubiéramos salido y quizá juntos, YunHo no hubiera dudado.

 

—Es tanto tu culpa como la de YunHo.— La voz de YooChun fue tranquila. –Así como YunHo esta dudando ahora, podrías haberlo hecho tú. No se trata de buscar culpables. Se trata de que al final. Los sentimientos son muy volátiles. Pero muy seguros al mismo tiempo. Si YunHo duda, hizo bien en decírtelo, para no darte falsas esperanzas.

 

—¿Y si prefiriera las esperanzas?

 

—Entonces serías muy estúpido.— YooChun sonó incluso un poco cruel, JaeJoong agachó un poco la cabeza. –Por que si el día de mañana YunHo escoge a ChangMin, terminarías odiándolo porque te hizo pensar en un futuro juntos. Un futuro que él no te puede prometer.

 

JaeJoong suspiró. –Si YunHo no me quiere esta bien, por que entonces tendré que soltarme de esos lazos que aprietan tanto mis brazos. Y seguirá siendo mi mejor amigo, tomara tiempo pero no es imposible. ChangMin siempre ha sido el más maduro de nosotros, pero al final soy yo quien ha tenido más experiencia y pensar con la cabeza fría de vez en cuando ayuda.

 

—¿Lazos? ¿A que te refieres?

 

JaeJoong sonrió. –No me gusta esperar, pero es decisión de YunHo estar conmigo o no. No soy tan buena persona como para decir que si lo veo con ChangMin soy feliz por que él lo es. Me va a doler, pero sabré sobre ponerme. Por que soy Kim JaeJoong, y puede que un día, más adelante entonces si, me sienta feliz por ellos.

 

—Hablas como si ya supieras cual es la decisión de YunHo.

 

—Conozco a YunHo demasiado, como la palma de mi mano. Pero por primera vez en mi vida no estoy seguro de nada acerca de su decisión. Sin embargo voy a estar preparado para cualquiera que sea su decisión.

 

YooChun sonrió y le dio un mordisco a su galleta.

 

—Eso es algo, que siempre he admirado de ti Hyung.

—Pocas veces me dices Hyung.

—Es que ahora si lo mereces. Te ves maduro y confiado.

—Idiota~

 

JaeJoong se cruzó de brazos y sonrió ante las palabras de Park. En especial por que haber desahogado cada uno de sus sentimientos había ayudado y mucho.

 

 

+—+—+—+—+

 

 

Era una hermosa jirafa.

 

JunHo había detenido sus pasos, justo frente a ese modesto puestito en la calle de aquella vieja mujer, vendía muchos llaveros y colgantes de celular. Pero lo que esencialmente había llamado su atención, era esa graciosa jirafa de llavero.

 

La tomó entre sus manos con una sonrisa en el rostro, no había que pensar demasiado para asimilar ese gran parecido. ChangMin se le vino a la cabeza y el mote aquel con el que JunSu solía molestarlo.

 

—¿Cuánto cuesta?

 

La mujer le sonrió amable y pronunció el precio excesivamente económico con su voz algo dulce pero apagado, JunHo decidió pagar un par de Wons más, le sonrió a la mujer y se empezó alejar con un pequeño asentimiento en muestra de respeto.

 

Jugó con el pequeño peluche en sus manos y caminó lo poco que le quedaba hacía el estudio donde YunHo y ChangMin se encontraban, pensó que sería bueno encontrarlo. Y darle ese pequeño obsequio.

 

Pensó en ese entonces, que una sonrisa de esos labios sería su mayor recompensa.

 

 

+—+—+—+—+—+

 

 

—¿Es en serio?

 

ChangMin levantó la mirada de aquella revista que tenía entre sus manos, semi recostado sobre el sillón, Shim podía observar con relativa facilidad a su líder caminar de un lado a otro mientras hablaba con teléfono.

 

Con una gran sonrisa en su rostro, con los ojos prácticamente brillando de emoción. YunHo se movía y asentía, como si esa persona pudiera verlo, contestaba un par de cosas y ChangMin supuso que le estaban informando de un contrato muy importante.

 

—Hey…

 

Giró con sorpresa al escuchar esa voz tan cerca de su oído y sonrió cuando identificó a JunHo.

 

—¿Cómo así por aquí?

—Digamos que… Quiso visitar.

 

ChangMin decidió dejar la revista de lado, se levantó y abrazó con fuerza al hermano de JunSu quien le correspondió de la misma manera, YunHo al parecer seguía muy concentrado en su llamada.

 

—Tengo que enseñarte algo.

 

JunHo había empezado a buscar en el interior de su bolsillo cuando la voz de YunHo lo hizo girar.

