Mentiroso, mentiroso: capitulo final

Posted on


 

 

Mentiroso, Mentiroso

Y pues, a la tercera es la vencida, ¿no?

Tercera Parte

 

 

Yoohee no solía ser de esas mujeres que se apegaban demasiado a las personas a menos que fuera estrictamente necesario, pero Yunho era todo el margen de lo contrario. Jung Yunho se había atrevido a menospreciarla y dejarla a un lado cuando usualmente era ella quien solía dejar a los hombres de lado. Las cosas no son así. Nunca han sido así.

 

Sospechaba de él desde que se hubiera quedado con el dichoso anillo familiar, sabía que en algún momento atacaría  de la manera más estúpida en su desesperación por conseguir la dichosa joya, pero nunca imaginó que Jung o en su defecto Shim, conocieran a sus vecinos.

 

Ver a Junsu y Jaejoong claramente vigilando la puerta entreabierta de su departamento la hizo sentir rabia y coraje, oír su conversación un poco y esconderse tras la puerta de las escaleras fue su solución. Lo demás fue sencillamente fácil. ¿Quién no se pondría del lado de la pobre mujer asustada por que el maniático de su exnovio invade su privacidad?

 

Así que ahora estaban todos frente a ella, de espalda contra la pared mientras los policías los arrinconaban y esposaban. Ella tenía la mejor de las sonrisas porque era un juego macabro y perfecto que tenía al pan del día la humillación merecida de Jung.

 

—Esperen, esperen— Junsu se sacudió un poco, alzando su rostro y mirando a los oficiales que empezaban a encaminarlos hacía el ascensor —Se lo aseguro que esto es un mal entendido, nosotros vivimos aquí.

—Señorita ¿es eso cierto?

 

En ese momento Yoohee saltó, miró los hombres frente a ella y sonrió un poco.

 

—Bueno, sí. Pero no sé en realidad porque estaban ayudando a Yunho y su amiguito.

—No nos estaban ayudando.

 

Yunho mintió de inmediato y a Junsu parecieron brillarle los ojos.

 

—¿Ah, no?— Yoohee esta vez sonó indignada —¿Y por qué vigilaban fuera de la puerta de MI departamento?

Jaejoong esta vez se movió incómodo —Bueno…

 

—¡Es todo, llévenselos!

 

El que parecía estar al mando de los otros tres policías alzó la voz y fue cuestión de segundos antes de que todos entraran un poco apretados en el ascensor. Changmin se acercó levemente a Yoochun que no parecía demasiado angustiado y golpeó su hombro con suavidad. Aunque las esposas molestaran y sus brazos estuvieran muy incomodos.

 

—Deberíamos comprar una de estas— Changmin habló bajo, alzando sus muñecas, pero la mirada de Yoochun subió de inmediato con una sonrisa bastante parecida a la del menor —¿Qué dices?

—Por supuesto, eso compensa todo este drama.

 

Changmin amplió su sonrisa, sin embargo los ojos de Junsu abiertos de par en par no pasaron desapercibidos para Park quien de inmediato tragó duro y retrocedió.

 

—¡Lo hiciste por acostarte con este tipo!— Ni siquiera era una pregunta y el grito de Junsu caló fuerte dentro del reducido lugar —¿Si quiera se conocen de verdad?

—Bueno…— Changmin de pronto se había quedado sin palabras.

 

—¿No se conocen?

 

Jaejoong estaba preocupado. Junsu en cambio se enfureció un poco más.

 

—¡Maldición Yoochun! ¿¡En serio vamos a ir a la cárcel por un maldito calentón tuyo!?

—¡Ya no exageres tanto Junsu!

 

Se había armado una zona de gritos dentro de esa pequeña esquina compuesta por Yoochun, Junsu y Changmin, aunque el menor no opinara demasiado y Yunho solo negara con la cabeza mientras Jaejoong suspiraba más bien resignado. Yoohee era otra historia, tenía abiertos los ojos de par en par estupefacta por las insinuaciones que se colaban dentro del ascensor y la imagen ajena de esos dos teniendo algo en realidad.

 

—¡Muy bien, ya basta!— Otra vez el policía al mando alzó su voz —¿No se dan cuenta de la situación en la que se encuentran? Guarden silencio y tenga un poco de respeto por la autoridad.

 

Finalmente las puertas del ascensor se abrieron y fue mortal salir entre las miradas de algunos de los vecinos y el portero que amablemente los saludaba cada mañana. Kim se retorcía de vergüenza y cuando salió a la calle fue todavía peor.

