Si tu me quisieras: Capitulo 6

Posted on


Si Tu me Quisieras.

 

CAPITULO 6: Él no entiende, o no quiere entender.

 

 

¿Qué es el amor después de todo?

 

No es nada más allá que un recurso masoquista de los seres humanos, para fingir que son felices.

 

Por que se gana tan poco y se pierde tanto.

 

Por que es tan corta la alegría y tan larga la recuperación.

 

+—+—+—+

 

 

 

JaeJoong esa noche no pudo dormir.

 

Razón exacta no había, YooChun había llegado esa noche alegando que quería dormir junto a él y eso exactamente es lo que había hecho, apenas se hubiera sacado la camisa y la chaqueta, puesto uno de sus pantalones para dormir, y dos minutos después lo tenía profundamente dormido a su lado en la cama, no charla, no lamentos, no lagrimas, JaeJoong suponía que había dicho todo lo que tenía que decir con YunHo.

 

¿Le habría dicho lo de su confesión?

 

JaeJoong suponía que si. Sentado como se encontraba miraba a través de la ventana la oscura noche de Corea, con la esperanza de encontrarse a YunHo tomando algo de beber en la cocina, de un salto se levantó de la cama procurando no haber despertado a Park, camino a oscuras sin encender luz alguna, no las necesitaba, conocía a la perfección el departamento.

 

Sin embargo, se decepcionó.

 

No había nadie en la cocina y el silencio habitual de la madrugada lo atrapó. ¿En que había estado pensando cuando le dijo a YunHo que ya no quería ser más su amigo? Impulsos idiotas que no pensaban en su pobre corazón, Si, él ya no quería ser solo su amigo, pero no por eso también quería dejar su amistad.

 

Se sirvió un poco de agua, suspiró y decidió que debía dormir como fuera.

 

Ya al amanecer, sería otro día.

 

+—+—+—+

 

—Buenos días.

 

La voz de YunHo lo hizo despegar la mirada del sartén en que tenía unos cuantos ingredientes, sin embargo JaeJoong prefirió no girar, ignorar la sensación espontanea en su cuerpo y continuar cocinando.

 

Pretendía claramente que YooChun lo entretuviera, leyendo las noticias de ese día, Park YooChun parecía absorto en su propio mundo, con una expresión indescifrable en el rostro, YunHo apenas apretó su hombro con ligereza, sentándose justo a su lado.

 

—¿Y JunSu?

 

YooChun se encargó de responder, con toda la naturalidad del mundo.

 

—Salió con ChangMin y JunHo.

 

Jung observó aquella expresión vacía y supuso que el asunto con JunSu aún no finalizaba, pero sobre todo le llegó a la cabeza que aquel YooChun tan fresco y libre que demostraba ser, no se parecía en nada a aquel que permanecía bajo la sombra de amor que ChangMin proyectaba, y es que simplemente ese no era Park YooChun.

 

—No hay que ser egoísta, SuSu. El amar es compartir.

 

Sus risas, abrazos, secretos compartidos, las largas noches supuestamente disimuladas que pasaba el YooSu juntos. Todo eso no podía ser un amor a medias, no podía de ninguna manera ser un amor unilateral.

 

No le entraba en la cabeza, no podía ser así.

 

+—+—+—+

 

‘Y’

 

La canción de MBLAQ sorprendió a HeeChul, esencialmente por que veía del celular de su amigo, venía del celular de Choi Siwon, quien con toda la tranquilidad del mundo había contestado la llamada sintiendo claramente la intensa mirada de Kim HeeChul, así que luego de colgar, Siwon solamente le envió una inocente mirada.

 

—¿Qué?

 

—¿No que lo odiabas?

—Lo odio, pero su música no es tan mala— Siwon fingió hacer algo importante en su celular ante la escrutiñadora mirada por parte de HeeChul –Además no creo que lo odie, tan solo… No lo aprecio lo suficiente.

 

Kim sonrió y decidió no hacer más preguntas.

 

—No dejes de hacerlo.

—¿El que?