 

—De acuerdo hablamos luego entonces.— Jung, con una sonrisa todavía más amplia dejó el teléfono sobre la mesa, apretó sus puños y levantó su brazo hacía el techo. —¡ChangMin!— Ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar cuando YunHo se lanzó sobre él.

 

Y lo abrazó.

 

Lo abrazó de tal forma que de alguna manera le cortó la respiración, dieron varias vueltas e incluso YunHo entusiasmado dio un pequeño salto de felicidad en el que ChangMin no pudo evitar sonreír por la efusividad del mayor.

 

—¿Qué sucede?

—Me llamaron, los productores de una obra me quieren para un musical.

—¿Musical? ¿Cual?

 

—¡Goong! Amo esa historia, te aseguró. Daré lo mejor de mí, para el musical.

 

Y YunHo continuaba moviéndose demasiado, sus brazos, su cuerpo, su rostro y ChangMin no pudo evitar contagiarse de esa felicidad. Cuando YunHo lo volvió a mirar, lo volvió a abrazar y ChangMin en esos momentos solo deseaba que esos abrazos duraran más tiempo.

 

Pero hubo un momento, un corto momento.

 

En el que YunHo se alejó un poco y sus ojos se clavaron en los de él, YunHo no se separó y él tampoco lo hizo, ChangMin incluso puede asegurar que ambos dejaron de respirar por unos momentos. Por que YunHo solo idealizó la imagen de poder agarrar a ChangMin del rostro y poder besarlo.

 

Y aunque no lo hizo.

 

Su imaginación divagó en poder hacerlo y probar sus labios una vez más. Pero finalmente solo retrocedió un paso y rascó su nuca nerviosamente mientras reía al igual que ChangMin como si nada hubiera pasado.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

Las cosas a veces son demasiado evidentes.

 

Y eso solo vuelve el dolor en tu corazón más intenso, no es novedad y no es como si tuviera mucha experiencia en aquello, pero las cosas a veces lastiman tanto que obligan a cualquiera a llegar al punto de la cúspide.

 

Salió del edificio y logró sentarse en los pequeños escalones de la entrada, pasó las manos por su rostro y suspiró. Entre la alegría y felicidad, JunHo está seguro que ChangMin no notó que salió de ahí.

 

Miró la pequeña jirafa en sus manos y sonrió.

 

—¿JunHo?

 

Para cuando levantó la mirada la imagen de Jaejoong lo tomó por sorpresa, pero aún así decidió sonreír un poco a modo de saludo mientras Kim se sentaba a su lado, como si nada importante estuviera haciendo.

 

—¿Qué haces aquí?

—Vine a visitar a YunHo y ChangMin.

—Oh, ya veo…

 

Y esas últimas palabras de JaeJoong habían sonado ligeramente apagadas. JunHo por su parte solamente sacó su juego de llaves y unió a la pequeña jirafa a su pequeña colección de llaveros, viendo lo graciosa que se veía entre sus llaves.

 

—Es un lindo llavero.

—¿Verdad, que si?— JunHo entonces volvió a salir. –Lastima que a veces cueste tanto tener lo que deseamos.

 

—¿A que te refieres?

 

JunHo se levantó, con una sonrisa en el rostro y guardando sus llaves.

 

—Nada importante, ya me tengo que ir, saluda a YooChun y JunSu.

 

JaeJoong lo observó alejarse, él todavía sentado mientras JunHo se marchaba caminando tranquilamente por las calles de aquella pequeña zona exclusiva, lo miró algo consternado y se preguntó por que estaba tan pensativo de repente.

 

Soltó un pequeño suspiro y miró el gran edificio.

 

Había tomado una decisión y debía hacer lo que creía correcto.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

—De acuerdo… ¡Tomen un descanso!

 

El director levantó la voz y aplaudió un par de veces mientras los actores se comenzaban a esparcir de un lado a otro con un gesto de cansancio en el rostro. Uno de los actores se apoyó sobre YooChun y suspiró.

 

—Muero de hambre y estoy cansado. Hyung… Se buen amigo y compra algo de buena comida para todos. Esta comida del set me está matando.

 

YooChun sonrió ante la queja del menor que parecía fingirse lánguido solo para provocar lastima en él, pero YooChun lo conocía demasiado bien como para saber que solo estaba fingiendo.

 

—Ya, tranquilo. Créeme no morirás. Por lo menos no hasta que terminemos el drama.

—¡Hyung!— El menor se irguió y entrecerró los ojos frente a un sonriente Park. –Eres cruel.— Habló amenazante, pero luego sonrió y lo abrazo con fuerza. —¡Por eso me agradas!