 

—Maldición si me van a llevar a la cárcel, al menos que sea por algo bueno.

 

Junsu ni lo pensó cuando giró y alzó sus manos unidas en un solo golpe que fue a dar directo en la quijada de Yoochun que retrocedió por inercia y adolorido, en medio de sus quejidos y lamentos por la fuerza con la que el otro lo había golpeado. El cuerpo de Yoochun cayó sobre Jaejoong y Changmin en su impulsividad y aprovechando la diferencia de altura empujó a Junsu con su brazo y el ceño fruncido, entonces se armó una guerra sin sentido entre golpes y empujones extraños en la mitad de la vereda.

 

—¡Alto ahí! ¡YA DETÉNGANSE!

 

Así que al final, terminaron con un cargo de más y en carros separados.

 

 

 

 

—Eres detestable…

 

Junsu masculló sus palabras con desprecio, mirando a Yoochun del otro lado de la celda que solo rodo los ojos y toco un poco su lado de la cara afectada. Jaejoong junto a Junsu solo suspiraba a ratos, parecían completamente extraños mientras los dos se mantenían de ese lado y los otros tres permanecían callados en el otro espacio. Por suerte sin ningún otro preso —al menos en esa celda— que los acompañe.

 

—En verdad lo siento mucho.

 

Yunho no parecía tener dificultades en expresar su incomodidad y vergüenza con los otros. Junsu suspiró, porque Yunho a pesar de todo no parecía el imbécil acosador que Yoohee decía y acusaba de ser. Y Jaejoong en cambio solo asintió.

 

—¡Junsu!— La voz de Hyukjae se escuchó desde los pasillos mientras se acercaba corriendo directo hacia los barrotes y Junsu prácticamente saltaba de su lugar para verlo directamente mientras el rostro preocupado de Lee lo observaba —¿Qué diablos pasó? En verdad me preocupó tu llamada.

 

Yoochun desde su lugar alzó una ceja. Fue tan notorio que está seguro —por la cara que puso el mismo Jaejoong— que esa actitud entre Eunhyuk y Junsu fue demasiado evidente, de pronto las manos de Junsu sobre los barrotes de la celda fueron apresadas por las de Hyukjae que en su preocupación ni siquiera midió aquel gesto que para Junsu fue tan natural.

 

—Es una tontería, queríamos ayudar. Bueno, al menos Jaejoong y yo queríamos. Yoochun solo quería sexo.

—Park Yoochun— Murmuró Hyukjae enviándole una mirada demasiado seria a Park que solo sonrió y agitó su mano en señal de saludo —Siempre te metes en problemas por sus mentiras.

 

—Lo sé… Debería cambiar de amigos, pero ese no es el punto, ¿qué averiguaste?

—Pues la mujer no quiere levantar los cargos, a menos que le devuelvan el anillo.

 

Jaejoong se levantó de inmediato —No tenemos el anillo, en el momento en que nos pusieron contra la pared se cayó y no nos dejaron movernos más.

—Pues ella dice que no les cree una sola palabra, sin eso no levanta los cargos.

 

—No se cayó— Yunho se levantó con un pequeño suspiró en sus labios —Dile que aquí lo tengo, que nos libere y se lo entregaré en sus manos.

—Pero, hyung…

 

Changmin prácticamente susurró sus palabras. Sin embargo Hyukjae asintió de inmediato, esperando encontrar a la mujer y que todavía se estuviera por ahí. Yoochun sin embargo se cruzó de piernas y respiró hondo.

 

—Vaya, ¿por qué no nos habías contado nada Junsu?

—¿De qué hablas?

 

—De Eunhyuk.

—¿Qué pasa con él?

 

Sus miradas se encontraron fijamente y Jaejoong decidió colocarse en medio.

 

—Ya basta, no es momento de pelear por tonterías como esas.

—Estamos saliendo ¿y?— Junsu dio un paso hacia adelante —Al menos yo sí puedo tener una relación de verdad con alguien de verdad.

 

Yoochun frunció su ceño, como si de pronto hubiera tomado la decisión de no moverse demasiado y solo mirarlo fijamente. Jaejoong sintió la tensión entre ellos, esa impoluta sensación de que estaba pisando campo minado mientras el silencio se quedaba inmune entre todos los que se encontraban ahí.