 

Siwon cerró el celular y miró fijamente a Kim –No dejes nunca de sonreír, Chul. Por que aunque no lo entienda por completo todavía, cada vez que lloras o te deprimes, yo me vuelvo un reflejo involuntario de ti. Así que por favor sonríe todo el tiempo, sé feliz como lo eres siempre, por que déjame decirte que yo soy un tipo muy feliz y positivo.

 

HeeChul sonrió, tomo la mano de Siwon y comenzó a caminar fuera del departamento.

 

—Vamos a desayunar fuera Siwie, solo los dos.

 

En esta ocasión fue el turno de Siwon para sonreír, entrelazar sus dedos con los de HeeChul y dejarse guiar por el más bajo.

 

—¿Y a donde quieres ir?

—No sé… ¡Pero yo conduzco!

 

La emoción recorrió las facciones de HeeChul y sin poder evitarlo una mueca de angustia se dibujo en las de Siwon, llevo una mano a su frente y sin dejar de caminar, siguió preocupándose.

 

—Ay Dios a él le encanta la velocidad, él maneja y yo me angustio.

—¿Dijiste algo, Siwie?

—…Nada, Chul.

 

Kim sonrió, quería demasiado a su amigo.

 

+—+—+—+

 

..::..::..::..::..

 

Era su séptima vez en el espejo.

 

Park YooChun se debatía una vez mas, sus conflictos emocionales lo estaban absorbiendo, era de noche ese día, llovía, por un momento su vena romántica se despertó y pensó, que la noche lloraba las lagrimas que el no había podido exteriorizar.

 

—Chunie… Te quiero tanto, no te imaginas cuanto. Pero no puedo aceptar tus sentimientos, por que yo… Quiero a alguien más.

 

Eso había dicho JunSu, con aquella mirada que le impedía siquiera sentirse decepcionado, YooChun no podía olvidar el tacto de esas manos sobre las suyas, apretando con fuerza, sin mirarlo a los ojos, pero al mismo tiempo desnudando su alma.

 

¿Cómo odiar a una persona así?

 

A esa voz, esa sonrisa, esas miradas, esa forma tan única de ser que solamente Kim JunSu posee, a una persona así no se puede odiar, y es que precisamente de eso se había enamorado, de esa parte tan única y especial que solo rodeaba a Kim JunSu.

 

¿Es que acaso JunSu no entendía que decir ‘Me he enamorado de ti’ es muy difícil?

 

¿No lo entendía?

 

Quizá por eso mismo, es que JunSu todavía no le confesaba su amor a Min.

 

—No se trata de los por que, o de quien. Se trata únicamente de que exponerme tan abiertamente sin sentido alguno no tiene razón de ser, Chunie tu y yo tenemos diferentes formas de ver la vida, yo no puedo simplemente pararme frente a él y decir ‘ChangMin, te amo’ El temor me cubre por completo y me pierdo.

 

Ah, A YooChun le hubiera gustado ser aquel capaz de provocar esos sentimientos en Su, le hubiera gustado recibir esas palabras temblorosas de aquellos labios. Pero no quería, no quería que ChangMin las escuchara, YooChun quería solamente una oportunidad. Una oportunidad para demostrarle a JunSu que también podía enamorarse de él.

 

—Su… Intentémoslo.

 

Así fue, directo y sin trastabillar. Simplemente fue Park YooChun y expresó abiertamente lo que quería, lo que deseaba.

 

—Pero…

—Solo te pido una oportunidad, quiero demostrarte que puedes enamorarte de mí.

—No, Chunie. No quiero terminar haciéndote daño. Eres mi mejor amigo, una de las personas más importantes que he conocido en mi vida y…

 

JunSu entonces abrió los ojos en extremo. YooChun simplemente lo había agarrado de la camisa y había jalado de él. Había acercado sus rostros, y ahora lo estaba besando, lo besaba de una forma que JunSu rara vez probó.

 

Es que JunSu es consiente, consiente de que responder a ese beso es darle esperanzas, pero YooChun tiene la culpa, por que lo besa de una forma tan diferente a cualquier otra, por que pasa la mano por su cuello, por que el aroma de YooChun lo envuelve.