 

—Oppa…— Su compañera protagonista se acercó hasta ellos, atareada entre esa ropa demasiado grande que le tocaba usar. —¡Vinieron a visitarte!—

—¿Visitarme? ¿Quien?

 

Por un momento la duda sobre pasó a YooChun, por que realmente no sabía quien podía ser, sin contar con el hecho de que no cualquiera podía entrar a una estación televisiva.

 

—¡JunSu Oppa!

 

Y la muchacha parecía demasiado emocionada con la presencia de Kim, pero YooChun únicamente sonrió y se empezó a alejar hacía donde un tranquilo JunSu de espaldas, vestido casi todo de negro con una caras gafas en el rostro lo esperaba.

 

—¡Su!

 

Lo abrazó por la espalda, y el menor de inmediato se quitó las gafas con una sonrisa en el rostro al sentir como discretamente YooChun depositaba un beso en su mejilla.

 

—Chunie, te extrañaba.

 

JunSu se giro lo suficiente como para abrazarlo y luego amplió un poco más su sonrisa.

 

—Traje una sorpresa para todo el set.

—¿Una sorpresa?

—¡Mucho pollo frito para todos!

 

Dos muchachos con gorras en la cabeza entraron, con varios paquetes en las manos y el olor delicioso llegó hasta sus fosas nasales. No fue si no hasta unos segundos después cuando prácticamente todo el set se comenzó a acumular justo donde ellos estaban.

 

—Oh, es mucho pollo. ¿Acaso es para todos en el set?

 

Y si, su inoportuno y joven amigo había sido el primero en acercarse, YooChun únicamente se aferró más al cuerpo de JunSu mientras él asentía y los ojos del menor del grupo parecían casi brillar.

 

—¡JunSu Hyung, creo que te amo!

 

En un acto impulsivo el menor agarró a JunSu por el rostro y besó su frente antes de arremolinarse a las cajas que tenían el pollo frito. JunSu rió consternado ante aquello y YooChun rodó los ojos.

 

—Es muy impulsivo.

—Se parece a Min, cuando se habla de comida. No piensa.

—Chunie…

—¿Qué, es verdad?

 

Pronto, los camarógrafos, los extras, el resto de protagonistas, incluso hasta los libretistas y el director estuvieron en el lugar, rodeando a YooChun y JunSu quienes ya se habían alejado un poco y solo sonreían mientras los veían disfrutar del sorpresivo almuerzo.

 

—¿No vas a comer Chunie?

—No, no tengo apetito en este momento.

—Mmh… Bueno, pero cuando termines de filmar, tienes que prometerme comer algo.

—Créeme cuando llegue esta noche comeré un delicioso plato de JunSu al vapor.

 

La voz susurrante de YooChun en su oído, provocó un pequeño sonrojo en el rostro de JunSu quien solo le dio un pequeño golpe en el brazo, a lo cual YooChun respondió con una corta sonrisa.

 

—¡Muchachos! ¡Una foto!

 

Uno de los extras levantó el celular y prontamente todos se acumularon formando un pequeño grupo alrededor de JunSu y YooChun quienes solo sonrieron un poco. JunSu había contestado con un ‘es por apoyarlo’ cuando el director le había preguntado por esta linda sorpresa.

 

Y luego de eso, gracias a JunSu, el corto descanso duró un poco más de lo previsto.

 

Por lo que mientras todos se encargaban de comer el delicioso pollo frito que JunSu había traído, YooChun aprovechó para sentarse junto a JunSu en el borde de la pequeña pileta que formaba parte de la escenografía.

 

—Algún día, tendremos un lugar así.— JunSu había mirado a YooChun, mientras el mayor continuaba viendo el agua caer de un lado a otro. –Algún día, te compraré un pequeño espacio para los dos, solo para los dos.

 

De la manera más discreta que encontró, JunSu logró colocar su mano sobre la de YooChun y cuando Park sintió el contacto solo sonrió.

 

—No necesitas comprarme nada, Chunie. Mientras tome tu mano, cualquier lugar es solo para los dos.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

ChangMin secó el sudor en su frente y bebió un poco de agua.

 

Dejó la toalla en el tacho de ropa sucia y se sentó por un momento en la banca, tenía diez minutos de descanso, así que mientras él si descansaba, pues para variar, YunHo practicaba un poco más perfeccionado un paso.

 

Bebió un poco más de agua y suspiró.

 

La puerta se abrió y frente a sus ojos estuvo uno de sus grandes amigos, vestido elegantemente con esa chaqueta negro ajustada al cuerpo, y con su cabello castaño tocando un poco sus cejas.

