Afecto: tercera parte

Posted on


La vida como una dolorosa espiral

..:: 3 ::..

 

 

Yunho entró en la oficina con tranquilidad, con el espacio de la ventana iluminando su oficina que parecía haber sido cuidada con esmero, dentro Junsu arreglaba unos pocos papeles, mientras hablaba por celular.

—Pensé que te tomarías unos días de vacaciones a mi regreso.

—Oh, hyung —Junsu pareció sorprendido ante su presencia, pero casi de inmediato sonrió, hablando veloz por el teléfono y colgando a los pocos segundos— No pensé que regresaras tan pronto.

Yunho miró con nostalgia su escritorio, sus papeles y las pocas cosas que había dejado ahí. Dejó el maletín sobre él y suspiró sentándose al fin en aquel cómodo sillón.

—Jaejoong se reunió temprano con su manager para leer unos libretos o algo así, y la idea de quedarme solo en casa sinceramente no me cuadró.

—Pues bienvenido, hyung.

Junsu le sonrió, con esa pequeña aura que lo hacía sentir realmente en casa, por lo que Yunho le devolvió la sonrisa y revisó unos cuantos papeles que tenía sobre el escritorio, viendo la mayoría de casos ya concluidos.

—¿Hay algún caso por ahí?

—¿Ya quieres empezar?

—¿Y para qué crees que he venido?

Junsu asintió, con esas ganas por la vida que Yunho desde siempre había logrado envidiar, se sentó frente a su escritorio, con algunas carpetas en las manos y frunciendo su ceño en aquella expresión de seriedad que tenía cada que parecía internarse en el trabajo otra vez.

—Hay un par que te pueden interesar…

Y entonces, la vuelta a casa empezó.

—¿No te agrada ninguno?

—El de la época imperial se ve bastante interesante… pero es demasiado largo.

Jaejoong miraba con perspicacia el libreto entre sus manos, el hombre mayor frente a él solo bebió un poco más de café y asintió cuidadosamente. Con las otras carpetas puestas sobre el pequeño escritorio.

—Pues sí, pero se ve bastante bueno y la producción es notable, el director es Kang Seunghee, ya has trabajado con él, y fue él en persona quien me pidió que lo leyeras.

—Oh, Kag Seunghee, lo recuerdo. Pero no lo sé…

—No deberías pensarlo demasiado— El manager agarró otra de las carpetas, enviándola directo a las manos del hombre frente a él— Aunque también tienes este drama romántico, siempre es bueno para atrapar a la audiencia de nuevo.

—Resúmelo.

—Tú eres el tipo millonario, ella es tu prometida. Enfermedad terminal de por medio. Te enamoras de tu doctora. Mueres.

—Cruel resumen.

—Tan solo lo simplifico.

Jaejoong sonrió, soltando un largo suspiro que lo hizo estirar su cuerpo mientras miraba hacía el techo de la oficina.

—Me llevaré los dos, y los leeré con cuidado. ¿Te parece?

—De acuerdo, pero juega bien tus cartas Jaejoong. Puedes empezar a grabar el drama romántico de inmediato y empezar el imperial en un par de meses y se ajustará a la perfección a tu horario.

Jaejoong asintió. Separando las carpetas y mirando al manager que ahora traía varias hojas entre las manos.

—Ahora hablemos de programas de variedades, entrevistas y sesiones fotográficas.  He estado pensando en un fanmeeting dentro de poco, en unas dos o tres semanas a lo mucho.

—Vaya… parece que has tenido mucho tiempo libre hyung.

—Mi secretaria en fan tuya, presiona como no tienes idea.

Jaejoong esta vez rió divertido, mirando la hora en su reloj.

—¿Y Yoochun?

—Dijo que se tomaría unas dos semanas libres, mientras iré revisando un par de libretos que suenan bien para él.

—Ya veo… —A Jaejoong no le tomó mucho tiempo levantarse de su lugar y tomar las carpetas sin demasiado apuro— Creo que ya me iré, te llamo mañana en la noche cuando haya tomado una decisión. Iré a almorzar algo.