 

Por que finalmente a JunSu se le acaban las excusas, y decide solamente cerrar los ojos.

 

Ese beso, será el único. Es lo que se propone JunSu, es lo que tiene planeado, no más. No más besos, solo ese, no más. JunSu se encuentra sentado en el sillón de la sala. YooChun se encuentra frente a él en el otro sillón. Solo ese beso, no más.

 

Concentrado en eso, JunSu no nota cuando YooChun ha comenzado a recostarlo en el sillón.

 

Envuelto en esas caricias, en aquellas fuertes manos y el movimiento de sus labios, Kim empieza a sentir la necesidad de querer tocar también. <<No más>> Para cuando ya se encuentra recostado en el sillón. JunSu toca con cuidado el estómago de YooChun, aquel vientre plano y trabajado. Ha metido la mano por debajo de la camisa.

 

YooChun gime, el contacto lo ha tomado por sorpresa.

 

La iniciativa ha dado paso a que Park también se decida, intencionalmente comienza a rozar con sus dedos la cadera de JunSu, levantando de a poco la camisa, la levanta hasta la mitad del estómago y cuando busca la mirada de JunSu, no encuentra nada, ni si, ni no. Solo nerviosismo, solo agitación, solo duda.

 

YooChun también está confundido, por que no sabe que es lo que JunSu en realidad quiere.

 

Por eso lo besa de nuevo, toma entre sus manos el rostro de JunSu, besa sus labios, los aprisiona, juega con ellos y se siente feliz cuando JunSu con la misma intensidad le comienza a responder. YooChun entonces se decide. La camisa de JunSu va a dar al suelo.

 

Toma con sus manos aquella espalda, lo levanta un poco y logra sentarlo una vez más en el sillón, de esa forma, con facilidad, YooChun logra hacerse espacio entre las piernas del menor, arrodillado frente a él, ambos casi a la misma altura. Sin tapujos, sin miedos o temor, YooChun se quita su playera, ni demasiado rápido, ni demasiado lento. Solamente se la ha quitado, aprovechando aquella mirada de exploración que JunSu ha desarrollado en ese momento.

 

Y Cuando las manos del menor entran en juego, intentando desajustar su cinturón, YooChun vuelve a tomar su rostro y besarlo, atraerlo hacía él y sonreír. Por que no alberga esperanzas todavía, por que sabe mejor que nadie, la diferencia entre el amor y la pasión. Y después de todo, no a cualquiera se le desnuda Park YooChun.

 

—Démonos la oportunidad, Su.

 

Aún sostiene el rostro de Kim en sus manos, lo mira a los ojos, hay duda en esa mirada, la respiración agitada y las manos inmóviles. JunSu se lo está pensando.

 

—¡Hyung!

—Min, es la verdad.

—¡YunHo Hyung! Dile a Jae Hyung que no digas esas cosas.

—A mi no me metan en sus discusiones y toqueteos raros.

—¡Hyung!

 

La risa de JaeJoong se dejó escuchar, Jae adoraba cuando YunHo se ponía de su parte.

 

Sin embargo, dos segundos después su sonrisa se congeló, por inercia observó a Min, el pobre se mantenía con la boca abierta, señalando descaradamente a la pareja sobre el sofá. YunHo sin embargo tenía una extraña mueca en el rostro, abriendo y cerrando su mano constantemente sin decirse a hablar todavía, pero cuando YunHo arrugó el entrecejo, JaeJoong supo que su líder había encontrado las palabras adecuadas.

 

—¿Se puede saber que pretendían hacer en el sofá que TODOS compartimos?

 

Fue automático. JunSu y YooChun se separaron de inmediato. Junsu estaba sin camisa, pero YooChun, el estaba prácticamente ya desnudo, puesto que apenas se hubiera levantado, tuvo que agarrar su pantalón, se encontraba sin correa, y lastimosamente con un pantalón un tanto grande.