 

Pero fue el sonido de los tacones, lo que les permitió al fin girar hacía el lado contrario, posar sus ojos en ella, y su expresión aparentemente fría y calmada mientras procuraba acercarse lo menos posible a los barrotes. Yoohee no tuvo la necesidad de determinar a alguien más, solo fue Yunho. Y su sonrisa apareció en cuanto lo vio levantarse de su lugar.

 

—¿Y bien?

 

Pero Yunho solo caminó, con la mano en su bolsillo y luego el anillo sobre la palma de su mano, apretando un poco el pequeño artilugio, mirándola tan vacío que incluso hasta Yoohee se cansó.

 

—¿Qué esperas Yunho? ¿Quieres o no salir de aquí?

—Todo tuyo.

 

Lo lanzó, lo suficientemente lejos como para que el anillo cayera en el suelo, cerca de los pies de ella, pero Yoohee solo levantó su rostro indignada mientras viraba los ojos. Y resoplaba, con toda la indignación que aquello le producía, fue gracias  a uno de los policías que el anillo llegó a sus manos.

 

No hubo más palabras. Solo la salida regocijante de Yoohee y su paso altivo mientras abandonaba el lugar.

 

 

 

 

Justo un día después, al fin pudieron salir.

 

Changmin miró de soslayo a Yunho mientras al fin ponían sus pies sobre la acera y el sol les daba directamente en la cara, Jung iba conversando tranquilamente con Jaejoong, mientras Yoochun y Junsu prácticamente ni se miraban.

 

Se cruzó de brazos, mirando al otro con su ceño fruncido y expresión amarga.

 

—Bien hecho, hyung— Sus palabras con reproche llamaron la atención de Yunho —Por andar haciéndote el digno, Yoohee no nos dejó salir sino hasta hoy.

—Ah, ya Changmin. El caso es que salimos.

 

La humillación de la mujer les había costado la salida inmediata y de pronto Shim notó que el rostro de Yunho era demasiado tranquilo y apacible mientras conversaba con Jaejoong y sonreía, se paró justo unos metros delante de él con sus brazos cruzados y mirada determinada.

 

Era extraño. Yunho tan tranquilo luego de tantos problemas por el dichoso anillo.

No lo canalizaba en su totalidad.

 

—¡Ah, Changmin!— Jung incluso dio un pequeño salto hacia atrás cuando la presencia del menor lo tomó por sorpresa y se detuvo un instante para parpadear sorprendido —¿Qué sucede?

—Eso es lo que yo te quiero preguntar. ¿Qué sucede?— Sus palabras hicieron a Junsu y Yoochun detenerse también mientras Jaejoong se movía incómodo —Tanto drama por el anillo y que simplemente lo entregaras…. Algo no me cuadra.

 

Yunho sonrió, esa sonrisa directamente inteligente que Changmin conocía muy bien.

 

—Es que Yoohee quería el anillo principalmente porque tenía un alto valor comercial, sin embargo cuando se dé cuenta será o muy tarde o su orgullo no se lo permitirá.

—¿De qué hablas?

 

Esta vez fue Jaejoong el que sonrió, sacando de su bolsillo un pequeño anillo que brillaba más de lo normal.

 

—Cuando la policía nos atrapó, Yunho tenía el anillo y como todos chocamos contra todos, Yunho chocó contra mí y en ese momento me dio el anillo.

—El anillo que le di a Yoohee para que nos liberara era uno de fantasía que compré en un mercado cualquiera, pensaba intercambiarlos para que no se diera cuenta tan pronto, pero no tuve tiempo de cambiarlos porque bueno, la policía llegó.

 

Changmin abrió y cerró los ojos un par de veces. Esa complicidad repentina y casi total entre Yunho y Jaejoong sorprendiéndolo más que el plan tan bien ideado por parte del mayor.

 

—¡Junsu!— Los pasos rápidos de Hyukjae se abrían camino hasta ellos, abrazándose a Junsu sin el menor cuidado y respirando hondo cuando al fin lo descubriera completamente libre —Lamento llegar tarde, tuve que pedir permiso en el trabajo y…

 

—Está bien.

 

Junsu sonrió, abrazado a Lee como si nada más que su voz importara. Por un instante Yoochun los miró y suspiró, como si su amigo hubiera logrado de repente, algo que ni él siquiera había pensado en desear.

 

 

 

 

—Fue extraño ¿verdad?

 

Changmin caminó con él hasta la puerta del departamento. Yoochun había perdido la perspectiva del lugar donde Junsu había ido con Hyukjae y ni siquiera sabía al lugar que había ido Jaejoong, pero estar en su departamento, cansado y con ganas de dormir lo que no había podido hacerlo en aquella celda imperaba, aunque Changmin estuviera ahí, sonriendo y siendo terriblemente atractivo.