—Jaejoong… —La voz suave del hombre lo hizo posar su mirada en él, aquella forma en la que aparecía concentrado en algunas páginas del libreto en sus manos, mientras le hablaba con ese tono cuidadoso que solía usar con él— Ya hemos hablado varias veces de tu situación sentimental, y sabes que cuentas conmigo; pero trata de ser extremadamente cuidadoso ahora que has salido del ejército y tu vida vuelve a ser pública, ya no estás dentro de las nulas cámaras de la militarizada y sabemos muy bien las múltiples razones por las que tu relación debe ser un absoluto secreto.

—Lo tengo claro.

Que lo dijera y que pusiera esa sonrisa en sus labios no hacía que la desazón en su boca al tener que admitirlo resultara menos, que sus puños apretando las carpetas no fueran un evidente indicativo que el hombre mayor frente a él notó de reojo mientras levantaba apenas la mirada de sus papeles.

—Lo sabías desde un principio Jaejoong.

—Sí. No tendrás problemas conmigo hyung, lo prometo.

Pero, entonces ¿quién le restaba ese terrible dolor de estómago que le provocaba la desazón de su realidad?

—Nos vemos luego.

Y sin esperar otra respuesta, Jaejoong salió de la oficina, prontamente lejos de ahí.

—Tráigame unos camarones al vapor, luego pediré algo más.

El mesero asintió con tranquilidad y Yunho verificó la hora en su reloj. Jaejoong estaba demorando un poco más de lo normal, pensó que quizá y hubiera sido buena idea haber invitado a Junsu también, pero luego recordó que en realidad había deseado ver a Jaejoong a solas aunque sea tan solo un instante.

Lo vio bajarse de un taxi a través del ventanal cercano a él, y sonrió.

Como si la espera en realidad no hubiera sido demasiada.

—Bienvenido.

Jaejoong tan solo asintió al escuchar la voz del hombre a la entrada del restaurante y el tiempo se detuvo frente a él cuando al girar en una pequeña esquina aquella esbelta y bella mujer de cabello largo pasó junto a él. Jaejoong se detuvo y pensó. Como si hubiera olvidado incluso como respirar.

Esa sensación…

Entonces giró con fuerza, ahora apenas podía ver el vestido de la mujer moverse sutilmente con cada uno de sus pasos, directo hacía el lado opuesto al que él se dirigía. La conocía, su cuerpo reconocía su sola presencia a pesar de no haber reparado demasiado en su rostro. Luego se perdió entre las mesas y los constantes doblajes y lugares precisamente ubicados para tener privacidad.

Frunció el ceño confundido.

Sé que la he visto en algún lugar

Lamentó el no haber reparado correctamente en su rostro y regresó su camino hasta Jung, con una sonrisa en su rostro y contemplando el agradable recibimiento del abogado con aquella destellante sonrisa en los labios.

—¿Cómo has estado?

—No tan ocupado.

Jaejoong sonrió ante esa respuesta y se sentó frente a él, acariciando velozmente su mano como único reconocimiento entre ambos. Antes de que los minutos comenzaran a pasar veloz entre pequeñas anécdotas del día y el delicioso plato con mariscos que él mismo había logrado pedir.

—Dios… en serio había extrañado la comida de verdad.

—Deberíamos ir a comer algo de ramyun, nunca superare el sabor de algo tan básico como eso.

Kim asintió emocionado en esta ocasión.

—Puedo pasar recogiendo un par. Y para cuando llegues al departamento lo tendré listo.

—¿En serio? —A Yunho incluso parecieron brillarle los ojos— Eso sería fantástico.

Jaejoong rió ante lo fácil que había sido contentar a Yunho y estuvo a punto de acariciar su mano nuevamente cuando los suaves quejidos de los demás y el grito de aquella mujer los hizo sobresaltarse al igual que la gran mayoría de comensales a su alrededor.

—¡Te he dicho no te me acerques más!