 

—Hyung.

 

Oh, Oh. A JaeJoong eso le olió a peligro, YooChun rara vez utilizaba el ‘Hyung’ con YunHo y mucho menos con él. La necesidad no existía, los separaban apenas unos meses a los tres.

 

—Si, habla YooChun por que sinceramente no se por donde empezar a preguntar.

—Esto… Es pues…

—Para empezar, sácame de una duda. ¿Ustedes no estaban jugando, cierto?

—…No ese tipo de juegos.

 

La sonrisa traviesa de YooChun y JunSu de inmediato le mandó un codazo.

 

—¡Chun!

—¡Auch, Su! Que duele.

—Pues te va a doler más sino te comportas, primero hay que arreglar esto y ya luego bromeas.

 

—¡Hey! Que estamos aquí— Finalmente JaeJoong decide hablar, moviendo su mano y agitándola un poco para hacerse notar –Digo, por si se les ha olvidado.

—Hyung, hace rato que se les ha olvidado que no viven solos.

 

ChangMin sonríe, maliciosamente, cuando la mirada asesina de JunSu lo ha encontrado. Ha sido maravilloso, ChangMin siempre disfruta poder molestar a uno de sus Hyung favoritos, JunSu quizá no lo entiende pero para ChangMin, molestarlo, es su forma de demostrarle cariño, cuanto lo quiere.

 

—Como sea…— YooChun duda –Nosotros…

 

Y la duda lo ataca con más fuerza, mira de reojo a JunSu ¿Ellos que? Principalmente ¿Existe un nosotros? YooChun no está seguro y cuando esta a punto de admitir que es un idiota, sorprendentemente JunSu lo ha tomado de la mano.

 

—Nosotros, estamos saliendo. Desde hoy.

 

El corazón, ese musculo traicionero y ciego que habita en todos nosotros, se contrae, y luego se agita. Actuando de maneras tan bipolares que por un momento logra asustarse, pero precipitadamente YooChun también entiende que solamente es una mezcla extraña de nerviosismo y goce.

 

—Ustedes… ¿Qué?

 

La voz de YunHo lo trae de vuelta a la realidad. YooChun carraspea un poco y tomando la confianza que le ha sido otorgada desde hace mucho tiempo, abraza a JunSu, con fuerza, como si temiera que el muchacho saliera huyendo.

 

—Estamos juntos, somos amantes ¿Quieres que te detalles YunHo?

—NO, gracias. He visto suficiente.

—Eso no es nada.

—¡Chunie!

 

Luego de eso lo demás fue fácil, YunHo como líder les dio todas las advertencias posibles, los Pro y los Contra. JaeJoong los apoyó, los abrazó y les deseo mucha suerte, ChangMin sin embargo les reclamo, puesto que ninguno de los dos le había dicho algo con anterioridad. Luego de eso muy a su manera deseándole toda la suerte del mundo a YooChun, ChangMin expresó lo mucho que los quería.

 

 Desde ese día YooChun, sabía.

 

…JunSu y él solo estaban jugando a ser novios…

 

Lo que el futuro trajera era un misterio, lo que el futuro trajera, YooChun esperaba, fuera un amor correspondido. No importaba para quien, a YooChun solo le importa que JunSu, su JunSu de ahora en adelante fuera feliz.

 

Y por el momento esa felicidad ahora estaba en sus manos, junto a él, a su lado.

 

..::..::..::..::..

 

+—+—+—+—+

 

—¿Se puede saber que les pasa a ustedes dos?

 

JunSu y ChangMin levantaron la mirada, asustados ante la mirada enojada por parte de JunHo, sonrieron levemente y ante todo pronostico, luego de aquella sonrisa vino acompañado un suspiro.

 

—¿Están peleados?

—No.

 

La respuesta al unísono logro hacer sonreír a Kim JunHo, quien con su taza con te en las manos decidió esperar a que alguno de los dos empezara a hablar.

 

—Discutí con YooChun— JunHo enarcó una ceja ante las palabras de su hermano.