 

Kim JaeJoong estaba frente a él y ChangMin por un momento se sintió incómodo.

 

—Hyung…

 

Su voz había sonado relativamente baja, y no es como si de repente la imagen del mayor lo intimidara, pero ahora sus ojos lo miraban de una manera que a ChangMin logró desestabilizarlo.

 

—ChangMin, creo que tenemos que hablar.

—¿Ahora? Es que estamos ensayando y pues… Yo solo me estoy tomando un descanso.

—Esta bien, solo necesito un par de minutos.

 

La expresión de JaeJoong cambió por una más suave y pasiva. Se empezó a acercar con un paso tranquilo hasta sentarse a su lado, mientras jugaba entrelazando sus propias manos y miraba hacía el suelo, intentando hallar las palabras adecuadas.

 

ChangMin quería romper esa extraña tensión que se había formado entre ambos, pero las palabras de JaeJoong lo atravesaron.

 

—¿Qué tanto te gusta YunHo?

 

Su primera reacción había sido moverse un poco, alejarse de JaeJoong y mostrar una sorpresa que le agitaba el pulso y por el cual JaeJoong únicamente había sonreído, al parecer con una sonrisa comprensiva.

 

—Hyung… Yo no se de que hab…

—ChangMin, por favor. Somos adultos ahora. Confía en mí.

 

ChangMin mordió su labio inferior y agachó la cabeza. Apretó con fuerza la botella con agua en sus manos y cerró sus ojos, como si de pronto hubiera perdido el direccionamiento de su vida. Por que él sabia, o cuando menos lo sospechaba.

 

ChangMin sospechaba de los sentimientos de JaeJoong.

 

—Hyung… Lo siento, por favor discúlpame. Yo no supe como pasó pero… Lo siento.— JaeJoong suspiró, abrazó tímida y lentamente a ChangMin, cerró los ojos y algo parecido a la resignación lo albergó. –No hubiera querido enamorarme de él, pero… Lo siento, Hyung.

 

—Deja de disculparte, Min. No tienes por que hacerlo.

—¡Hyung! Yo… Yo se que tú…

—Está bien, Min. Está bien…

 

Y habían sido muy pocas veces en la vida en la que JaeJoong había tenido la oportunidad de ver a un frágil ChangMin, y esta era una de ellas. Por eso lo abrazó todavía más y suspiró, por que lo suponía y confirmarlo dolía.

 

ChangMin amaba a YunHo, tan profundamente como él lo hacía.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

Dos, tres tonadas.

 

YunHo supo que era el momento, movió un poco sus manos y luego se desplazó hacía el lado derecho estiró un poco su pierna derecha y dio un pequeño giro, pero al intentar apoyar el pie izquierdo, este resbaló.

 

—Agh… Maldición…

 

Cayó sentado al piso y arrugó el entrecejo. Tomó con cuidado su tobillo y por la manera en la que lo tocó supuso que no había sido nada grave, por lo menos no había sido ningún desgarre o torcedura. Parecía ser solo un mal golpe.

 

Bufó con algo de molestia y cansancio.

 

Apoyó las manos sobre el piso y cerró los ojos. Un sentimiento de vacío recorrió su cuerpo por un momento, esa tarde ChangMin había llegado al departamento, dejando su celular y llaves sobre la mesa, susurrando un leve:

 

‘Hyung, si me llaman no estoy. Solo quiero descansar hasta el ensayo… Hoy, terminé con SoonYu’

 

Y esas pocas palabras habían bastado para que YunHo por un momento perdiera el horizonte de todo, por que Changmin no lo había visto a la cara, únicamente se había detenido frente a la puerta de su habitación un momento y luego de que terminara de hablar se había encerrado.

 

YunHo se había quedado paralizado con aquello, y luego de la sorpresa inicial, una sonrisa había surcado en sus labios. Quizá estaba siendo egoísta, pero justo en ese momento solo había sentido una agradable sensación en su pecho.

 

Abrió los ojos y volvió a suspirar. Para cuando el reloj diera las diez de la noche todo terminaría, y por fin podría descansar un poco. Pensó que antes de cualquier cosa debía descansar.

 

Luego recordó a JaeJoong y un suspiró más largo salió de sus labios.

 

Extrañaba a su mejor amigo, pero no estaba seguro de hasta que punto.

 

 

+—+—+—+—+—+

 

 

Había mentido.

 

Le había dicho al manager que le dolía demasiado la cabeza y había agarrado el primer auto directo a su departamento. Dejó el bolso sobre uno de los sillones y miró el interior de ese gran departamento que un día hubiera estado lleno de demasiadas personas.