Esa voz…

Jaejoong pudo notar por la expresión de Yunho que no se equivocaba en sus suposiciones, aún más cuando giró despacio y la encontró, con su rostro alterado, envuelta por aquel hermoso vestido, con su cabello largo y sus ojos tan diferentes a la última vez que la vio.

—Yoona deja de hacer escándalo. ¿No te das cuenta del lugar en el que estamos?

—Me importa un carajo. Me voy a divorciar de ti. Se acabó.

Cuando ella giró dispuesta a marcharse el hombre la agarró del brazo; hubo ese intercambio de miradas que Jaejoong pudo notar a través de Yoona fue demasiado para ella porque a los pocos segundos ella bajó la mirada y él afianzó su agarre.

—Hablemos en casa.

Fue como si los susurros lentamente acapararan el lugar, y Yoona fue sacada de ahí por aquel hombre de presencia imponente que se alejaba de todos directo hacia el carro que ya esperaba por ellos afuera.

Regresó la mirada a Yunho y todo despojo de felicidad se había evaporado, ahora tan solo estaba más bien consternado, preocupado. Jaejoong tuvo esa terrible desazón de nuevo en su pecho.

—Pensé que habría terminado con ese sujeto.

—Después de tantos años… —Se lamentó Jaejoong, con un suspiro saliendo de sus labios— Ella no merece eso.

Ninguno lo mencionó, pero cuando sus miradas se cruzaron luego de unos segundos el mismo nombre corrió entre ellos. Ese nombre que no se había vuelto a pronunciar en años, que hizo a Jaejoong moverse incomodo en su lugar.

—Ellas eran buenas amigas.

—¿Y lo seguirán siendo?

Jaejoong en el fondo quería ser egoísta. “No te metas” “No nos incumbe” pero Yoona finalmente había logrado dejar mella en él.

—Deberías buscarla… —musitó— Si los dos hablan con ella, podrían hacer algo.

Jaejoong recordó que todo aquello era una ola enorme sobre él. Yoona el primer amor de Yunho, Namin la única relación duradera que Yunho había mantenido con alguien, que todo volviera a mezclarse lo hacía sentirse como el niño torpe e inseguro de años atrás. Ese que fingía tener el mando de la situación, la fuerza y el control.

—Jae… si en realidad tú…

—Hazlo. Solo trata de ayudarla y luego olvidémonos de todo. Eso es algo que no ha cerrado aún. Si no lo haces ahora, no quiero que nos atormente en unos años más.

Yunho lo miró de esa manera, de esa sutil manera que tenía para hacerlo sentir de nuevo con los pies en la tierra.

—Gracias.

Y Jaejoong únicamente sonrió, apretando la mano de Jung levemente y respirando hondamente otra vez.

Pretendes no saber nada, pretendes no verme suspirar

¿Por qué el borrador en tu cabeza sólo funciona cuando se trata de mí?
Mi corazón se acelera mientras te empiezas alejar, y yo todavía estoy en el mismo lugar

Siempre el mismo lugar

Fin de la Tercera Parte


La cacnión pertenece a 2PM (Back to square one)

3 comentarios sobre “Afecto: tercera parte

    aonomatsu escribió:
    21 marzo, 2015 en 18:22

    este capitulo me ha dejado con un mal sabor de boca… nose como con ganas de llorar… porfavor continualo rapido me muero de curiosidad
    besos y gracias por el ezfuerso y el cariño besos

    Me gusta

    miraiyp escribió:
    7 abril, 2015 en 16:13

    Por lo que mas quieras nesly actualiza este fic que lejos es una de tus mejores historias T,T

    Me gusta

    ♡♥☆★카리나☆★♡♥ (@ItaDestita) escribió:
    9 abril, 2015 en 4:51

    Lo se mi Jae y ni modo, haz de tripas corazón, deben cerrar su ciclo de una vez por todas!!! solo así serás feliz con Yunho!!! *^*)9

    Me gusta

☆ Por que mi único sueldo, son sus bellos comentarios ↓ ツ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s