—Mamá te va a colgar del primer árbol que encuentre si se entera.

—¡Mamá debería ponerse de mi parte!

 

ChangMin sonrió al notar la mueca infantil en JunSu y le agradeció mentalmente a JunHo por lograr que por lo menos por un momento, JunSu volviera a ser el mismo, ya que en este momento no se encontraba emocionalmente estable como para consolar a su amigo.

 

—¿Quién sabe? Mamá es un misterio, a menos que dejes a YooChun por ChangMin nunca te perdonará que hayas dañado lo tuyo con Chunie~…— La voz burlona de su hermano, lo relajó por un momento pensó que JunHo lo sabía, sabía de sus sentimientos por ChangMin, pero cuando vio la sonrisa en aquellos labios, el aire volvió a sus pulmones.

 

—Idiota JunHo, mejor guarda silencio.

—Pero ¿Se va a arreglar?

—…No lo sé.

—Su… ¿Quieres que te diga algo?

 

JunSu solo asintió.

 

—Cuando luego de que te la pasaras tartamudeando media hora, para que finalmente YooChun me terminara diciendo que estaban saliendo, ese día yo pensé que había algo que no me cuadraba en su relación. Era inexplicable, simplemente había un ‘algo’ que no estaba bien, había una brecha de sentimientos enorme, no se si era así o no, pero para mis ojos era así.

 

ChangMin miró de reojo a JunSu, el mayor observaba a su hermano hablar, completamente serio, ChangMin ya lo sabía, desde hace algún tiempo lo venía sospechando, con respecto a la relación de YooChun y JunSu, había una parte, por mínima que esta fuera, que él desconocía.

 

—Sin embargo cuando por fin decidiste contárselo a mamá, ese día fue diferente, fue como si el amor se hubiera renovado o estuviera naciendo, los vi completamente diferente, más unidos, más uno solo, más como una pareja de verdad, y así ha seguido siendo desde ese entonces hasta ahora. Pero no importa lo que yo piense, no importa como lo vea yo. Lo verdaderamente importante aquí es, ¿Cómo lo ves tú, JunSu?

 

—Hyung…— La voz de ChangMin logró desconcentrar a JunSu, giró para observarlo, bebiendo su malteada, Min no lo miraba, solo se dedicaba a hablar, tan sinceramente como solía ser solamente Shim ChangMin.

 

—Aunque tu novio sea un pervertido de lo peor, yo siempre he creído que te quiere demasiado, las personas como YooChun no necesitan de palabras para expresar como se sienten, por que ¿Has notado como te mira? ¿Has notado como lo miras tú a él? Sinceramente… No se que tanto tienes que estar pensando, Hyung.

 

JunHo se mantuvo callado en ese preciso instante cuando las palabras de ChangMin sonaron tan sinceras y por supuesto cuando notó la estupefacción en su hermano. Presencio la sonrisa de JunSu y por supuesto el suspiro que salió de sus labios, su mirada algo apagada y luego como susurró que necesitaba ir al baño.

 

JunHo lo dejó ir, lo dejó alejarse con parsimonia y sin ninguna palabra demás. JunSu era lo suficientemente grandecito como para cometer sus propios errores y saber resolverlos él solo. Así que confiando en su hermano, Kim JunHo lo dejó ir.

 

—¿Y Min, a ti que te sucede?

—¿Eh?

—Tú también te ves demasiado pensativo.

—Es solo… Nada, Hyung.

 

JunHo sonrió, ChangMin de todos era el que menos podía ocultar sus emociones, y lo sabía, le estaba mintiendo, pero si ChangMin no quería hablar, entonces tan solo lo acompañaría es estos momentos de silencio.

 

+—+—+—+—+

 

JunSu cerró la puerta.

 

Puso seguro y observó su imagen en el espejo.

 

¿Has notado como te mira? ¿Has notado como lo miras tú a él?

 

Oh, esas palabras habían dolido tanto, era incomprensible ese sentimiento en su interior, ChangMin no denotaba sentimiento alguno de aquellos que a él tanto le gustaría recibir por parte de Shim. Ni uno, ni uno solo, ni siquiera de duda.