 

Extrañó poder ver a JunSu frente al televisor, por que a su llegada le hubiera sonreído, invitándolo a jugar. Extraño a YooChun sentado en el largo sillón leyendo algún libro, por que él hubiera levantado la mirada, y su mano en un gesto de saludo.

 

Extrañó poder ver a Jaejoong tarareando una canción apoyado en el balcón del departamento, por que él se hubiera acercado a pasar su brazo por sus hombros, lo hubiera saludado, le hubiera preguntado si había comido bien.

 

Y YunHo, el probablemente hubiera estado en la mesa de la cocina, leyendo uno de esos gruesos libros y señalando un par de cosas que le parecieran importantes. Le hubiera sonreído y preguntado por su día.

 

Se sentía solo.

 

Y aunque no fuera así, aunque estuviera rodeado de demasiadas personas. Su enfrentamiento con JaeJoong lo había dejado devastado. Por que entre sus confusiones y miedos había olvidado la opción de que JaeJoong existía.

 

Y que YunHo, pues ChangMin aún no estaba muy seguro de que era lo que YunHo sentía.

 

 

+—+—+—+—+—+—+

 

 

El ruido de las llaves y JaeJoong al abrir el departamento lo primero que escuchó fueron las palabras de una mujer dando las noticias. Caminó con paso lento y encontró a YooChun y JunSu compartiendo uno de los muebles.

 

—¿Qué ven?

 

JunSu fue el primero en girar, mientras señalaba hacía la pantalla plana del televisor.

 

—Son YunHo y ChangMin, al parecer van a viajar a los Ángeles para el SMTown.

 

YooChun lo miró fijamente y JaeJoong suspiró, jugando un rato con las llaves en sus manos. Pensó que eso sería bueno, por que por lo menos por un momento podría tomarse un tiempo para pensar las cosas con más claridad.

 

Sonrió débilmente y sus dos amigos lo miraron consternados.

 

—Que bueno por ellos.

 

Caminó, aún más lentamente hacía su habitación, aprovechando para en el camino poder deshacerse de su ropa y tomar una larga ducha.

 

 

+—+—+—+—+—+

 

 

Entre la mucha gente que había dentro del avión.

 

YunHo pudo identificar con facilidad a Boa, la mujer con el cabello corto se acercó a él con una sonrisa en los labios, besó su mejilla y se sentó a su lado.

 

—¿Y ChangMin?

—Por ahí, conversando con MinHo.

 

La mujer sonrió ante aquello, y arregló un pequeño mechón de su cabello. YunHo supo por aquella actitud, que la mujer deseaba decirle algo pero aún no se se atrevía a hacerlo.

 

—Boa…

 

—¿YunHo, sabes?— Ella volvió a levantarse de su lugar. Con una sonrisa en sus labios y mirándolo directamente a los ojos. –Ya es hora de que tomes una decisión, que espero que sea la correcta, por que sino solo lograras causarles daño.

 

Y con ese andar elegante que poseía, Boa se comenzó a alejar para poder conversar con Yoona quien estaba más atrás. YunHo recordó que Boa era una amiga muy cercana de JaeJoong y suspiró.

 

Colocó una pequeña almohada sobre su rostro y cerró los ojos.

 

Unos minutos después sintió a ChangMin sentarse a su lado, conversando a un con MinHo que empezaba a despedirse para ir a su puesto por que en cualquier momento el avión despegaría. Prefirió guardar silencio y apretar un poco los puños.

 

Por que a veces esa cercanía constante que MinHo mantenía con ChangMin, lo incomodaba.

 

Fin Capitulo Diez.

18 comentarios sobre “Si tu me quisieras: Capitulo 10

    Angelita xD. escribió:
    25 noviembre, 2012 en 23:56

    jajjjjaa celoso Yunho.jajajajja…Boa con idirectas….* quedate con Jae* ajajjaajaj….

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    4 agosto, 2015 en 23:40

    Jaeed tu tan Omma como siempre¡¡ tan comprensivo. Aigooo que situacion. Siemore no importa que o por que siempre me va a carcomer el alma el por que? de esta separacion ¡.¡ No los imagino insultandose ni violentandose unos a otros simplemente creo que ellos lo arreglaban justo asi, sincerando todo lo que sientian aunque doliera. Pobre Junho que dificil darse cuenta asi de lo que Min siente aigooo. Boa tiene Razon aqui todo el mundo ya metio cuchara pero Yunho nada de nada sigue haciendoce el occiso.

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s