 

—Demasiado…— Tomó la camisa del menor con sus manos y se acercó despacio —Jamás había estado en una situación así, por alguien a quien apenas conozco.

—Son las ventajas de las aventuras.

 

Changmin sonrió, con esa capacidad tan suya para cambiar las cosas a su favor.

 

Yoochun estaba cansado, podía ver las ojeras del menor, y ese cansancio que también permeaba en el otro. Aun asi, dio los últimos pasos hasta él, besó su boca como si no lo hubiera hecho desde hace tiempo. Dejó que las manos de Shim resbalaran por su cuello y las caricias se sintieran casi fructíferas.

 

Luego entraron en su departamento, con empujones y movimientos extraños por parte de ambos. Fue el mismo proceso, el mismo sillón, los mismos besos y el mismo deseo del primer día. Yoochun sentía las manos de Changmin por su cuerpo y esa irrefrenable sensación de querer capturarlo entre sus brazos.

 

—Yoochun… espera.

 

La voz amortiguada de Changmin lo tomó desprevenido. Alzó la cabeza para poder mirarlo, a pesar de encontrarse una vez más bajo ese cuerpo, y su respiración agitada.

 

—¿Qué pasa?

—Estoy cansado— Admitió Changmin recostando sutilmente la cabeza en su pecho —Durmamos un poco primero.

 

Y fue un suspiro de alivio el que salió de sus labios mientras abrazaba despacio al menor contra su cuerpo y sonreía un poco —Gracias… Yo también— Rio despacio al igual que Changmin y se descubrió asi mismo abrazándolo demasiado.

 

 

 

Cuando al fin abrió los ojos Changmin no se encontraba sobre él, y contrariamente había mucha más bulla de la habitual, la deliciosa comida de Jaejoong se podía oler fácilmente y cuando se sentó pudo ver a Changmin dormido en otro de los sillones, tranquilo y ajeno al ruido, a las risas de Eunhyuk y la conversación de Yunho y Jaejoong en la cocina.

 

Se levantó mirando de un lado a otro, la mirada de Junsu puesta sobre él de inmediato y deteniendo así la conversación que mantenía con Lee. Poco a poco caminó hasta él, fue como si Hyukjae lo entendiera a la perfección, únicamente le sonrió y objetó ir por agua a la cocina, entonces Junsu suspiró y luego le sonrió un poco, a Yoochun a pesar de todo jamás le había gustado enojarse con él.

 

—Lo siento— Habló primero Kim —Nunca debí decirte esas cosas en la celda.

—No te preocupes, fui yo quien no debió meterlos en todo esto.

 

Junsu sonrió un poco y asintió. —Lo que no lamento es el golpe, te lo merecías— Un puchero en los labios de Junsu fue lo más adorable que pudo ver en él antes de que se lanzara a sus brazos y lo apretara con fuerza, con toda esa que parecía imposible en el cuerpo del más bajo —Eres un idiota Park Yoochun, pero aun así sigues siendo mi amigo y te quiero. No vuelvas a hacer cosas estúpidas.

 

Yoochun asintió despacio, rodeando a Junsu de la misma forma y fue cuestión de segundos cuando vio el cuerpo de Changmin moverse sobre el sillón, para que alejara a Junsu y prácticamente el otro lo golpeara ante su acción.

 

Changmin pareció no darse cuenta mientras restregaba un poco sus ojos y miraba el lugar.

 

—¡Ya va a estar la comida!

 

El grito habitual de Jaejoong sonó en el departamento y pronto tuvo a Changmin a su lado, bostezando un poco, mirando intrigado la manera en que Yunho parecía haberse adaptado a todos con tanta facilidad mientras ayudaba a servir los platos.

 

—¿Siempre son así?

—¿Así?

 

—Tan… familiares— Estiró un poco su cuerpo y sonrió, observando el cabello despeinado de Park —Yunho hyung ama esas cosas, quizá por eso anda tan feliz.

—¿Tú no?

 

—Yo no soy muy dado a esas cosas.

 

Yoochun alzó un poco sus hombros y se encontró con Hyukjae sirviendo un poco de bebida para todos y a Junsu colocando las servilletas sobre la mesa. Y una vez más, él sin aportar mucho a la cena de esa tarde, aunque ahora fuera diferente y tuviera a Changmin escapándose del trabajo junto a él.