 

—Sinceramente… No se que tanto tienes que estar pensando, Hyung.

 

Si, ChangMin lo quería, mucho, aunque se lo demostrara de una manera muy poco común, molestando, desafiando. Pero había algo escondido en esas frases, había algo escondido en las palabras de Shim ChangMin. JunSu no estaba seguro de que.

 

Apretó los puños, se apoyo en el lavabo y cerró los ojos.

 

Le dolía, le dolía mucho el pecho, ChangMin lo apoyaba, lo apoyaba a volver con YooChun, a ChangMin claramente no le interesaba de esa forma. Y YooChun seguramente no lo quería ni de cerca y la sola idea estaba lastimando su ya de por si frágil situación emocional.

 

…Y por supuesto él se sentía más que nada, un idiota.

 

Para cuando se pudo dar cuenta estaba llorando, se arrodilló con cuidado y tapó su rostro. Lo necesitaba tanto, necesitaba tanto desahogarse, llorar hasta no poder más. Necesitaba tanto esas lágrimas.

 

Tanto o más como necesitaba a Chunie en estos momentos.

 

Para ese momento, JunSu no estaba seguro del por que de sus lagrimas, no sabía si era por la ausencia de amor en ChangMin, o por la ausencia de YooChun. Ni siquiera estaba seguro de que hacer. Confundido como estaba, JunSu solo lloró, esperando secar sus culpas. Queriendo más que todo un abrazo más de Park YooChun.

 

+—+—+—+

 

—Quizá no lo hace intencionalmente…

 

JaeJoong sabía del calibre de esas palabras. YunHo para variar tenía la razón, su única equivocación había sido equivocarse de la victima en este extraño triangulo amoroso. Era YooChun el que sufría. Era ChangMin el que se interponía, patéticamente sin saberlo.

 

—Lo esta lastimando, amándote a ti y estando con el, aunque no lo sepa va a terminar haciéndole daño.

 

Le gustaría ir con YunHo, ir y pedirle disculpas, aunque de lo de las disculpas aún no esta muy seguro. Pero lo extraña. Quiere verlo, hablarle, bromear con él, o solamente estar junto a él. Se arrimó contra el mueble y suspiró, cerrando los ojos pensó en que era muy egoísta.

 

Pensando solo en YunHo, casi olvidando los problemas del YooSu.

 

..::..::..::..

 

—Por que no se que es eso tan maravilloso que siento cuando estoy contigo, cuando te tengo cerca. Por que cuando te veo es como si de repente creyera en el amor eterno, por que cuando te veo desearía creer en lo eterno, en lo infinito todo con tal de no perderte, todo con no dejar de verte. Por que quisiera… Que me amaras tanto como yo te amo a ti.

 

Jae observó los puños apretados en Park, su mirada perdida en el conjunto de botones bajo sus manos, observó su perfil por varios segundos, lo analizó, lo comprendió, lo entendió y finalmente sonrió.

 

—Te equivocas Chunie, a quien amas no soy yo.

 

YooChun de inmediato le devolvió la mirada.

 

—Estoy frente a ti, Jae. Estoy aquí hablándote a ti ¿Y dices que no se lo que siento?

 

—¿Por qué haces esto?— Park se mostró confundido –Si me amaras me mirarías de otra forma, si me amaras lo sentiría, en tus palabras, en tus acciones, justo en este momento en el que me estas diciendo todo esto, notaría en tus ojos aquel brillo que si noto cuando ves a JunSu.

 

A pesar de la situación, JaeJoong se veía tan relajado, tan pacífico, tan increíblemente comprensivo.

 

—Lo siento…— YooChun tomó las manos de JaeJoong apretándolas con fuerza, hasta que finalmente logró arrodillarse en el suelo y apoyó la cabeza sobre las piernas de Kim, cerró los ojos y suspiró –Es que estoy tan confundido, ni yo se lo que quiero a estas alturas de mi vida…

 

—¿Y acaso eso que tanto quieres no es JunSu?— YooChun apenas asintió, sintiéndose cómodo ante las caricias que Jae dejaba sobre sus cabellos –Ya están saliendo ¿Cuál es el problema entonces?