 

Era diferente el sentimiento, como si de algún modo hubieran pertenecido al lugar desde el inicio.

 

—Luego de esto salimos por ahí ¿vale?

Yoochun giró mirando al más alto y sonrió —Por supuesto. Aún tenemos algo pendiente.

 

De pronto el brazo de Shim estaba sobre sus hombros y lo conducía a la mesa donde los otros ya se habían empezado a sentar. Notaba la extraña sociabilidad con la que Yunho y Jaejoong se habían acercado, el trance diferente de Hyukjae y Junsu. Pero sentía aún más, esa irrefrenable atracción por Changmin verterse sobre sus emociones con inestable seguridad.

 

Yoochun podía ser muchas cosas, incluso mentir con una facilidad casi despiadada.

Pero Changmin era su contraparte amarga, ese que mentía tan bien como él, y que podía descubrirlo si le daba la oportunidad. Así que sonrió, incluso aunque nadie lo mirara esa vez.

 

Creía haber encontrado, la imperfección perfecta para él.

Y aquello por primera vez, se sentía realmente bien.

 

 

 

FIN

 

 

 

 

 Y bueno, al fin terminé con este mini serial de tres capitulos, que la verdad se hizo esperar demasiado xD

Fue el resultado de una serie de peticiones, y la que lo solicitó fue Vania que espero que aun ande por ahí, leyendo este fic. Me costó demasiado terminarlo xp  Pero espero que haya quedado al menos decente.

Desde las advertencias sabían, que era algo más bien sencillo y con una trama sin muchas complicaciones, aunque fueron saliendo cosas totalmente inesperadas de mi imaginación xD

Muchas gracias a los que hayan leído hasta aquí, gracias por comentar y leer. Se los adora 🙂

Anuncios

6 comentarios sobre “Mentiroso, mentiroso: capitulo final

    tsukijunguk escribió:
    19 abril, 2013 en 20:37

    Me gusto lo que le hicieron a Yeonhee que bueno!!!!

    Y espero que Min y Yoochun ahora si se conozcan xDDD

    Gracias por la historia Nesly

    Me gusta

    fahrshe92 escribió:
    20 abril, 2013 en 10:23

    awwwww… lo ame de principio a fin…. y bien merecido lo tenia esa Yeonhee x ambiciosa, se va a caer patas arriba cuando se de cuenta jajaja XP

    que tal complemento, su imperfeccion perfecta,

    disculpa qe no haya comentado antes, al final siempre me tomaba muxo tiempo leerlo y ya no comentaba, mianhe
    Gracias por este miniserial… saranghe ^^

    Me gusta

    Itayuyi Vivar escribió:
    20 abril, 2013 en 15:50

    Y ke leo todo de un jalón, porke realmente no recordaba, ke te puedo decir, me encantó, relamente adoro a esta pareja, no se ke me diste de ellos ke me hiciste adicta al YooMin. Realmente una muy buena historia, trama sencilla como tu dices, pero sumamente entretenida y agradable!!! Y bien merecido se lo tiene todo el Chun desde el golpe de Junsu hasta el toparse kon la suela de su zapato, ese Min es kien lo termina de poner en su lugar. Y el Yunjae así ligerito y encantador ahh!! lindo también, Nunca había imaginado a Eunhyuk con Su, la verdad siempre los he leído como amigos pero aww!! me parecieron tan tiernos!! en fin creo ke ya se entiende ke me encantó, saludos y gracias, por tan lindas historias ^^

    Me gusta

    Misuzu Black escribió:
    20 abril, 2013 en 23:37

    Espere un rato para este fic 🙂 Debo decir que por tí me he enamorado del YooMin, de verdad los adoro, sus personalidades tan cínicas y perfectas!!!
    Y claro no podía faltar mi amado YunJae

    Me gusta

    vania escribió:
    22 abril, 2013 en 0:00

    si lo leo mujer y muchas gracias por el regalo ame el minchun esos dos son tan lindo esten en la carcel peleados con amigos de verdad que son hermosos y completamente pervertidos jejejeje

    hay señorita ex novia de chun no tienes lo nesesario para de yunnie te haga caso y hasta deverias de sentirte super feliz de que chun se haya dignado a verte o sea el es demasiado para ti jejeje

    Me gusta

    rosiita cm escribió:
    28 mayo, 2013 en 20:46

    waa!! estuvo muy lindo tu fic!! ><
    lo e estado esperando pr tanto!! *-*

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s