 

—Que el no me quiere a mi.

 

Los movimientos de Jae cesaron, eso no podía ser cierto.

 

—Chunie…

 

—El día que le confesé mis sentimientos, me abrazó y me pidió disculpas por que el ya quería a otra persona, luego de insistirle tanto, por sus gestos, su mirada pude darme cuenta que se trataba de Min. Que lo quería a él y no a mí, que me rechazaba por él.

 

—Pero Min no tiene la culpa. Es más probablemente ni se haya dado cuenta.

—Lo sé, mis sentimientos por ChangMin no han cambiado, mucho menos mi trato hacía él, ni hacía él ni hacía JunSu, pero eso no evita que me siga afectando todo esto. ¿Tienes una idea de lo que me costó aceptar que JunSu me gustaba?

 

—Pero… No entiendo ¿Cómo es que están saliendo entonces?

 

—Por que le pedí una oportunidad a JunSu, que me dejara demostrarle que se podía enamorar de mi, para que se olvidara de él. Finalmente desde el principio es un amor unilateral, siempre ha sido así y aunque JunSu parece adaptarse fácilmente a mi, a veces pienso que es solo por que somos grandes amigos y en momentos como estos me siento tan patético.

 

—Chun… ¿Qué querías demostrarte diciendo que me amabas?

 

—Que JunSu no está tan impregnado en mi, que de verdad no me he enamorado como un estúpido, que puedo dejarlo cuando lo decida, que si no logró hacer que se enamore de mi, esta bien. Quería comprobarme que puedo enamorarme de alguien más. Que aquellas palabras que te acabo de decir, puedo volver a decirlas algún días a alguien más que no sea Kim JunSu, sin sentirme culpable como hoy.

 

—¿Y por que yo?

—Por que eres mi mejor amigo, Jae. Sabía que si te decía todo esto, te darías cuenta que mis palabras no eran de verdad y me comprenderías.

 

JaeJoong volvió a acariciar los cabellos de Park, y él volvió a cerrar los ojos. Aquella tarde pasaron mucho tiempo así, YooChun recuperando fuerzas para volver a sonreír y JaeJoong concentrado en el momento aquel en el que al escuchar todo eso, la empatía había llenado todo su ser.

 

..::..::..::..

 

 

Ya había caído la noche, cuando ChangMin y JunSu por fin hubiera regresado.

 

Se le había ido la tarde recordando, se felicitó mentalmente por haber cocinado un poco de más al notar que JunHo los acompañaba, el ambiente entre los tres era ligeramente ameno. Había paz sobre JunSu. JaeJoong esperaba que ya tuviera una respuesta.

 

Poco menos de diez minutos y ya se encontraban los seis en la mesa.

 

ChangMin se sentó entre JaeJoong y JunHo, en un lugar seguro de cualquier contacto. Cosa que de mucho no le había servido, puesto que a ratos miraba a YunHo, sus expresiones y movimientos, esperando y evitando al mismo tiempo cruzar sus miradas.

 

Por que desde aquella noche, desde aquel beso, no habían cruzado palabra alguna, especialmente por que ChangMin huía cada dos segundos la presencia de Jung Yunho aparecía, tenía miedo y parecía un niño pequeño asustado. No sabe lo que YunHo le pueda decir, y la ignorancia es su máximo temor.

 

JunSu entre su hermano y YunHo, solo miraba su comida, sonriéndole a ratos a su hermano quien parecía todavía un poco preocupado por su estado de ánimo, notando apenas como YooChun se había situado junto a Jae y YunHo. Lejos de él.

 

—¿Y… Como les ha ido? Hace un buen tiempo que no venía por acá.

 

JunHo intentó aligerar el ambiente. Jung le sonrió.

 

—JunHo antes que nada, déjame pedirte disculpas en nombre de todos, me imagino que estas al tanto de lo que esta pasando, me hubiera encantado que vinieras en otro momento cuando no existiera esta tensión, pero estas aquí y es lo importante y te aseguró que tu visita nos es muy importante.

 

JunHo asintió, Jung siempre hallaba las palabras adecuadas.

 

Aún así el ambiente seguía siendo igual de tenso, no había la usual risa de YooChun refrescando el ambiente, los pucheros constantes de JunSu, no habían los momentos YunJae de extrema confianza en los que se hablaban al oído o se reían entre ellos, no había ni siquiera esas casuales conversaciones entre ChangMin y YunHo. Es más si no se equivocaba incluso podía asegurar que ChangMin le huía a la mirada al mayor.

 

JunHo lo sabía había llegado en un pésimo momento.

 

Pudo notar la mirada inquieta de Shim entre sus compañeros e incomodo como se encontraba ante la quietud del YooSu y el YunJae. ChangMin solo se removía en su asiente, incluso con el apetito un tanto reducido.

 

ChangMin se levantó de su asiento. Carraspeó levemente y sonrió.

 

—Voy al baño, con permiso.

 

JunHo suspiró, la tensión entre los cinco era grande y aún más cuando estaban a un paso de afrontar la separación. Los siguientes minutos que duró la comida no fueron mejor, si, cada uno por su parte intentó hablarle y hacerlo no sentir tan fuera de lugar. Pero de mucho en realidad no sirvió.

 

Cuando JunHo vio su reloj.

 

Daban las nueve y media de la noche, momento prudente como para marcharse. Se levantó del sillón en la sala donde se encontraban reunidos y con un cordial ‘Se ha hecho tarde y debo volver’ se despidió, le dio un abrazo a su hermano. Y decidió volver en unos días cuando las cosas entro todos se hayan por lo menos alivianado un poco.

 

—Te acompaño.

 

Particularmente ChangMin se levantó del sillón, JunHo le sonrió a modo de respuesta y en cuanto lo vio tomar su chaqueta, arrugó el entrecejo confuso.

 

—Pensé que me acompañarías hasta la puerta.

—Prefiero hacerlo hasta el carro… La tensión, no va conmigo.

 

JunHo se sintió por un momento vagamente protector con el menor, paso uno de sus brazos por encima del hombro de Min y él solo sonrió. JunHo sentía que de verdad él más afectado en todo esto resultaba ChangMin, de una manera muy especial por que al ser el menor. Era como ver su familia destruyéndose.

 

Así que con la empatía corriendo por sus venas, apretó a Min más a su cuerpo y le sonrió.

 

—Todo saldrá bien, estoy seguro de eso.

 

ChangMin sonrió y suspiró una vez más, decidió por su propio estado de ánimo que las palabras de JunHo eran reales. Y que si, todo en un futuro saldría bien. Decidió que le quería creer, por que sencillamente así lo quería.

 

FIN CAPITULO SEIS

3 comentarios sobre “Si tu me quisieras: Capitulo 6

    Angelita xD. escribió:
    19 noviembre, 2012 en 23:10

    O.O interezante, interezante …solo Max no te enamores Junho jajajaajajjaja….

    Me gusta

    laucamp escribió:
    16 junio, 2014 en 16:13

    Momentos incómodos por los sentimientos encontrados de los cinco. Geacias

    Me gusta

    Chunsadycta escribió:
    3 agosto, 2015 en 0:06

    Nooooo TODOS Sufren ¡.¡ pobre Chunnie Todo te puedo pasar Junsu, que seas pucheroso, lloron, tierno, mimosoote con mi raton, y su centro de antencion pero no que te hagas del rogar con mi hermoso y menos que lo hagas sentir miserable¡¡¡ Señora Kim definitivamente cuelguelo y permita a los chicos del vecindarario hacer de Junsu su piñata jajajaj. No no es cierto Nes eso fue un lindo detalle jajaj lo amee Nesly >.< aigooo todo esto me suena a que es la calma ates de la tormenta y lloroooo, lloro muchoooo. Min es inocenteeee.

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s